Síguenos en:

Déjelo tener tiempo libre

Déjelo tener tiempo libre

El ocio es un aliado para estimular la imaginación.

Déjelo tener tiempo libre
Por: Marcela Escobar Ramírez
15 de Septiembre de 2014
Comparte este artículo

Muchos padres de familia se preocupan porque sus hijos "no están haciendo nada". En un mundo tan competido y complicado, consideran que la mejor alternativa para preparar a sus hijos para el futuro es inscribirlos en deportes, clases de arte o danza, clubes de matemáticas. En el otro extremo están los padres que deben dejar a sus hijos al cuidado de terceros, y que se angustian porque utilizan todo su tiempo libre viendo televisión o jugando en el computador. Desde cualquiera de estos ángulos, el ocio se está convirtiendo en un pecado, inclusive para los más pequeños.

Sin embargo, el ocio es tan importante, que la Convención de los Derechos de la Niñez de la Organización de Naciones Unidas incluyó, en el artículo 31, el derecho de niños y niñas a la recreación y el tiempo libre. Según esta entidad multilateral, los beneficios del juego son innegables: estimula la imaginación y la creatividad, desarrolla la  inteligencia, enseña y facilita la socialización y a los niños y niñas a manejar sus emociones.

Por eso, en lugar de diseñar unas agendas apretadísimas para cuando los niños lleguen del jardín infantil, los padres deben aprender a dejarles tiempo para que jueguen libremente, ya sea en la casa o en el parque.

Carmenza Botero, pedagoga y directora de Malaquita Proyecto Musical, es una convencida de los beneficios de darles tiempo libre a los niños, pero aconseja que los adultos diseñen ese ocio. Esa “intervención” va desde poner juguetes, libros, papel y pinturas a su alcance, hasta estar pendientes para alentarlos a superar las actividades que se les dificultan y animarlos a que no solo escojan los juegos que se les facilitan más. “Los adultos deben ofrecerles alternativas para que haya un equilibrio entre las actividades que estimulan cada uno de los sentidos”, señala. Los ratos de libertad son importantes para que el niño o la niña descubran sus pasiones, sus fortalezas, en qué se desenvuelven mejor. “En esos ratos el niño va encontrándose a sí mismo y forjando su identidad, porque sabe qué le gusta, qué no, para qué es bueno”, explica Botero.

Inclusive, se puede dejar a los niños ver televisión o jugar en el computador, lo importante es que haya límites para el tiempo que le van a dedicar a esta actividad, y que el adulto asegure que los programas o juegos son adecuados para el menor.

Darle al tiempo libre la importancia que se merece no solo es beneficioso para los niños, sino que puede convertirse en un punto de unión para la familia, al incorporar dentro de las rutinas diarias un tiempo para que adultos y pequeños jueguen. También, es un motivo de reflexión sobre el ejemplo que se está dando a los hijos, ya que si los padres solo se dedican a trabajar y a ver televisión en sus ratos de descanso, no pueden exigirles a sus hijos que utilicen su tiempo de otra manera más creativa.

 

 

 

Comparte este artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
jorelc
Hace 2 años
Buen artículo
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet