Síguenos en:

La felicidad de tu hijo depende de ti

La felicidad de tu hijo depende de ti

La dedicación, la confianza, el respeto y el amor hacen de pequeño un ser feliz.

La felicidad de tu hijo depende de ti
Por: Mónica Sierra Hernández
20 de Mayo de 2016
Comparte este artículo

Te preguntaras muchas veces ¿cómo puedes educar a tu hijo para que, desde su niñez y al llegar a su futura adultez, sea feliz? Pues bien, esta es una tarea de constancia, amor y unión familiar.

Así lo define y orienta en su libro: ¡Soy tu hijo, enséñame a volar!, la doctora Victoria Cabrera, coordinadora de Investigación del Instituto de La familia de Universidad de La Sabana, quien basó su obra en un trabajo de investigación que tomó más de dos años y 1.500 horas de consulta en asesoría familiar a 500 pacientes para arrojar una serie de acciones que pueden llevar a una crianza orientada a que los hijos alcancen una vida feliz.

¿Pero cómo hacerlo?

La experta, en primero lugar, describe tres tipos de padres que existen en la actualidad, según su estudio. Ellos son adultos contemporáneos que más que ser una guía para sus hijos, se sienten un poco confundidos. “Los primeros quieren ser perfectos, los segundos prefieren la opción de convertirse en “cajeros automáticos”, y los terceros pecan por su ausencia y egoísmo”, señala.

El primer grupo de los que habla el libro son los ‘Papás ideales’, que combinan apoyo y control de manera armoniosa y en la dosis indicada; exigen, corrigen y se hacen responsables de sus hijos.

Luego están los ‘Papás permisivos’, quienes se enfocan en buscar el bienestar material de los niños y buscan darles gusto en todo; son los típicos ‘cajeros humanos’, que pretenden con su falta de amor satisfacer con dinero los caprichos de sus hijos.

Y, en el tercer tipo están los ‘Papás negligentes’, explica Cabrera, quienes se preocupan más por su vida social, laboral o personal que por el bienestar de los pequeños.

En la justa medida La psicóloga Victoria Cabrera dice que es importante no caer en el exceso de autoridad o en ser permisivos, ni perder el mando sobre los pequeños y no olvidar ser consecuentes con las decisiones que se toman con respecto a una exigencia o un incentivo que le quieran dar a sus hijos, ya sea porque ha hecho una buena labor en el colegio o en otro espacio, o porque quieres darle algo que crees que se merezca.

Igualmente, es muy importante cumplir con lo que se promete y, a la vez, actuar decididamente al exigir o hacer un llamado de atención necesario, sin caer en el extremo de ser agresivos o hacer que tu hijo sienta miedo. Lo indicado, sostiene la experta es que te tengan respeto y no teman cada que te les acerques. “Siempre hablarles, no es necesario gritar para que entiendan o llegar a extremos físicos, con una conversación seria y serena podrás hacerle entender lo que quieras que aprendan”.

Cabrera reitera que en búsqueda de la felicidad, un padre o una madre deben construir en sus hijos respeto y no crear una imagen de miedo, “la familia se construye con amor, respeto y confianza, para que en las situaciones difíciles, sean de todos un equipo y sepan tomar decisiones entre todos, apoyarse entre sí”, estos son pasos, acciones que hacen feliz a las personas, integrantes de este núcleo familiar, por ellos es tan importante, dice la psicóloga, compartir tiempo de calidad por más ocupaciones que todos tengan.

Demostraciones que fortalecen

Ahora bien, sobre el tema de ligar la felicidad de los niños a que tengan todo lo que desean, la doctora Cabrera advierte que hay que tener especial cuidado, pues se puede caer en una formación materialista, que al final no les aporta como personas, y en realidad no les dará una felicidad verdadera, ni duradera. No se les debe dar todo lo que piden, pensando que esto es ser excelentes padres, o comprarles siempre lo mejor o más costoso, pues puedes estar enseñándoles una forma equivocada de conseguir las cosas o de valorar lo que se tiene.

Para ello, es fundamental enseñarles el valor de las cosas y explicarles cuándo se pueden obtener y que el tenerlas es el resultado del esfuerzo y el trabajo, y que no solo es la respuesta a un capricho o un deseo. Otro factor vital en la construcción de la felicidad de los hijos es el tener tiempo para estar con ellos, hablar de cosas que le gusten o que les cuentes historias propias de cuando tú eras pequeño. Ser amigo de los hijos ayuda en el lazo de confianza que pueden ir construyendo, esto no quiere decir que sobrepase la autoridad o no existan límites en la relación de respeto que debe existir entre ustedes.

“Si eres una persona con muchas ocupaciones y estás conectado las 24 horas del día, debes darle prioridad a tu pequeño, preguntarle cómo le fue en su jardín o colegio. Apoyarlo en sus actividades, por ejemplo, jugar fútbol con él, correr, montar en patines, salir en bicicleta y acompañarlo en las actividades que les gustan”, afirma la psicóloga Cabrera. De esta manera podrás ayudar a tus hijos a construir, con solidez, una vida en la que la inseguridad en sus decisiones no exista; y que los problemas grandes o pequeños que se le presenten u otros obstáculos, sean experiencias que hay que afrontar, pero con soluciones que no los afecten, y que sepan manejar con tranquilidad y responsabilidad.

Finalmente, entre las recomendaciones para una crianza enfocada hacia la felicidad de los hijos, las muestras de amor en la familia, son primordiales, pues alimentan el alma y les dan confianza y tranquilidad a los pequeños. No olviden, dice Cabrera que los abrazos a los niños, un beso en la cabeza, les darán siempre seguridad y la fuerza de sentir que sus padres están ahí para ellos, muy pendientes y brindándoles su ayuda.

Otros consejos para una crianza hacia la felicidad:

1. Has seguimiento de sus actividades.

2. En la etapa escolar, mantén siempre la comunicación con sus profesores.

3. Se coherente entre lo que dices y lo que piensas.

4. Realiza acuerdos con tu pareja para la definir premios y castigos.

5. Apóyalos en sus gustos y así podrás descubrir sus destrezas y talentos.

6. Aprende a desaparecer en el momento indicado. No invadas sus espacios.

7. Déjelos que asuman su responsabilidad. Acompáñalos, pero dáles autonomía.

8. Cuando se equivoquen, enséñales a dar la cara y a dar disculpas.

9. Nunca hable mal de tu pareja (papá o mamá) delante de ellos.

10. Llénate de paciencia y aprende a querer con el corazón y la cabeza.

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet