Síguenos en:

Navidad: momentos que tu hijo no olvidará jamás

Navidad: momentos que tu hijo no olvidará jamás

Es la época para recordarles a los niños que son queridos y reconocidos.

Navidad: momentos que tu hijo no olvidará jamás
Por: Annie de Acevedo
23 de Diciembre de 2015
Comparte este artículo

La Navidad tiene una gran importancia en la vida de los seres humanos. Desde mucho antes de la llegada de Cristo al mundo se celebraba una fiesta, por esta misma época, que era un homenaje o un llamado al Sol, el cual se iba ocultando cada vez más rápido en el invierno. Se hacían enormes hogueras, en un intento de acercarse a esa fuerza superior que representaba el fuego con su calor.

Desde siempre, el hombre ha celebrado el renacimiento de una nueva esperanza con ritos. Nos permite así un comienzo limpio, un renacimiento, si así se quiere. Con el nacimiento de Cristo, se inicia una nueva era. Para cada niño, este nacimiento también simboliza su llegada al mundo. Esta celebración le permite al pequeño volver a recrear su ingreso al mundo de manera amorosa.

Así que, como María y José se prepararon para la llegada de Jesús, el niño fantasea con todos los preparativos que hicieron sus padres alrededor de su propio nacimiento. Es, entonces, como esta fecha se convierte en una reafirmación de que los hijos son bien recibidos y bien amados.

La Navidad es una linda oportunidad para dejar grabado, en las memorias de nuestros hijos, el inmenso amor que les tenemos. Los regalos y el tiempo compartido en familia son símbolos de este amor. El niño se convierte en el centro de atención afectuosa, que lo deja ‘emocionalmente tanqueado’ para el resto del año.

Es importante celebrar la Navidad en familia, con los ritos que sean tradicionales para cada quien. Es una época que nos marca y nos ayuda a organizar nuestra vida.

La Navidad, especialmente cuando viene cargada de momentos felices, nos da fuerzas emocionales permanentes para enfrentar lo que venga en un futuro. Ojalá podamos aprovechar esta oportunidad única que nos brinda la Navidad para darles a nuestros hijos sensaciones gratas y de inmenso bienestar, que llevarán consigo el resto de sus días.

Si por algún motivo en años pasados no pudo celebrar en forma esta festividad, este año es un buen momento para reparar y hacerles un homenaje al afecto, a la unión familiar y, sobre todo, a la creación de nuevas esperanzas e ilusiones.

Todos necesitamos de esta ‘magia positiva’, que nos recuerda que somos queridos y reconocidos. Eche mano de todos aquellos símbolos, como el árbol de Navidad, con sus luces; el pesebre, los regalos, las canciones y la cena navideña, que para ustedes representa alegría, y ese sentimiento que nos deja el dar y recibir amor. Las tradiciones son muy importantes, ya que le dan tranquilidad a la familia y, con el tiempo, se vuelven parte esencial de la identidad familiar. Es la mejor arma contra ese temor que todos sentimos al abandono y la pérdida.

Igualmente, es necesario que en Navidad los niños aprendan también a dar, ya sea un dibujo, un objeto, una ayuda a alguien, una palabra alentadora. En realidad, no importa lo que den; lo esencial es que se desarrolle el hábito de dar, no solo el de recibir, sino el de brindar algo. Hay que estar atentos a aplaudir cualquier esfuerzo altruista de nuestros hijos.

¿Creer o no creer?

Permítale a su hijo creer en el Niño Dios o en Papá Noel hasta que él lo necesite. El niño se fortalece con estas fantasías, a nivel inconsciente. Es con estas creaciones como el pequeño construye su realidad. La concepción que el niño tenga del mundo va a depender mucho de esas primeras incursiones en el universo de los secretos, la magia y el amor.

Los adultos también debemos aprovechar esta ocasión para hacer una pausa y ponernos en contacto con nuestros corazones. Es esta época una excelente oportunidad para reflexionar y meditar sobre nuestras manifestaciones de amor. Hoy más que nunca necesitamos de una ‘gran felicidad’ como la de celebrar una Navidad con amor, puesto que luego esto nos va a infundir una esperanza sostenedora para el futuro.

¡Feliz Navidad! 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet