Síguenos en:

¿Cómo es estudiar en la era de internet?

¿Cómo es estudiar en la era de internet?

Muchos jardines infantiles y colegios la utilizan para potencializar el conocimiento

¿Cómo es estudiar en la era de internet?
Por: Catalina Gallo Rojas
26 de Enero de 2016
Comparte este artículo

“Un niño a los tres años ya sabe qué es Google”, afirma Luisa Cotto, educadora y especialista en tecnología instruccional, quien trabaja con niños de 3 a 5 años en Miami, Estados Unidos. Y este conocimiento, agrega, puede usarse para abrirle al pequeño un sinnúmero de posibilidades: la clave está en cómo hacerlo.

En su experiencia como docente tiene innumerables ejemplos, como el del grupo de niños que se interesó por las hormigas, tuvo un hormiguero en el patio de su jardín infantil, usó microscopios digitales para verlas más de cerca, tomó fotos con cámaras digitales para analizarlas mejor y contactó a un experto por Skype, quien respondió dudas del tema a los niños. (Recomendado: ¿Cómo cambia el cerebro internet?)

El uso de Google no es frecuente en su centro educativo, pero en él sí se han usado los buscadores para resolver inquietudes de los pequeños cuyas respuestas no conocen sus maestros, así como se utilizan las tabletas, siempre conectadas, con un referente en el mundo real.

Hoy día, niños de más de 5 años pueden recibir por internet recordatorios de sus colegios y profesores sobre las tareas para el día siguiente; también, practicar lectura, idiomas y matemáticas con páginas que están en la nube, como Rosetta Stone y IXL math. En estas, con claves y contraseñas que les entrega el colegio, pueden practicar en casa y adelantar ejercicios, así como los maestros seguir el avance de sus estudiantes.

Internet también se usa hoy en los colegios y jardines infantiles para comunicarse con los padres, no solo para enviar los correos electrónicos con sus anuncios -algo que ya forma parte de las rutinas de muchos,- sino para el uso de páginas especiales que permiten crear una comunidad exclusiva con los miembros del centro educativo. En esta, padres, alumnos y estudiantes se pueden comunicar, solicitar tareas y bajar algunas de ellas.

Una de tales páginas web es Cybercolegios. Otros centros educativos del país les crean a sus alumnos correos electrónicos con autorización de sus padres, con los que solo pueden comunicarse con personas del mismo plantel. No permiten la comunicación externa. (Lee:Consejos de seguridad para el uso adecuado de Internet en familia)

En niños un poco más grandes, también es frecuente que se conozcan miembros de colegios de diferentes países y ciudades que pertenecen a la misma comunidad, y compartan estudios y dudas de temáticas que están estudiando al mismo tiempo. Como dice Cotto, lo que permite la tecnología es globalizar, una ventaja muy grande a la hora de estudiar.

Es muy importante que cuando las tareas para la casa exijan una búsqueda de información, esta navegación por la red se haga en compañía del adulto; los padres deben saber por dónde van sus hijos cuando deciden moverse por la red.

Con los más pequeños

Un uso muy frecuente en los jardines infantiles es la utilización de cámaras que les permiten a los padres ver desde la distancia que está haciendo su hijo. Esto, que para muchos padres pueden ser una carta de tranquilidad y seguridad, es también criticado por educadores quienes consideran que el niño tiene derecho a estar un tiempo al cuidado de otros adultos y saber que es su espacio. Este es un debate que no se ha resuelto.

Como la tecnología está en todas partes, hoy día el conocimiento y el aprendizaje ya no son exclusividades de la escuela. Es mucho lo que los niños pueden aprender en casa con la compañía de sus papás a través del uso de la red. Algo que puede resultar útil son los videos de YouTube en los que se enseña a hacer cosas para los pequeños, como manualidades y recetas de cocina. Las opciones son muchísimas. (Consejo: Elmo y Lola nos enseñan cómo navegar seguro en Internet)

YouTube, por ejemplo, lanzó YouTubeKids, una aplicación (no una página web) con videos especiales para los más pequeños, la cual sirve para más que diversión. Los chicos pueden ver todo tipo de programas diseñados para ellos, y cuenta con herramientas como temporizadores, que avisan cuando ha pasado el tiempo suficiente para estar conectados, u otras para programar que los niños vean solo determinados videos.

Según YouTube, los más pequeños llegan ahora a internet más por tabletas y teléfonos inteligentes que por computadores. La presencia de la información tan a la mano de los niños les ha impuesto re tos a los maestros, y por eso son muchos los que están investigando cómo usar las TIC en el aula en las diferentes edades.

Aun así, Sonia Calderón, profesora e investigadora de la Universidad de La Sabana, experta en tecnología educativa, indica que la tecnología no reemplazará el aprendizaje en la vida real con niños y elementos reales. Jamás, pintar en la tableta con una aplicación podrá ser igual o mejor que usar colores, témperas, crayolas y papel. Lo mismo sucederá con la música y los instrumentos reales o los rompecabezas. (Puedes revisar: Internet, para jugar y aprender)

En ese sentido, los pequeños necesitan tener contacto con los elementos; conocer texturas, olores, sabores, materiales y sensaciones; tocar la tierra, el pasto, la arena, las pinturas, la harina. Para la profesora, un niño no debe tener una tableta antes de los 5 años y si la usa debe ser en compañía del maestro y siempre con intencionalidad.

A su vez, Cotto cuenta que existen aplicaciones para que los niños puedan hacer videos, entonces les ha permitido a los pequeños tomar sus propias fotos y luego hacer videos con ellas. Así, las profesoras han logrado saber qué tanto han aprendido los niños, cómo va su lenguaje o cómo han asimilado el conocimiento.

Lo único cierto es que internet ha hecho que la comunicación de todos sea más fácil y fluida, que los abuelos puedan ver a sus nietos por Skype en sus cumpleaños. Este es un hecho innegable. Pero también lo es que la tecnología, a la hora de estudiar, si bien es por encima de todo una gran herramienta, tampoco sustituye el contacto con el mundo que rodea a los estudiantes ni su conexión directa con sus pares.

EL DEBATE

Si bien en este artículo se citan algunos de los múltiples ejemplos positivos que existen sobre el uso de internet para estudiar, son varias las pedagogías que no están de acuerdo con la interacción con las tecnologías en la primera infancia.

La más común de ellas es la Waldorf, que sostiene que los chicos deben estar en contacto con lo natural durante sus primeros años de vida para obtener un buen desarrollo emocional y espiritual.

Se ha registrado en las noticias que, precisamente, ejecutivos del epicentro de la tecnología en el mundo, Sillicon Valley, por ejemplo, habían estado en ausencia total de tecnología y de computadoras en sus aulas.

Esta es una filosofía educativa que involucra muchos más aspectos y que debe ser entendida en su totalidad por los padres antes de decidir si esto está acorde con su visión de la vida.

EN CASOS ESPECIALES

La tecnología les ha abierto un sinnúmero de posibilidades a niños que, antes, por sus limitaciones físicas o por problemas de aprendizaje, se sentían frustrados y fracasaban en el sistema escolar tradicional. Muchos niños con problemas visuales o con dificultades serias para leer y escribir han podido hacer uso de los audiolibros y de tutoriales especiales por internet para acceder al conocimiento.

Si bien es muy importante atravesar el proceso de escritura con lápiz y papel, porque influye en el desarrollo del cerebro y la coordinación mano-ojo, entre otros avances físicos y cognitivos, hoy en día son muchos los niños disléxicos o con dificultades para escribir, quienes después de atravesar el proceso a mano con dificultad han terminado usando computador en su día a día en el colegio y así han podido estudia.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet