Síguenos en:

¿Por qué leer con los hijos?

¿Por qué leer con los hijos?

Confíe en los libro sencillos, en las imágenes bellas y en las primeras palabras.

¿Por qué leer con los hijos?
Por: Catalina Gallo Rojas
18 de Diciembre de 2015
Comparte este artículo

Cuando las brujas, los lobos, los dragones y los chigüiros entran en la vida de tu hijo, a través de la palabra, un mundo de imaginación y de sensaciones se abre para ellos. Descubren que la vida puede ir a lugares encantados y que ellos tienen derecho a viajar a la fantasía.

Además descubren el poder de la creatividad, cuando se les leen cuentos y se les posibilita el contacto con los libros desde que son bebés, reciben innumerables beneficios, que van desde crear un lazo afectivo muy especial con quien les lee hasta ampliar su lenguaje y desarrollar mejores habilidades comunicativas.

Hoy en día el mercado ofrece maravillosas alternativas para que los niños tengan contacto con libros de calidad desde que son bebés, porque los bebés leen desde antes de aprender a decodificar el alfabeto, cuando miran cuentos de ilustraciones o libros álbum, descubren historias y mundos nuevos. Estas lecturas de imágenes son el primer acercamiento del bebé a los libros.

Como explicó el escritor y crítico venezolano Fanuel Hanán Díaz en el Congreso de Literatura Infantil Torre de Papel 20 años, realizado en octubre en Bogotá, el libro álbum es una herramienta para cobijar a un niño en sus primeros años.

Es muy fácil lograrlo, sienta a tu bebé en el regazo desde el momento en que él pueda hacerlo y pasar juntos las páginas. Existen libros de pasta dura, libros de plástico para jugar en el agua, que hacen posible que estos pequeños los manipulen y jueguen con ellos. Desde pequeños le puedes enseñar a cuidarlos, a no rayarlos, a mantenerlos en un lugar especial para que sepan dónde están y los pregunten y busquen cuando los quieran.

Cuando el adulto le lee al niño, crea con él un momento único a partir del cual se establece un contacto emocional importante, un lazo que une la literatura y las palabras con el amor entre padre e hijo. Por eso los expertos recomiendan que los adultos les lean a sus hijos, que los lleven a través de la magia de las buenas historias y de la palabra a mundos imaginados para crecer juntos en su vínculo emocional. De acuerdo a Fanuel Hanán Díaz, se crea una relación mágica cuando se les lee en el regazo.

La lectura en voz alta, además, le permite al niño participar de esa historia, pues mientras escucha, él viaja por bosques y montañas, por países fantásticos, y encuentra personajes tenebrosos, oscuros, amorosos, porque no hay que tenerles miedo a los malos, los niños también aman el suspenso y aprenden con estos personajes a reconocer las diferentes emociones humanas: el miedo, la angustia, la victoria, el amor, la venganza, todas ellas presentes en la vida. Las reconocen en otros y en ellos mismos.

Y no se trata de leerle al niño simplemente para que aprenda lecciones de moral, qué es el bien y qué es el mal, la literatura va más allá de las enseñanzas, la literatura hace posible adentrarse en la humanidad. Como afirmó Fanuel Hanán Díaz, “la ficción es una forma de aceptar la existencia. En las ficciones encontramos respuestas y soluciones… La ficción permite ensanchar el mundo interior, incluso en la infancia”.

Cuando un niño pequeño se encariña con un libro le pide al adulto que se lo lea una y otra vez, siempre sentado en su regazo mientras pasa las páginas; él quiere vivir esa historia varias veces, quiere sentir esas emociones.

El viaje

La escritora Marina Colasanti, Para ella, los cuentos de hadas hacen soñar, imaginar, crear, recrear y florecer. Sostiene que los niños no son pasivos cuando escuchan historias, la muestra de que entre quien lee o escucha y la historia hay una interacción es que estos cuentos han atravesado el tiempo y la geografía para llegar a nuestros días y permanecer a lo largo de la historia.

Para hacer que este niño participe basta con estar feliz cuando se le lee el cuento, basta con disfrutar la historia, con estar dispuesto a vivir aventuras juntos. De esta forma el adulto también se beneficia de la lectura en voz alta, porque disfruta con las historias y vive un momento especial con su hijo o hija.

Más y mejores palabras

Los libros enriquecen el lenguaje de los niños, normalmente quienes están en contacto con ellos desde muy pequeños desarrollan mejores capacidades de análisis, de expresión y de síntesis. Suele suceder que tienen mejor ortografía y gramática.

Por lo general son niños que pueden expresar mejor sus sentimientos, emociones y necesidades, porque descubren desde muy pequeños el poder de la palabra, el sentido de una buena comunicación.

Es importante continuar con el hábito de leerles hasta los 12 o 13 años, pues aunque ellos no lo pidan y no confiesen que a pesar de haber crecido un poco todavía aman las historias, la realidad es que a la mayoría le encanta que les lean.

Un estudio realizado para la editorial Scholastic en Reino Unido reveló que el 83 por ciento de los niños disfrutan cuando les leen en voz alta, con un 68 por ciento que describe ese momento como un tiempo especial con sus padres. Como lo dijo un niño de 11 años, “se siente muy cálido y levanta el espíritu”.

Este mismo estudio descubrió que en el Reino Unido, gracias al hábito de leerles a los pequeños todas las noches, se había mejorado la capacidad de los niños para la lectura y la escritura.

Así, para lograr todas estas maravillas, tal vez la tarea sea muy sencilla: asesorarse un poco de cuáles son los buenos libros para cada edad, y dedicarle aunque sea 15 minutos a un cuento todas las noches antes de dormir. Y si no es posible encontrar libros nuevos, los clásicos y los cuentos tradicionales de hadas siempre, absolutamente siempre, serán bienvenidos.

 

 

 

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
monmun561052
Hace 50 semanas
Leer es importante
1
monmun561052
Hace 50 semanas
Leer es importante
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet