Síguenos en:

Actividad física en familia, un mundo de beneficios

Actividad física en familia, un mundo de beneficios

Cuando la familia se vincula con el ejercicio se previenen enfermedades.

Actividad física en familia, un mundo de beneficios
Por: Astrid López
28 de Enero de 2015
Comparte este artículo

Nada más cierto que ‘mente sana en cuerpo sano’. Una premisa que se potencia en los primeros años de vida, cuando el desarrollo cognitivo y físicosocial de los niños avanza a pasos agigantados. En este punto se requiere de apoyoscomo la recreación, el juego y el ejercicio para dinamizar esecrecimiento integral. 

En la primera infancia (0 a 6 años), los promotores del ejercicio, o de la actividad física, indudablemente son los padres, la familia o los cuidadores de los niños, quienes los llevan a espacios propicios para iniciar el contacto con las prácticas saludables. 

Igualmente, los padres y la familia se integran alrededor de los infantes y se enfocan hacia el aprovechamiento del tiempo libre que, como lo explica Diana Duque Giraldo, coordinadora nacional de Recreación en Primera Infancia de Coldeportes: “en el caso de estos niños, todo su tiempo es libre y debe ser agradable y abierto a experiencias”. 

Resulta importante aclarar, según Duque Giraldo, que en los niños de 6 meses a 7 años no se puede decir que realizan este u otro deporte, se debe hablar de “recreación, la cual a través del juego colectivo o individual, se traduce en actividad física, provechosa para el desarrollo de los niños que, a su vez, trae consigo una serie de beneficios no solo para el infante sino para toda la familia”. 

‘Mejor todos juntos’ 

Si se trata de sacar todo el provecho posible a la realización de cualquier tipo de actividad en los primeros años de vida, nada más positivo que hacerlo en familia, pues como indica Luis Hernando Arboleda Naranjo, médico deportólogo y rehabilitador cardiaco, del Centro Médico Santa Elena de Manizales, “esto impacta en la esfera bio-psicosocial del niño y su referente familiar”. 

Al respecto, los expertos sostienen que realizar alguna actividad física en familia, desde lo básico como puede ser salir a respirar aire puro, caminar o jugar con una pelota en ambientes rodeados de naturaleza, hasta llegar a ejercitarse de forma dirigida, tiene infinidad de impactos positivos sobre la salud, las relaciones interpersonales y la adquisición de buenas rutinas. 

Arboleda Naranjo, anota que, “la práctica de cualquier actividad física o deporte se constituye, para todo el núcleo familiar, en una oportunidad de compartir, aprovechando momentos difíciles de lograr, dados los compromisos laborales y académicos de padres e hijos en la sociedad moderna”. 

El doctor Arboleda añade que, “entre los beneficios de estas prácticas se cuentan la prevención de enfermedades, la interacción social de niños y adultos, y la ampliación de destrezas y habilidades en los pequeños, esenciales en sus procesos de formación integral. Asimismo, el ejercicio grupal no solo mejora la adherencia a la práctica del deporte, sino que reduce la deserción, cuando el mismo se practica de manera individual. 

Por su parte, Ana María Cardona García, médica del deporte de la Universidad El Bosque, dice que hacer ejercicio o realizar una actividad física en familia da origen al ejemplo, el cual los niños seguirán sin duda. “Padres activos y sanos tienden a tener hijos con los mismos hábitos, que pueden perdurar hasta la adultez. Adicionalmente, en los niños pequeños el vínculo que se genera con sus padres durante la interacción, fortalece la relación de padre-madre e hijos”.

A lo anterior, Diana Duque, de Coldeportes, añade que, realizar alguna actividad física en familia “es también un ejercicio de fortalecimiento de lazos y conexión familiar. Sin embargo, lastimosamente, el momento económico por el que pasamos no deja ver muy bien esto, y pienso que con más recreación se mejorarían las relaciones intrafamiliares. Por eso quiero que los padres recuerden que no se necesita dinero para vivir este tipo de experiencias en familia; solo tiempo, una pelota y ganas de compartir con sus niños”. 

Lo más importante, considera Duque, es que “la recreación en relación con la familia propende por todo un desarrollo integral del niño, pero no solo de él sino de los miembros de ese núcleo familiar; primos, abuelos, tíos y de aquellos cuidadores del niño dentro de la familia”. 

Igualmente, continúa la experta de Coldeportes, “con la recreación y la actividad física familiar, se abren procesos de socialización, de diversión de comunicación asertiva y de desarrollo físico. Es decir, se vinculan desde lo biológico hasta lo social, ya que la recreación nos permite socializar y comunicarnos”. 

Cabe recordar que la actividad física en los niños deja grandes beneficios. La doctora Ana María Cardona dice que la ejercitación facilita el fortalecimiento muscular, la adquisición de destrezas motoras y, especialmente, “se alcanza un pico de densidad mineral ósea adecuado (que se obtiene mediante la actividad física en la infancia y la adolescencia)”. Sobre el tema, el profesor Luis Hernando Arboleda hace énfasis en que en los niños mejoran el equilibrio, la atención, la memoria, los procesos de observación y, en general, su desempeño con sus pares y, por supuesto, con los adultos.

Además se previene el sobrepeso y la obesidad. 

Juego y recreación 

Como ya lo anotó Diana Duque, la actividad física es el primer paso en el proceso de ejercitarse, y “un tema integrador de todas las etapas del ciclo vital, que obedece a unos principios orientadores que, en el caso de los niños, se relaciona con su exploración del medio, mediante movimientos básicos, en donde hay un gasto calórico”. De una u otra manera, con la ejercitación, el niño empieza a desarrollar una actividad física. 

“Por eso, más allá de hacer un deporte lo que se busca en esta etapa de iniciación es que el niño aprenda a relacionarse, a interactuar con el otro, a través de juegos y actividades dirigidas y, tal vez, no dirigidas, donde el niño libremente se mueva y esto le permita un proceso de socialización. Acá la familia es ciento por ciento generadora de esos ambientes”. 

Posteriormente, continúa Duque, solo se podrá hablar de un proceso de iniciación del deporte, en el que se elija una u otra disciplina, sobre los 5 años de edad aproximadamente. 

1, 2, 3 de l actividad 

 - El primer elemento de recreación grupal y en familia es la pelota, desde que los niños se sientan se ven atraídos por este objeto de recreación, y lo integran al desarrollo físico. Con la pelota se ejercita la función de agarre, de botar y recoger. Además, cuando el niño empieza a caminar, esta le ayuda a que se exija en el movimiento y suelte la marcha. 

  - Sea cual sea el deporte o la actividad física que quiera compartir con sus hijos, lo importante es que toda la familia se integre y guíe a los pequeños, pues allí es donde nace el ejemplo en la formación de rutinas saludables. Recuerde que los niños tienden a imitar, y qué mejor que lo bueno.

 - Cuando realice actividad física con sus niños no rivalice o genere competencia entre pares, o de los infantes a adultos, pues la esencia es la recreación no saber quién es mejor en qué. 

 - Procure que estas jornadas de actividad física tengan continuidad y una frecuencia que permita formar rutinas. 

 - Haga ejercicios de calentamiento y estiramiento siempre.

 

 

 

Comparte este artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
makaialexa
Hace 1 año
Muy cierto!
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet