Síguenos en:

Niños: generación con crisis de valores / Annie de Acevedo

Niños: generación con crisis de valores / Annie de Acevedo

La tecnología sin límites ha creado chicos intolerantes.

Niños: generación con crisis de valores / Annie de Acevedo
Por: Annie de Acevedo*
29 de Octubre de 2013
Comparte este artículo

En estos días de tanta innovación tecnológica es fácil perder la noción de lo que está bien y lo que está mal. Esto se ve claramente en los jóvenes de hoy, quienes viven conectados a un mundo virtual, donde prácticamente todo se puede hacer de manera fácil, rápida y divertida. Si se hace algo equivocado, las consecuencias son pocas y sobre todo pasajeras.

Los videojuegos muestran una realidad atractiva pero agresiva y de alta posibilidad adictiva. Esto es lo que experimenta esta generación de hoy; una realidad virtual que ellos manejan a su antojo. Viven conectados y no tienen conciencia de la convivencia en la vida real y mucho menos del impacto que ellos pueden tener en la vida de los otros. Los niños de hoy no son muy tolerantes de los errores de los demás y tienen una búsqueda continua de la gratificación inmediata. De ahí que hoy en día veamos más jóvenes y niños con problemas psicológicos de todo tipo.

Desafortunadamente, los niños de hoy están muy empoderados, se maduran antes de tiempo y sienten que todo lo pueden. Crecen de manera silvestre, guiados ya no por los papás sino por la tecnología y sus amigos. La capacidad de reflexión, según se ha visto claramente en los estudios científicos, ha disminuido notoriamente. Lo mismo ha pasado con la creatividad. La reflexión implica dedicarle un tiempo a pensar en lo que hago o he hecho, cómo me porto, qué hago bien y cómo puedo mejorar. Sin reflexión se habla sin pensar y se actúa sin medir las consecuencias. Entre más exposición a la tecnología, menos tiempo y capacidad para reflexionar y ser creativos. Esto los vuelve impulsivos y sin criterio para evaluar su comportamiento y el de los demás.

También vemos más agresión, como es el aumento del bullying (matoneo) pues lo que moleste o estorbe se ataca y se saca del paso. Nuestros jóvenes y niños se limitan a imitar lo que ven en las pantallas virtuales, las cuales tienen juegos e información bastante violentos. De otro lado, no hay modelos fuertes atractivos positivos que les enseñen los valores esenciales como el respeto, la honestidad, la generosidad y la empatía. Se necesita que los padres enseñen y modelen valores positivos a sus hijos. Solo cuando existe un vínculo afectivo se aprenden el valor. Los colegios deben reforzar esta enseñanza de valores, pero necesitan el acompañamiento de los padres. Es obvio que se vive en una crisis de valores, en la que el egoísta, el deshonesto, el irrespetuoso se sale con la suya. ¡Eso no debe ser así!

Tarea: acompañamiento, amor y enseñanzas positivas

Los padres tienen que enseñar de manera explícita y clara los valores positivos; los colegios deben darle la importancia que estos se merecen, teniendo un programa parecido al académico, que solo se dedique a enseñarlos. Los niños también deben estar expuestos a aprender sobre sus emociones y las de los demás, a desarrollar empatía para lograr así una sana comunicación. Una educación excelente es aquella que no abarca solo lo académico, sino lo afectivo, lo social y lo ético. Queremos no solo buenos estudiantes sino buenos seres humanos. Una educación completa para tener éxito en este siglo debe hacer énfasis en el desarrollo del pensamiento crítico (la información está en Internet), la colaboración, el compromiso, el criterio, la creatividad, la compasión y la buena comunicación.

Límites claros

La revolución tecnológica no está permitiendo que esta generación ‘Z’ -como la llaman- salga adelante, pues su abuso interrumpe estos procesos. ¡Es urgente tomar cartas en el asunto! Los jóvenes tienen que bajarle al uso de la tecnología. Los padres tienen que fortalecerse y los colegios necesitan material didáctico más interesante para esta generación, que cree saberlo todo. ¡Es difícil el cambio, mas no imposible! No permitir que la tecnología se vuelva un gigante que nos robe nuestra tranquilidad. Hay que unir fuerzas y es responsabilidad de todos los adultos formadores de la sociedad en general. Si se quiere, ¡se puede!

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

4 Comentarios

imagen

Comentarios (4)

4
mariorugeles
Hace 3 años
No me parece que sea un problema que los niños estén "muy empoderados", todo lo contrario. El problema que veo es que eso evidencia que la educación de los niños es como una papa caliente, los papás se lo adjudican a los colegios y viceversa. A mi me parece que este "empoderamiento" propicia la necesidad de que los padres hagan realmente su trabajo en vez de limitarse al papel de proveedores, yo creo que es algo bueno, es una situación que exige mas a los padres a hacer mejor su trabajo
2
DeValor
Hace 3 años
Aunque los pensamientos humanistas lo nieguen o lo quieran ignorar, Dios existe !, y sólo Él es la base, por Jesucristo, para toda familia, y el manual guía: La Biblia. Sin Dios, nuestros hijos se pierden en la nada, y padres sin Dios es como manejar bicicleta con los ojos vendados. Sólo faltó esto, para este muy buen artículo. Gracias y Bendiciones, Sra. Annie
3
mariorugeles
Hace 3 años
No falta el que aprovecha para hacer proselitismo religioso,
1
eduescamilla
Hace 3 años
Estamos en un mundo muy loco. ¿A dónde iremos a parar?
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet