Síguenos en:

Manejar el dinero, aprendizaje clave

Manejar el dinero, aprendizaje clave

Por increíble que parezca, una de las tres habilidades primordiales para triunfar en la vida es aprender a manejar el dinero. Las otras dos son un manejo adecu

Manejar el dinero, aprendizaje clave
Por: Annie de Acevedo
28 de Enero de 2014
Comparte este artículo

Por increíble que parezca, una de las tres habilidades primordiales para triunfar en la vida es aprender a manejar el dinero. Las otras dos son un manejo adecuado de las emociones y del tiempo.

Muchos estudios científicos muestran claramente que las tres variables son claves para ser exitoso y disciplinado en la vida.

En nuestro medio, el manejo del dinero se enseña a los niños más bien tarde, casi en la adolescencia. Esto es un error. El niño debe estar expuesto al tema desde que entiende el concepto numérico, asignándoles una mesada. Obviamente, la cantidad de dinero varía según la edad del niño y con ella debe aprender a ahorrar, gastar y compartir la plata.

Hoy en día son los padres quienes controlan lo que tiene que ver con dinero, lo cual no es correcto pues esto se debe enseñar desde pequeños, alrededor de los 5 o 6 años, dependiendo de su madurez y de la habilidad numérica que haya adquirido.

¿Cómo hacerlo?

Se empieza dándole al niño una mesada diaria para que se familiarice con el manejo de la plata. A los 7 u 8 años se puede introducir la mesada ya de forma semanal, momento en el que también pueden regalarle una alcancía, y ojalá esta se convierta en una cuenta de ahorros a medida que crezca el niño.

El pequeño que maneja una mesada debe seguir ciertas normas. Si se porta mal y es irresponsable con el manejo de su plata y de los objetos personales, la mesada siguiente puede ser disminuida. La cantidad, además de las posibilidades económicas realistas de los padres, dependerá de cómo se porte el niño y de qué uso le dé a su dinero.

Los niños también podrán comprarse algo que deseen, y decidir si invierten o gastan sus ahorros en ello. De esta manera entienden que tienen que sacrificar algo (su dinero) para obtener lo deseado.

En esta época de tanta gratificación inmediata, el manejo del dinero es un ejercicio que obliga a postergarla, al igual que les hace reflexionar sobre la paciencia y la tolerancia que se debe tener a la hora de manejar dinero.

Sus hijos cometerán errores, como quedarse cortos de dinero o gastarlo todo de una, pero no importa. Hay que entender que es un proceso de aprendizaje.

En Colombia no existe el hábito de la mesada y es importante implementarlo. A medida que los hijos son mayores deben recibir la plata una vez al mes; así manejarán un presupuesto por un tiempo mayor, lo que requiere habilidades más afinadas para lograrlo.

Finalmente, es importante que los padres se pongan de acuerdo con su hijo en cuanto a la cantidad que necesita para el mes. Pueden hacer una lista que discrimine gastos, y si es necesario, revisarla a fin de mes para evaluar los resultados.

Haga una lista de gastos por mes y cúmplala

Un listado discriminado de gastos ayudará a sus hijos a organizarse; a ‘apretarse’ cuando lo necesiten o a invertir más en una actividad que le esté exigiendo más gastos que otras. Además deben escoger prioridades, que van a ir cambiando según la edad. Por ejemplo, para un hijo universitario, la prioridad puede ser la parte de su mesada para los útiles que necesita, y si ve que no le está alcanzando, deberá sacar de lo que haya tenido estimado para fiestas o salidas con amigos. De esta forma aprenderán que no todo se consigue al tiempo, que deben prever, ser considerados y medidos en sus gastos, y establecer metas para encaminar su mayor esfuerzo hacia estas.

Los adolescentes y universitarios deben manejar por lo menos el presupuesto de su mes. Permítales equivocarse; si en un comienzo se gastan más de lo acordado, no los critique y, por el contrario, invítelos a ser creativos y autónomos a la hora de resolver situaciones. Es crucial que todo joven tenga una cuenta de ahorros para plantear objetivos a largo plazo. Si ahorran podrán ser generosos y compartir por medio de regalos o donaciones para las personas más necesitadas. Recuerden que las personas más felices (así lo muestran estudios) son aquellas que dan y comparten ya sea dinero, tiempo o cualquier otra cosa que quieran poner a disposición de quienes lo necesitan. Hay que desarrollar el hábito del buen manejo de la economía en nuestros hijos. Si se hace a temprana edad, el niño irá creando conciencia del valor de las cosas y será más responsable, en general. Esta es una lección de vida básica para que los hijos sepan gastar, ahorrar y compartir el dinero.

Reglas de oro para un buen presupuesto

1. Procure que el hábito se aprenda desde temprana edad: de 6 a 7 años está bien. Empiece con una mesada y una alcancía.

2. Dele al niño, en cada mesada, el dinero acorde con su edad y con el presupuesto de los padres.

3. No le pague por cosas que él debe realizar como tender su cama, organizar su cuarto, etc. Pero incentívelo cuando le nazca hacer con un oficio diferente, como ayudar a lavar el carro.

4.Enséñele las ventajas de ahorrar, en contraposición de la tendencia a gastar. Incúlquele el hábito de comprar para obsequiar y compartir.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
orivera54
Hace 2 años
importante enseñarles desde chiquitos para que de grandes no se conviertan en derrochadores
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet