Síguenos en:

Padres unidos crean hijos sanos

Padres unidos crean hijos sanos

Una buena relación les ayudará a relacionarse con el sexo opuesto

Padres unidos crean hijos sanos
Por: Annie de Acevedo*
22 de Julio de 2014
Comparte este artículo

En una época como esta, en la que una de cada tres parejas se separa, es muy urgente hacerles ver a los padres la importancia que representa para los hijos un buen matrimonio o una relación cordial. Es más, esa armonía debe existir entre los padres aunque ya no estén unidos en un matrimonio.

Ver a sus progenitores llevando una relación armoniosa y de amor es la base para la formación psicológica del niño y va a determinar su patrón de relación con el sexo opuesto para el resto de su vida.

Los padres son modelos primordiales para los niños, y la pareja como “frente unido” dará directrices emocionales únicas a sus hijos.

Los niños son grandes observadores y tienen unos radares emocionales sorprendentes. Ellos siempre saben cuando papá y mamá están peleando, aprenden a detectar señales de peligro, se mortifican ante mensajes ambiguos y se asustan frente a la posibilidad de que un padre le haga daño al otro. Para los hijos resulta difícil de aceptar una exigencia de tolerancia cuando ven a diario la constante agresión entre sus padres. El niño también sabe instintivamente que mamá no está de acuerdo con papá, y aunque no conozca el porqué, entiende que hay discordia.

Una relación respetuosa

Aquí es importante que ellos vean que papá y mamá no están de acuerdo en todo, pero que logran hacer compromisos que beneficien a todos.

La manera como los papás manejen sus conflictos va a dejar una huella imborrable en sus vidas, pues lo más seguro es que repitan el patrón visto en el hogar, cuando a su vez ellos se sientan ante un posible problema. Es necesario que los hijos vean que papá y mamá hacen un esfuerzo por vivir en armonía y son tolerantes el uno con el otro.

El respeto es otro ingrediente que debe estar presente siempre en la pareja. No gritar y no desautorizarse son requisitos indispensables para que existan manifestaciones claras de respeto y convivencia.

Los niños y los jóvenes saben que la pareja que se respeta mutuamente, de forma automática, va a respetar a sus hijos. También, que la pareja que se trata con afecto, y que juntos solucionan sus diferencias, va a hacer lo mismo con ellos cuando sea necesario.

Todo lo que sea contrario a ese trato les crea desconfianza y miedo. Se preguntarán: “¿si mi papá trata así a mi mamá, por qué no lo harán algún día conmigo?” ¡Entonces, ojo!, para cuidar bien de los hijos hay que cuidar a la pareja. Nunca se descuiden ni dejen que la falta de respeto invada su relación y los afecte.

Aunque estén separados, se puede tener una relación seguramente no tan afectuosa pero sí respetuosa, amable y con una serie de estrategias claras a la hora de solucionar problemas.

Sé que esta no es una tarea fácil siempre, pero, más que por cualquier cosa, hay que hacer el esfuerzo por un gran sentido de responsabilidad y amor hacia los hijos, tratando de darles el mejor ejemplo.

Ayúdelos a formar relaciones personales equilibradas y a adquirir seguridad

Muchos estudios han concluido que los niños de familias amorosas resultan más activos, menos temerosos y con mayor autoestima. Por el contrario, aquellos niños cuyas familias son explosivas y manejan inadecuadamente sus conflictos tienden a ser depresivos, tener baja autoestima y, lo peor, gran dificultad para relacionarse con los demás. Ayude entonces a sus hijos a ser felices. Trabájele a su relación de pareja, y ayúdelos a llevar una vida mental sana que beneficie su rendimiento académico, los aleje de dificultades sociales y emocionales como la depresión, el miedo, la ansiedad o los problemas de conducta.

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet