Síguenos en:

Menos juego al aire libre: perjudicial para los niños

Menos juego al aire libre: perjudicial para los niños

Expertos creen que esta situación puede ser perjudicial para la salud.

Menos juego al aire libre: perjudicial para los niños
Por: Andrea Forero Aguirre
04 de Octubre de 2013
Comparte este artículo

Ver cada vez menos niños jugando en la calle o en los parques puede tener muchas causas, pero la inseguridad, el poco tiempo de los padres y la atracción por la tecnología han influido, en gran medida, para que haya menos actividad libre.

Uno de los estudios de la Organización Mundial de la Salud, hecho en 34 países, encontró que solo el 22 por ciento de los niños y el 15 por ciento de las niñas del mundo realizan suficiente actividad física. Por otro lado, se ha calculado que en la actualidad los niños y las niñas gastan, aproximadamente, 600 kilocalorías diarias menos que las que gastaban los pequeños hace 50 años.

Según el Centro de Estudios de la Medición en Actividad Física, de la Universidad del Rosario, las razones de este menor gasto calórico son diversas: realizar actividades de juego sedentarias (videojuegos, internet), pasar más horas frente al televisor, dedicar menos horas a la educación física en los colegios y escuelas; disponer de espacios urbanos reducidos y tener malos hábitos alimentarios que generan un exceso de calorías. A esto se le suma el hecho de que en los años setenta los niños comenzaban a ver televisión aproximadamente a los cuatro años, y hoy se estima que empiezan a hacerlo a los cuatro meses.

Otro estudio de la University of Washington, del año pasado, reveló que cerca de la mitad de los infantes en edad preescolar no pasan tiempo jugando al aire libre con alguno de sus padres durante el día, pese a que ese tipo de juego tiene muchos beneficiospara los más pequeños, entre estos combatir la obesidad infantil.

En entrevistas con los padres de casi 9.000 niños, de dicha investigación, menos de la mitad de las mamás y solo un cuarto de los papás informaron llevar a su hijo a caminar o jugar con ellos en el patio o en el parque, al menos una vez al día. Situaciones como estas motivaron al productor de Discovery Home and Health, Scott Harper Bio, a realizar una investigación para el programa emitido este año ‘La infancia perdida’. Su conclusión es que “la falta del juego libre y en la calle puede ser realmente perjudicial para la salud, el desarrollo social, físico y emocional de los niños. Investigaciones científicas muestran un claro vínculo entre no juego libre y depresión, ansiedad e inseguridad”. 

Según el investigador, los padres de hoy tienen miedo de que sus hijos estén en la calle por la inseguridad que existe, y porque frecuentemente los medios de comunicación los alertan con noticias de que hay secuestradores y asesinos en serie al acecho en todas partes.Sin embargo, el productor asegura que en el juego libre los niños aprenden a resolver problemas por sí mismos, valorar el riesgo, socializar apropiadamente, hacer amigos, conocer la confianza, la justicia, el trabajo en equipo, y también establecer jerarquías y desarrollar la creatividad mediante los juegos que inventan. “En resumen, el juego libre es una forma fundamental de cómo los seres humanos aprenden, crecen y funcionan en nuestro mundo. Cuando usted realiza todas las actividades por el niño, esto retrasa o, incluso, impide la capacidad de desarrollo del mismo. Es así de simple”, asegura.En cambio, las prácticas como el baloncesto o el fútbol son reglas que están bajo el control de los adultos, así que no es posible tener creatividad, en contraste a lo que pasa con un juego libre que es más inclusive, variado y diverso, y por lo general mejor para el crecimiento.Como es difícil que las sociedades vuelvan al juego libre y seguro, sería la creación de ambientes –como zonas de juegos, por ejemplo– donde los niños pueden jugar e interactuar con los demás, mientras los adultos permanecen a cierta distancia. La situación ha motivado que instituciones benéficas, como Pop-Up Adventure Play, en el Reino Unido, busquen ideas para que los pequeños jueguen al aire libre con pocos recursos. Pop-Up Adventure Play nació hace tres años, y cuenta con programas enfocados en las comunidades, como talleres y eventos, de manera que los niños puedan sentirse libres de explorar y de expresarse.

Juegos tradicionales

Jugar a las escondidas, a ¿El lobo está?, el trompo, el yoyo, “aserrín, aserrán” –casi todos al aire libre–, permite, según los expertos, que los niños fortalezcan las destrezas, habilidades, valores y actitudes necesarias para un desarrollo integral. Les enseña a ser solidarios, a compartir, a esperar su turno, a valorar el papel del otro, a establecer relaciones fuertes y duraderas.

Carmenza Botero, directora de Malaquita Proyecto Musical, dice que es triste ver cómo todas estas connotaciones explícitas en los juegos tradicionales, tan importantes en el desarrollo de la infancia, se pierden cuando el niño se limita a jugar con una máquina.En este mismo sentido, Gilberto Acuña, médico pediatra especialista en educación y asesoramiento familiar, es enfático en decir que “el desarrollo sensorial en los juegos físicos se da en todas las dimensiones, en tanto que el juego tecnológico, en la mayoría de los casos, se limita a lo visual y auditivo. Por otra parte, contienen altísimos índices de violencia, desventajas claras frente a los primeros”.

Qué hacer

La Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomienda:

1. Los niños deben interactuar con los padres o cuidadores en las actividades físicas cotidianas, como jugar en familia.

2. Los infantes deben desenvolverse en ambientes enriquecidos, que no restrinjan los movimientos corporales: jugar en parques y escenarios deportivos, entre otros.

3. La actividad física de los bebés debe promover el desarrollo de habilidades motoras: ponerlo boca arriba, boca abajo, acostado, sentado. Si tiene entre 8 y 12 meses, es bueno tomarlo de la mano, alentarlo a sentarse y pararse.

4. No se recomienda el uso de caminadores, saltadores o similares. El uso inadecuado de estos equipos se ha asociado con los retrasos de las habilidades motrices.

5. Los niños deben ver la televisión solo después de los dos años, o más. En lugar de permitirles realizar esta actividad, es mejor hablar, jugar, cantar o leer con ellos.

6. Para los niños mayores, el uso de la televisión y los videojuegos debe limitarse a 2 horas diarias.

7. Lleve a su niño al parque, a una arenera, déjelo correr, saltar y jugar con un balón. 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
ColegioCañaverales
Hace 2 años
Los padres de familia no podemos olvidar la importancia de brindar a nuestros hijos espacios y actividades a través de las cuales les ofrezcamos diversos elementos que les permitan generar desarrollo y formación integral.
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet