Síguenos en:

¿Cómo estimular la inteligencia de tu hijo?

¿Cómo estimular la inteligencia de tu hijo?

Para saber cómo estimular la inteligencia de tu hijo, lo primero es definir qué es inteligencia.

 ¿Cómo estimular la inteligencia de tu hijo?
Por: Redacción ABC del bebé
16 de Octubre de 2015
Comparte este artículo

Para saber cómo estimular la inteligencia de tu hijo, lo primero es definir qué es inteligencia y qué clase de proceso se da en el cerebro para su desarrollo, así podrás reforzar el conocimiento y hacer que tu niño aproveche al máximo los insumos que el aprendizaje y las vivencias le brinden.

La definición más común de inteligencia es: ‘la capacidad de pensar, entender, asimilar, elaborar información y emplear el uso de la lógica’, sin embargo, según la neurociencia este significado ha ido cambiando, y hoy se define como la capacidad creativa para resolver problemas, las buenas memorias y destrezas de pensamiento crítico, dejando de lado la antigua definición del conocimiento general.

Por ello, sostienen los expertos, es tan importante que en un mundo tecnológico como el actual, donde la información es inmediata, se impulse la creatividad y el pensamiento crítico en los niños, y esto debe activarse desde muy temprana edad.

Cuna del desarrollo

Lo primero que hay que decir, como lo explica la neuropediatra Emilia Fonseca, es que la inteligencia se anida en el cerebro y que el indicador más claro de lo que está pasando allí es la capacidad del bebé para comunicarse en los primeros meses de vida.

Para Jeison Fabián Palacios Fajardo, director del Programa de Psicología de la Universidad Manuela Beltrán, la inteligencia se desarrolla desde el nacimiento y esto continúa a lo largo de la vida.

“Pero en el proceso se describen etapas en las cuales se avanza en habilidades motoras, cognitivas, sociales y emocionales, las cuales maduran a partir de la interacción del individuo con sus diferentes sistemas de funcionamiento”.

Según la doctora Fonseca: “la primera manifestación de inteligencia humana está en el lenguaje no oral, es decir, en el gesticular y corporal. En el llanto, los gestos y el contacto físico y visual con las personas que lo rodean, empezando por mamá y papá.

A través de ello, se irá dejando ver qué tanta atención puede mostrar frente a los estímulos externos de sus familiares cercanos o de quienes están a su cargo, y a la vez, del entorno y el ambiente”.

Ahora bien, entre más temprano el pequeño empiece a balbucear, su desarrollo del habla será mejor y así también empezará a “copiarte”, imitando palabras, sonidos interesantes y mostrando su actividad mental. “Por ejemplo, un bebé que mira cuando dicen su nombre, antes de los cuatro meses es un pequeño muy avanzado”, añade Fonseca.

La etapa final en el proceso se produce entre los ocho meses y el año. En este momento es bueno que pongas a prueba la habilidad de tu niño asociando palabras con un objeto, por ejemplo, “jugo” y observe si localiza y asocia el vaso para bebés, y lo diferencia de otros objetos que se encuentren cercanos. Mientras más temprano construyan estas asociaciones, más rápido se estará desarrollando su cerebro.

Es muy importante que tenga a la mano objetos sonoros que incluso, puedes realizar en casa con tarros y semillas o artículos más complejos con música, sonidos y muchos colores, para que tengas sesiones de trabajo con tu pequeño, en el que le hagas repetir los movimientos y actividades que realizas.

Más adelante, en el proceso, incluya juguetes didácticos de formas, como aquellos en los que se introduce el cubo en el espacio correspondiente, el triángulo o el círculo en su lugar, y ve con qué rapidez lo hace y si necesita probar varias veces para que encajen, pero lo más importante es que no se dé por vencido en el ejercicio.

Posteriormente, los expertos aconsejan que los padres y cuidadores estén muy atentos a si se relacionan con sus pares y con los demás adultos, y de qué forma, pues esta es una señal de sociabilización, lo cual es una manifestación clara del desarrollo del cerebro.

De igual manera, no dejes de utilizar crayones y controles el tiempo que tu niño toma para hacer trazos. Realiza líneas, círculos, rayones y verifica si intenta imitarlos. Utiliza juegos de apilar y de introducir figuras, si el número de intentos son pocos, con alta precisión y, además, el pequeño maneja una limitada frustración, esto manifiesta una inteligencia mayor.

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet