Síguenos en:

No dejes la educación de tus hijos en manos del televisor

No dejes la educación de tus hijos en manos del televisor

Hay que delimitar la televisión, pero también dar posibilidades a otros juegos y actividades.

No dejes la educación de tus hijos en manos del televisor
Por: Mónica Sierra Hernández
13 de Mayo de 2016
Comparte este artículo

Expertos coinciden que aunque un niño puede prescindir de la televisión, no debe señalarse siempre de manera negativa este medio. Por el contrario, hay que educar a los niños frente a lo que se está viendo y enseñarles a ser críticos sobre la información que reciben.

“En realidad, el problema no es el medio como tal, el problema es el tiempo que pasa el niño frente a la televisión y la baja supervisión de los padres de familia. Definitivamente se agrava el asunto cuando la educación del pequeño es relegada a los programas que ve”, afirma Sandra Marcela Lobo, magister en Ciencias de la Información de la Universidad de la Sorbona (Francia) y en educación de la Universidad Santo Tomás. (Puedes leer: En familia / La televisión y nuestros hijos)

Para la experta, hay tener cuidado, pues la televisión no es la única responsable de los comportamientos de los pequeños. “Muchas veces lo niños reproducen todo lo que están viendo en sus contextos, en casa y en la sociedad. Si mamá y papá se gritan, él va a gritar a sus hermanos o compañeros. Además, el niño cada vez tiene más acceso a dispositivos electrónicos (tablets y smartphones) y a videojuegos con contenidos violentos”.

Entonces, lo que hace la televisión es reforzar estos comportamientos que el niño ve en su entorno y los reproduce en su cotidianidad.

“Sin embargo, en un momento dado, creo que si hay una selección de los programas o si los padres conocen verdaderamente qué es lo que el niño está viendo, se le puede enseñar a ver y a leer la tv para que no se refuerce lo que puede ver en su contexto. Además, los padres deben formarlo como un receptor crítico que sepa distinguir entre la realidad y la ficción, pero lógico, con un tiempo limitado”, agrega Lobo.

Qué dicen los estudios

El estudio ‘Padres de Familia, Hijos y Televisión’, realizado por la Universidad de la Sabana, concluyó que en Bogotá, los niños consumen más de 180 horas de televisión al mes. El informe, en el que se consultó a través de encuestas personalizadas a 420 personas con hijos, responde preguntas como: ¿Los padres de familia están capacitados para educar a los hijos con el fin de que vean TV sin excesos pese a que nunca han sido formados para esto? Si el 90% son pasivos frente el consumo de la TV, ¿Qué hacer para que sean más activos y guiar mejor a los más pequeños?; y si ambos acudientes están ausentes por desinterés o motivos laborales ¿Desde la distancia cómo pueden orientar a los chicos frente a este tema?

Además, según el estudio, no existe un canon internacional que pueda determinar cuánto es el tiempo apropiado para que los más pequeños puedan ver televisión; sin embargo y a la luz de los resultados de la investigación, el 97% de los padres de familia en la ciudad reconoce usar la TV para entretener a sus hijos, lo que valida la preocupante cifra del informe que indica que un niño bogotano permanece hasta 20 horas a la semana pegado del televisor. (Lee: Bebés ven TV antes del primer año de edad)

En algunos países, la discusión la han conducido las autoridades con drásticas acciones por parte del estado, por ejemplo en Francia, en el año 2008, la entidad reguladora del audiovisual (Conseil Supérieur de l’Audiovisuel – CSA) estableció una prohibición de que los canales de televisión abierta emitieran programación para menores de 3 años y obligó a los canales de cable a transmitir el siguiente mensaje: “La TV puede retardar el desarrollo de un niño menor de 3 años, aunque se trate de programación que se dirija especialmente a ellos”.

Respecto a esto, la investigación de la Universidad de la Sabana concuerda con que antes de los 3 años los menores no deben tener ningún contacto con la TV porque es en esta etapa en la que deben primar los juegos de psicomotricidad; antes de los 6 años tampoco debe haber contacto con celulares, tabletas o videojuegos; antes de los 9 no debe existir ningún contacto con Internet, a menos que sea por motivos lúdicos o para buscar información de consulta de tareas o trabajos; y a los 12 el niño ya puede tener un contacto con la televisión más independiente, siempre y cuando cuente con la compañía, orientación y mediación de un adulto responsable.

Sin embargo, la Asociación Pediátrica Americana (APA) señala que los estudios realizados sobre la incidencia positiva de la televisión en el aprendizaje no son concluyentes en el caso de los programas dirigidos a niños y niñas menores de dos años. Explica que para medir estos efectos, es necesario que exista una maduración de funciones cognitivas básicas de procedimientos de información como la comprensión del contenido y la atención que se le presta al programa, funciones que aún no han sido desarrolladas completamente en esta fase de desarrollo. (Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo puede estar tu hijo frente al televisor?)

A pesar de ello, el estudio de la Universidad de la Sabana hace recomendaciones como que la TV tampoco puede mostrarse como un premio o recompensa que reciben los menores por hacer una tarea o cualquier labor doméstica – “error que comenten muchos padres familia por delegarle a la ‘niñera electrónica’ la crianza de los hijos”, asevera Juan Camilo Díaz, profesor del Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana.

Para Sandra Marcela Lobo “Lo que es claro es que no podemos meter a nuestros hijos en una casa de cristal, pero nuestro papel sí es el de educarlos para que sepan distinguir entre lo que ven en televisión y qué tanto de eso deben reproducir en su vida real. Además, es importante que como padres pasen más tiempo con su hijo y no precisamente frente al televisor, sino realizando actividades que realmente estimulen al pequeño de manera adecuada como juegos, manualidades, salidas al parque, entre otras”.

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet