Síguenos en:

El reto de la amistad infantil en el siglo XXI

El reto de la amistad infantil en el siglo XXI

Tener amistades sanas es cada vez más difícil para los niños. Un libro da fórmulas para ayudarlos.

El reto de la amistad infantil en el siglo XXI
Por: EL TIEMPO * Con información de ‘El Mercurio’ de Chile
08 de Agosto de 2017
Comparte este artículo

“Como madre de cuatro hijos y como psicóloga clínica sé que tener buenos amigos es algo que a los niños les importa mucho. Pero no es fácil hacer y mantener amigos. De hecho, parece que se ha hecho cada vez más difícil que aprendan cómo llevarse bien con sus pares. Tal vez es porque todos estamos tan ocupados. Tal vez porque la presencia constante de aparatos y juegos electrónicos suma una nueva dimensión al mundo social. Tal vez por el creciente estrés que hoy sienten hasta los más pequeños, o por la intensidad de las actividades extracurriculares, que han desplazado el simple y viejo hábito de jugar”.

A la psicóloga estadounidense Eileen Kennedy-Moore le preocupa este escenario, que describe en su popular blog para niños ‘Dr. Friendtastic’. Por eso lo aborda frecuentemente en la popular columna ‘Growing friendships’, que hace para la revista ‘Psychology Today’, en los programas de televisión a los que es frecuentemente invitada, en los cuatro libros que ha escrito y que han sido traducidos a ocho idiomas. Pero muy especialmente en un nuevo libro, coescrito con la editora Christine McLaughlin, y titulado: ‘Creciendo en amistades, una guía para niños sobre cómo hacer y mantener amigos’. Un manual ilustrado, dirigido a los niños entre 6 y 12 años, donde entrega herramientas y consejos basados en las últimas investigaciones sobre infancia y amistad. 

“Todo lo que decimos se aplica a los padres también. Los adultos no hemos logrado crear matrimonios perfectos ni hemos conseguido la paz mundial –ironiza Kennedy-Moore, al teléfono, desde Princeton, Nueva Jersey–. Pero en el caso de los niños, es fundamental que cuenten con amistades de calidad, bajas en conflictos y altas en intimidad”. 

Toda la investigación científica que la psicóloga ha reunido apunta a lo mismo: si queremos que nuestros hijos aprendan a manejar el estrés, que se involucren más en los colegios, que sean seguros de sí mismos, hay que ayudarles a que tengan amigos. También si queremos que sean más felices, porque los amigos les hacen más llevaderos los momentos difíciles.

“La carencia de lazos de amistad en la niñez –agrega el psicólogo Benjamín Reyes, terapeuta familiar y docente de la Universidad de los Andes, en Chile– tiene un alto costo”, porque es en esta época cuando “la relación entre pares se convierte en un laboratorio para el aprendizaje de habilidades sociales claves en la vida adulta, como la colaboración o la capacidad de resolver conflictos y ponerse de acuerdo”. Y agrega: “Lo ideal es resolver lo mejor posible estos desafíos en la infancia, porque más tarde, en la adolescencia, los amigos cumplen otras funciones, más relacionadas con el desarrollo de la identidad”.

Puedes leer: Amigos, la familia que ellos escogen

Sin espacios e hipervigilados

Pero el modelo actual de parentalidad ayuda poco. Hay un exceso de supervisión adulta y menos vida de barrio. La calle se ha convertido en un espacio al que se le teme y la extensión de jornadas escolares deja poco tiempo libre. Y cuando los niños logran estar con sus pares, los adultos están ahí mirándolo todo, resolviendo cualquier problema que pueda surgir e incluso escogiendo con quién deben juntarse.

En este contexto, dice la psicóloga Ana Vergara, coordinadora del programa Protagonismo de la Infancia de la Universidad Diego Portales, los niños tienen cada vez menos espacios para crear ese mundo aparte que la generación anterior de niños sí tenía. Ese lugar completamente separado del mundo adulto, donde se pueden desarrollar identidades que no sean solo la de hijo o hija, sino también la de niña o niño.

Cinco consejos para ellos

1. Acercarse: para hacer nuevos amigos ayuda buscar áreas comunes de interés, evitar el lenguaje corporal difuso (como ponerse a leer o dar la espalda cuando en realidad se quisiera estar jugando) y no hacer comentarios con aires de superioridad.

2. Dar un paso atrás: dejar pasar tiempo entre una invitación y otra. Aceptar que el otro tenga más amigos. Resistir la tentación de corregir, gritar, hacer bromas pesadas.

3. Fundirse: no llegar y entrar en un grupo que está jugando. Tampoco pedir permiso. Mirar, y luego acercarse con un comentario pertinente a lo que están haciendo.

4. Alzar la voz: saber decir que no y expresar con sinceridad, pero sin autoritarismo, lo que se quiere.

5. Saber soltar: no quedarse pegado en el enojo y la rabia. Entender que si el otro hace algo que molesta, puede ser un malentendido. Perdonar y empatizar.

Descubre cómo la entrada al jardín cambia la visión sobre los amigos

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet

  • Esquema de vacunación

    dummySlider

    ¿Quieres consultar qué vacunas necesita tu hijo? Con esta herramienta puedes saber cuáles son, cuándo se deben aplicar y contra qué enfermedades lo protegen.