Síguenos en:

Niños con celulares: ¿sí o no?

Niños con celulares: ¿sí o no?

La directora del ICBF hizo un contundente llamado a los padres para que no compren celulares inteligentes a sus niños menores de 14 años.

Niños con celulares: ¿sí o no?
Por: ABCdelbebe.com
16 de Marzo de 2017
Comparte este artículo

El pronunciamiento que hizo la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas, sobre el uso de celulares para los niños, prendió el debate. En efecto, en su cuenta personal en Twitter: @cristinaplazasmdijo: “El ICBF recomienda a los papás y a las mamás no regalar celulares inteligentes a los niños menores de 14 años. Son muchos los riesgos!!!”

Las reacciones a favor y en contra no se hicieron esperar en su cuenta. Mientras unos apoyan la idea, otros, por el contrario, lo ven como una manera de darle la espalda a la tecnología, en un mundo digital.

Aunque la directora del ICBF se refería al uso de celulares, específicamente, seguidores de Plazas ampliaron su discusión al tema de su acceso a internet. @MartinVegaM replicó: “Un niño que crezca a espaldas de tecnología crecerá en un mundo inexistente y sufrirá cuando tenga que adaptarse”.

Sin embargo, las voces a favor de la propuesta de la directora del Bienestar también se hicieron sentir:@MonaMuriel indicó: “estoy de acuerdo. De hecho el papá de mi hija y yo, así lo hemos acordado.Un niño no necesita tanta tecnología”.

Más allá de las posiciones en contra o a favor, la propuesta de la directora Plazas volvió a poner sobre el tapete el dilema de los padres de niños y adolescentes que ven en la tecnología no solo una nueva forma de aprender, sino de relacionarse con sus pares, buscar información, jugar y pasar el tiempo.

Lee también: ¿A qué edad deben tener celulares los niños?

Los estudios hablan

Un reciente estudio de la firma Common Sense Media, encargada de brindar apoyo a menores, padres y educadores en el manejo de los medios y la tecnología en Estados Unidos, realizó una encuesta con niños preadolescentes (de 8 a 12 años), y adolescentes (de 13 a 18 años), que indicó que, fuera de los tiempos escolares y de tareas, los primeros pasan casi seis horas al día (5:55 h) y los segundos casi nueve horas al día (8:56 h) utilizando medios tecnológicos, incluidos televisión, jugar videojuegos, interactuar en redes sociales, internet, leer y escuchar música.

En lo que tiene que ver especialmente con los niños (preadolescentes) indican que el trabajo debe ser más estricto en términos de acompañamiento y control, pues “son muchos los cambios físicos, cognitivos, sociales y emocionales que desde la primera infancia hasta la adolescencia y más allá, se dan y se forman en estas edades”, anota el estudio.

Por su parte, la Asociación Japonesa de Pediatría lidera una campaña para restringir el uso prolongado de los móviles y tabletas, sugiriendo control, y que se incentive más el juego entre padres y niños. 

¿Entonces, qué decidir? 

En este punto, muchos padres se preguntan hasta dónde dejar que los niños de la “era digital” se involucren con las nuevas Tics, o en qué punto se debe parar. Aún más, ¿se puede decir que un niño en edad preescolar, entre los 3 y los 5 años, es adicto a la tecnología?

Ante esto, el consultor en tecnología educativa y escritor del libro Docentes e-competentes buenas prácticas educativas mediadas por las Tic, Nelson Cubides, dice que “la tecnología es nociva cuando quita el día a día del niño, es decir, el niño no se despega de la tecnología y desarrolla el síndrome de abstinencia, es decir, se encuentra en un estado anímico irritable y pierde el autocontrol cuando se lo quitan”.

“El problema es que los dispositivos electrónicos se han convertido en una extensión del chupo de entretención y ayudan a los padres y a cuidadores a continuar con sus actividades diarias, mientras su hijo permanece quieto y callado. La cuestión es que es una situación que podrá pasarles factura cuando el niño llegue a la etapa escolar y su posterior adolescencia”, aseguró Rodrigo Riaño, psicólogo especialista en neurociencia del Politécnico Grancolombiano.

Según Leonardo García, psicólogo especialista en psicología clínica de la Universidad El Bosque, “los adultos deben ser un modelo positivo para que tengan la autoridad suficiente a la hora de reprender a sus hijos”, pues es recurrente ver que en los restaurantes o centros comerciales, los adultos no hablan y perdieron contacto con los miembros de la familia por estar inmersos en sus dispositivos.

Te puede interesar y ayudar: Guía para padres con hijos atrapados por el celular

De acuerdo con los especialistas, una forma es fijar pautas, horarios y, en lo posible, estar presentes mientras ellos navegan en la red o usan los dispositivos. Igualmente, hay que darles a conocer las ventajas y nuevas oportunidades que brinda la tecnología para aprender, conocer, explorar, es decir, como herramienta pedagógica, pues son los padres los encargados de dar ciertos significados a los dispositivos y transmitirlos a sus hijos.

Sí se puede: Aprovecha la tecnología para aprender de ciencia

En estos términos, si desde niño se cree que los dispositivos tecnológicos son únicamente para entretenerse, y no lo ven como una herramienta de aprendizaje,  se estará abriendo entonces, otra posibilidad para la adicción, puesto que la asociación entre el objeto y el placer que este produce en el cerebro son el fundamento de una dependencia.

Además, los expertos coinciden que estar demasiadas horas pegados al móvil o a la tableta es perjudicial para el desarrollo de los niños. Ellos indican que estas prácticas generan niños más pasivos y que no saben interactuar o tener contacto físico con otras personas. Y aunque entienden que las nuevas tecnologías son parte de su vida, ellos creen que no deben sustituir la lectura de un libro o el juego con padres, amigos o hermanos.

10 razones para limitar el acceso de los niños a los móviles o tabletas

La Academia Americana de pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría hicieron un decálogo de razones por las que los padres deberían limitar el tiempo y el acceso de sus niños, a los aparatos tecnológicos como celulares inteligentes y tabletas:

1- Desarrollo cerebral de los niños.Un desarrollo cerebral causado por la exposición excesiva a las tecnologías puede acelerar el crecimiento del cerebro de los bebés, entre los 0 y 2 años de edad, y asociarse con la función ejecutiva y déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de autocontrol (rabietas).

2- Retraso en el desarrollo del niño.El excesivo uso de las tecnologías puede limitar el movimiento, y consecuentemente el rendimiento académico, la alfabetización, la atención y las capacidades.

3- Obesidad infantil.El sedentarismo que implica el uso de las tecnologías es un problema que va en aumento entre los niños. La obesidad lleva a problemas de salud como la diabetes, alteraciones vasculares y cardíacas.

4- Alteraciones del sueño infantil.Los estudios revelan que la mayoría de los padres no supervisan el uso de la tecnología a sus hijos, en sus habitaciones, por ello, se observa que los niños tienen más dificultades para conciliar el sueño. La falta de sueño afectará negativamente a su rendimiento académico.

5- Enfermedad mental.Algunos estudios comprueban que el uso excesivo de las nuevas tecnologías está aumentando las tasas de depresión y ansiedad infantil, trastornos de vinculación, déficit de atención, trastorno bipolar, psicosis y otros problemas de conducta infantil.

6- Conductas agresivas en la infancia.La exposición de los niños a contenidos violentos y agresivos, puede alterar su conducta. Los niños imitan todo y a todos. Así que hay que vigilar su uso y la navegación de los niños en móviles o tabletas.

7- Falta o déficit de atención.El uso excesivo de las nuevas tecnologías puede contribuir a déficit de atención, disminuir la concentración y la memoria de los niños, gracias a la gran velocidad de sus contenidos.

8- Adicción infantil.Los estudios demuestran que uno de cada 11 niños, de 8 a 18 años, es adicto a las nuevas tecnologías. Cada vez que ellos usan los dispositivos móviles, se separan de su entorno, de amigos y familiares.

9- Demasiada radiación.La OMS, Organización Mundial de la Salud, clasifica los teléfonos celulares como un riesgo debido a la emisión de radiación. Los niños son más sensibles a estos agentes y existe el riesgo de contraer enfermedades.

10- Sobreexposición.La constante sobreexposición de los niños a la tecnología les hace vulnerables, explotables y los expone al abuso.

Puede estar pasando: Suspende tu celular para pasar tiempo de calidad con tu hijo

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet

  • Esquema de vacunación

    dummySlider

    ¿Quieres consultar qué vacunas necesita tu hijo? Con esta herramienta puedes saber cuáles son, cuándo se deben aplicar y contra qué enfermedades lo protegen.