Síguenos en:

Los niños deportistas están de moda

Los niños deportistas están de moda

El deporte es necesario para el crecimiento y desarrollo de los niños

Los niños deportistas están de moda
Por: Redacción ABC del bebé
08 de Noviembre de 2013
Comparte este artículo

Con tantos premios que por estos días han recibido nuestros grandes deportistas, como Nairo Quintana, Mariana Pajón, Caterine Ibargüen, Rigoberto Urán y la fiebre de la clasificación al Mundial de Fútbol, entre otros, se ha despertado un interés deportivo entre los padres y niños de nuestro país. Los adultos han empezado a verle el lado más que positivo al deporte, especialmente asociado a la salud, expuestos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que reitera que el deporte en los niños favorece el desarrollo sano del aparato locomotor (huesos, músculos y articulaciones), del sistema cardiovascular (corazón y pulmones) y el niño aprende a controlar el sistema neuromuscular (coordinación y control de los movimientos).

Según el pediatra Álvaro Jácome, la actividad física y la deportiva son diferentes: la primera hace referencia al juego, principal actividad de diversión y socialización del niño durante la edad temprana; la segunda se da especialmente en niños mayores de 5 años, cambia la intención, la intensidad y los movimientos. La actividad física hace referencia a “cualquier movimiento corporal repetitivo, voluntario, donde haya contracción muscular con un gasto de energía mayor al de reposo, que produce un conjunto de beneficios en la salud. Dentro de esta puede estar el deporte, el ejercicio físico, el baile, labores del hogar y lúdicas, entre otras”, señala Juan Manuel Sarmiento Castañeda, especialista en medicina del deporte.

A nivel de socialización, los niños aprenden a seguir reglas, a superar la timidez, drenar sus impulsos excesivos, colaborar con sus pares, reconocer, aceptar y respetar que un par puede saber más o menos que él, favorecer la creación de hábitos saludables, desarrollar el placer por el movimiento, estimular la higiene y la salud. Un niño activo, además, mejora su nivel escolar pues, “si se siente bien, cómodo, no tiene dolor y permanece en bienestar, eso permitirá que tenga un rendimiento adecuado”, explica el pediatra Jácome. Las actividades que deben hacer los niños no implica hacer deporte. Pueden ser situaciones agradables, como saltar, moverse, montar bicicleta, patines o patineta; jugar baloncesto, fútbol, etc.

Incluso, se puede jugar a hacer estiramientos e ir al parque. Los expertos recomiendan promover actividades según el gusto del menor. Es decir, se aconseja practicar aquellas que los niños más disfrutan. Si es bailar, que vaya de ‘rumba’; si es saltar, jugar con un lazo; si es correr, ir al parque o al campo. Es importante que los padres generen conciencia en los niños acerca de su importancia para la salud y la prevención del sobrepeso y la obesidad.

¿Cómo elegir el deporte?

El niño es el único que puede decidir cuál deporte quiere practicar. Sin embargo, es deber de los padres darle a conocer todas las opciones para que pueda elegir, esto garantiza que se pueda realizar como una iniciativa y no como una imposición.

¿Cuánto tiempo debería practicarse?

Según Julián Álvarez García, médico especialista en medicina de la educación física, los niños son una “máquina de hacer deporte en desarrollo”, y los padres deben apoyarlos, ‘respirando’ estilos de vida saludable.

Los adultos son la guía de los pequeños deportistas. En varias oportunidades el niño se sentirá cansado o con ganas de no volver a clase más. Es momento de escucharlo e indagar por las razones por las cuales no quiere regresar. El motivo más frecuente de deserción deportiva es el entrenador, quien le habló mal, lo gritó, lo hizo sentir mal delante de sus compañeros, entre otros. En estos casos, no se trata de cambiar de deporte, sino de llevarlo a otro lugar de práctica o cambiar el entrenador. A menor edad, mayor tiempo de actividad física. Una vez el niño establezca el deporte que quiere practicar, lo hará según la cantidad de tiempo libre y de las condiciones de su entorno.

Luis Eduardo Lombo, entrenador deportivo de Coldeportes, afirma que un campeón olímpico se configura por múltiples factores, como los hábitos de actividad física de los padres, la alimentación, la motivación y no obligar al niño a ‘casarse’ con un solo deporte.Algunas disciplinas

Es importante elegir un centro que sepa de entrenamiento deportivo de niños y cuente con entrenadores preparados. Lo contrario puede traerle problemas físicos al niño.• Natación: desde que son bebés, los niños pueden aprender a moverse en el agua y a flotar. Los pediatras recomiendan esta actividad porque involucra todos los músculos del cuerpo. En niños de 6 a 7 años, se trabajan habilidades básicas acuáticas de forma secuencial.•Tenis: la Liga de Tenis de Bogotá realiza la campaña 'Tenis 10', para que los niños de 5 y 6 años empiecen su entrenamiento a esa edad. Los más pequeños practican el deporte en una cancha más pequeña y de rebote más lento, con una pelota especial para desarrollar las habilidades acordes con su edad.• Golf: antes de los 7 años, los niños trabajan ejercicios de coordinación y motricidad, para que no les resulte aburrido lanzar ‘bolitas’. El principal objetivo es que los infantes se diviertan. Este deporte enseña disciplina, carácter, a compartir, a ser humilde, a mejorar la concentración.• Fútbol: desde los 6 años, esta práctica favorece el desarrollo motor, mejora la tonicidad muscular, la velocidad, la resistencia, la coordinación, la socialización y la lateralidad. Una vez detectadas las habilidades, se recomienda proyectarlas.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet