Síguenos en:

Seguridad mientras aprenden

Seguridad mientras aprenden

Características de seguridad con los que deben contar los colegios

Seguridad mientras aprenden
Por: Karen Johana Sánchez
10 de Abril de 2015
Comparte este artículo

Infraestructura 

Carlos Benavides Suescún, arquitecto, líder del área de diseño de la Dirección de Construcción de la Secretaría de Educación de Bogotá, especialista en temas de infraestructura escolar, señala que existen unos requisitos iniciales que se deben cumplir para tener un colegio o un jardín, como el tamaño del predio y sus condiciones; por ejemplo, evitar estar cerca de una montaña con posibilidades de deslizamientos, inundaciones, o a una línea de tren, exceso de tráfico, zonas de tolerancia, etc. 

Los estándares de seguridad, además, se enmarcan en protocolos internos, salidas pedagógicas, ingreso de visitantes y ambientes adecuados, agrega Martha Lucía Valencia De La Roche, presidenta de la Asociación Nacional de Preescolar y Educación Inicial –Andep–. 

Según el nivel educativo, se exige cierto espacio para evitar el hacinamiento. “Por ejemplo, para un jardín nuevo: 1,7 mt2 de área para cada persona; para un colegio, un poco menos (de 1,6 hasta 1,3 m2)”, dice el experto. 

En las áreas 

 - Aulas: lo ideal es que reciban el sol de la mañana para que se conserve el calor en el día, que tengan buena visibilidad, no solo por control sino porque se convierten en vitrinas pedagógicas.

Las salacunas no se deben ubicar en terceros pisos. Los más pequeños siempre deben estar cerca de la puerta de salida, de evacuación, donde el tránsito sea fácil. 

 - Baños: para primaria o secundaria se exige más o menos un aparato sanitario (orinal y lavamanos) por cada 25 niños –dice Benavides–; mientras que para preescolar, por cada 15 se exige uno. 

En el área de maternos y caminadores debe haber un  acceso directo e inmediato al área de control de esfínteres y lavacolas, que permita la visibilidad y control entre estas dos áreas, añade Valencia. 

 - Comedor: debe tener un mobiliario acorde para los niños, con buena ventilación, iluminación y de fácil evacuación. 

 - Cocinas: con medidas de seguridad y salubridad para el manejo de alimentos; no se debe cocinar con combustibles líquidos. “Las señoras que trabajan allí deben estar protegidas. No es un lugar de tránsito libre. Debe tener fácil acceso al comedor, pero la cocina es un lugar restringido”, agrega Astrid Cáceres, magíster en educación y subdirectora para infancia de la Secretaría de Integración Social de Bogotá. 

 - Áreas recreativas: son lugares de mucha actividad y protagonismo; se refiere a zonas deportivas, verdes, parques, etc. Los juegos deben estar diseñados en materiales que eviten accidentes. Las zonas donde descansan los aparatos, por ejemplo, pueden ser de caucho, incluso, en arena. Deben estar supervisados para evitar accidentes o pérdidas. Pueden tener cerramientos gratos con plantas, flores, etc. 

 - Piscina: si existe este espacio, el plantel debe contar con el certificado de recubrimiento, que tenga el mismo efecto –dice Martha Lucía–. La normativa que regula la prestación de este servicio ha sido expedida por la Secretaría Distrital de Salud, de acuerdo con lo establecido en la Ley 1209 de 2008. 

 - Área de lactancia: si se atienden niños menores de 2 años, hay que contar con esta zona. 

En cuanto a los elementos... 

Las puertas, en lo posible, deben abrir hacia afuera. Son útiles en caso de evacuación. También pueden tener protectores de caucho. 

 - Usar barandas con la altura acorde a la de los niños, para su seguridad. Pueden ser verticales, diagonales o usar mallas que eviten caídas. 

 - En las escaleras o rampas se usan pasamanos a la altura de los pequeños, y deben tener un anclaje o fijación al piso. Estos deben estar ubicados entre 0,45 y 0,60 m de altura a partir del piso, en ambos lados. 

 - Las barandas deben tener terminado en mampostería, a una altura mínima de 1,20 m. desde el piso. 

 - Las tomas eléctricas deben estar a 1,50 m, medido desde el piso. 

 - El acceso a las escaleras debe tener una puerta a media altura, que evite el paso de los niños; el adulto es quien debe abrirlo y cerrarlo. 

 - Proveer de elementos necesarios para emergencias, como extintores, mangueras, duchas lavaojos (en laboratorios), señalización clara para evacuación, puntos de encuentro. Paralelo a estos, es ideal que el plantel cuente con planes de seguridad. 

 - Adecuar cintas de agarre en los filos de las escaleras; tener filos redondeados o cubiertos en las paredes. Son ideales los pisos blandos, de caucho, tapetes, espuma o hasta madera. 

 - Manejar el tema de inclusión y accesibilidad a diferentes áreas, como rampas, ascensores, salvaescaleras.  

 - Las ventanas deben estar cubiertas con películas transparentes; las lámparas,  protegidas; y hay que eliminar repisas con elementos pesados. 

 - Debe garantizarse iluminación y ventilación natural; y algunas, artificial. 

 - Contar con un plan de emergencias, directorio de emergencias y concepto técnico de la Unidad Administrativa del Cuerpo de Bomberos. 

Personal 

Un jardín infantil debe contar con licenciados en educación, en el área de pedagogía o técnicas en educación. Según Astrid Cáceres, subdirectora para infancia de la Secretaría de Integración Social de Bogotá, “al menos del 70 por ciento del personal debe ser licenciado y el 30 técnico. El 60 por ciento de este debe estar formado en prevención del abuso sexual, y una maestra, de cada 50, debe saber primeros auxilios”. 

Los docentes deben ser licenciados en educación preescolar o educación inicial, de conformidad con los artículos 119 y 198 de la Ley 115 de 1994, y el artículo 18 de Decreto 2247 de 1997. 

En cuanto a las otras especialidades, contar con título profesional en las aéreas de salud (terapeuta del lenguaje, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, fonoaudiologa, piscóloga). Los jardines también cuentan con auxiliares pedagógicas, psicóloga y nutricionista de tiempo completo, o parcial, añade Martha Lucía. 

Ruta Escolar 

El transporte debe cumplir el Decreto 174 de 2001, que reglamenta el Servicio Público de Transporte Terrestre Automotor Especial. También, los Decretos 036 y 339 de 2009, que se refieren a los cinturones de seguridad. El Decreto 805 de 2008, que establece los criterios de funcionamiento de estos vehículos, y el Decreto 3964 de 2009, sobre el tiempo de vida del vehículo. 

Este debe tener franjas alternas, amarillas y negras, y la palabra ‘Escolar’ en la parte superior delantera y trasera. El carro no debe tener más de 10 años. 

Otras condiciones mínimas del automóvil, según Darwin Hincapié, analista del Centro de experimentación, investigación y seguridad vial (Cesvi Colombia), son: licencia de tránsito del automotor, certificado de revisión técnico-mecánica, de gases, SOAT, pólizas de responsabilidad civil contractual y extracontractual, permiso de transporte escolar, contrato de prestación del servicio, sistema de comunicación bidireccional con el contratante. 

Los pasajeros deben ir sentados y cada uno, ocupar un puesto. El conductor deben tener un monitor. La velocidad máxima para circular es de 40 km/h y es necesario el limitador de velocidad.

“Los conductores –agrega el experto– deben haber aprobado el curso de conducción general y de transporte escolar. Las monitoras, por su parte, deben conocer el manejo de niños, primeros auxilios y realizar cursos de actualización, por lo menos, una vez cada seis meses”.

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet