Síguenos en:

¿Cómo enseñarles valores a los niños?

¿Cómo enseñarles valores a los niños?

Los niños aprenden con el ejemplo. Que conozcan y practiquen las normas humanas y sociales les ayudará a ser mejores personas.

¿Cómo enseñarles valores a los niños?
Por: Astrid López
29 de Noviembre de 2016
Comparte este artículo

 

Sin duda, el ejemplo es la primera referencia por medio de la cual los niños aprenden del mundo que los rodea, en particular el conformado por sus padres y familiares. Y es su hogar el espacio en el cual se empiezan a estructurar conceptos como el bien y el mal que tras ser asimilados nuestros hijos aplicarán, no solo a nivel familiar sino social. Luego, el colegio ampliará y fortalecerá esa información de manera tal que se convertirá en una guía o norma de comportamiento para toda la vida.

Es lo que comúnmente conocemos como valores, entre los cuales están el respeto, la honestidad, la tolerancia, el agradecimiento, la solidaridad, la responsabilidad y la amistad, o los esenciales para la convivencia como la generosidad y la tolerancia. Entonces, ¿cómo enseñarles valores a nuestros hijos?

Carolina Molina, psicóloga especialista en clínica y desarrollo infantil, afirma que “para los niños sus padres son sus principales héroes y modelos a seguir, así que un buen ejemplo será el pilar de su educación, de su crianza y, por supuesto, de los valores y normas que aprenda y practique”.

Los expertos sostienen que si les se enseñan desde temprana edad y de manera constante, los niños los incorporarán en su mapa de ruta y comportamiento diario.

Te puede interesar: ¿Enseñas valores a tus hijos?

Lo crucial es que la forma de hacerlo sea a través del amor y de que ellos se sientan seguros; es así como se crean vínculos sanos y estables. Según el doctor Gómez, en el “proceso de desarrollo infantil es fundamental que el niño encuentre un referente normativo que le permita, mediante un proceso de autocrítica, adquirir la capacidad de razonar sobre sus propias acciones y formarse un juicio de valor sobre las mismas, para así poder evaluar si sus comportamientos se ajustan o no a los lineamientos morales y éticos que la cultura y la sociedad definen como deseables”.

Valores especiales

HONESTIDAD: una persona honesta se comporta de manera transparente con sus semejantes; quien es honesto no toma nada que no es suyo.

Cuando se está entre personas honestas, cualquier proyecto por pequeño que sea, incluso un juego, se basa en la confianza colectiva. Siendo honestos, además, nos conocemos mejor a nosotros mismos, expresamos nuestros pensamientos y sentimientos, y cumplimos nuestras promesas.

TOLERANCIA: quien es tolerante entiende que todos somos diferentes y acepta a los demás tal y como son. Esta es la expresión más clara de respeto por los otros, y es un valor fundamental para la convivencia entre las personas.

Cuando se presentan conflictos, las personas tolerantes no acuden a la violencia para solucionarlos, sino el diálogo para buscar puntos de acuerdo. Ello no quiere decir que ser tolerante implique no exponer los puntos de vista propios.

SOLIDARIDAD: se habla de ella cuando dos o más personas se unen para un fin común. Es un valor de gran trascendencia pues le ha permitido avanzar a la humanidad. Es tan importante que con ella nos fortalecemos mutuamente.

AMISTAD: es una de las más nobles y desinteresadas formas de afecto que una persona puede brindarle a otra. En particular, los niños suelen ser muy amigables.

Lo vital es ayudarles a los niños a comprender que los amigos se aceptan y se quieren tal y como son, sin que esto quiera decir ser cómplice de todo lo que hacen, mucho menos si es malo o inapropiado.

Asimismo, los amigos son incapaces de engañarse entre sí, y se dan buenos consejos, se escuchan, se comprenden y se apoyan en momentos difíciles.

RESPONSABILIDAD: es la conciencia acerca de las consecuencias que tiene todo lo que hacemos o dejamos de hacer, sobre nosotros mismos y los demás. En el campo del estudio o del trabajo, por ejemplo, el responsable lleva a cabo sus tareas con diligencia, seriedad, prudencia y profesionalismo, porque sabe que todo debe hacerse bien y a tiempo.

Para los padres

• Actúen de manera consecuente entre lo que dicen y hacen. De nada vale que les digan a sus hijos que se debe respetar a los demás si ustedes ofenden a otras personas o si se irrespetan entre sí.

• Fíjenles límites y normas a sus hijos, pues de esta manera se reforzarán valores como la libertad, la igualdad, la justicia, la tolerancia, la solidaridad y el respeto. Recuerden también que la imposición no cariñosa de estas reglas es poco fructífera.

• Dejen claros cuáles son los derechos y los deberes a los cuales todos en la familia tienen acceso, así como asegúrense de que tanto en el hogar como en los demás espacios que experimenten cada día se respeten y se cumplan.

• Promuevan en su casa una educación que se base en el esfuerzo, el refuerzo y la motivación de todos los miembros de la familia. Ninguno se puede quedar por fuera.

• Eviten comentarios despectivos que atenten contra la integridad de los demás, incluyendo -naturalmente- a sus hijos y a sus parejas respectivas.

• Cuéntenles y léanles narraciones e historias que les den sentido práctico a los valores que sus pequeños están comprendiendo e interiorizando.

Lee también: En familia/ La importancia de enseñar los valores a los niños

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet