Síguenos en:

A prepararse para entrar al colegio

A prepararse para entrar al colegio

Tu pequeño de ahora en adelante estará lleno de retos y aprendizajes, tu apoyo es importante.

A prepararse para entrar al colegio
Por: Redacción ABC del bebé
22 de Junio de 2016
Comparte este artículo

Tres palabras clave necesitará tu hijo para enfrentarse a esta etapa: confianza, seguridad y tranquilidad. Los niños se apropian de las emociones que expresan los adultos, y por ello debes tener cuidado con los temores que le transmitas con respecto a su entrada al mundo escolar.

El psiquiatra infantil Christian Muñoz asegura que “del primer día de clases se les debe hablar como un evento inolvidable que les brindará conocimiento, diversión y socialización”. (Puedes leer: Del jardín al colegio, un paso de gigante)

Para generar confianza en el infante también es necesario que le cuentes a tu hijo las distintas actividades que realizará con sus amigos, la hora en la que lo van a recoger y la importancia de su buen comportamiento. Para terminar, otra recomendación: si la despedida fue una maravilla, la bienvenida debe ser igual. Los padres deben recibirlo con abrazos y besos. Además, deben preguntarle sobre lo que hizo, los amigos que consiguió y las onces que comió.

Mis nuevos amigos

La llegada a un nuevo lugar implica el cambio de relaciones en los pequeños. En su nuevo colegio tendrá que volver a conseguir amiguitos y a socializar con niños de otros cursos. Como padre puedes reforzar ese primer acercamiento con actividades como llevarlo al para que juegue con otros menores que no conoce y así empiece a perder el miedo a entablar una conversación, o a un primer acercamineto. Además, puedes reforzar su llegada a clases hablando con él sobre los nombres de sus nuevos amigos, contándole que tú ya conociste a su nueva profesora o haciéndole preguntas como ¿con quién jugaste hoy?, ¿cuál fue el amiguito con quien más hablaste?, ¿al lado de quíen te sientas?. De esta manera el niño empezará a asociar lo que hace en el colegio con las actividades de su casa y empezará a cerrar la brecha que para él pareciera gigante.

Consejos para elegir la escuela

Que se parezca a la familia

Si unos padres son muy conservadores, no se van a sentir a gusto en un colegio muy liberal, y seguramente pondrán al niño entre la espada y la pared con valores y criterios de vida que pueden parecer opuestos para él. El objetivo es brindarle al niño una formación coherente con los valores de su casa y hogar, para que no tenga que vivir en dos mundos al tiempo. (Te puede interesar: De la casa al jardín)

Bilingüismo

En el país existen colegios donde se aprende francés, inglés, italiano y alemán como una segunda lengua, incluso como una tercera. Los padres deben diferenciar si se trata de un colegio bilingüe o con inglés intensivo. Muchos enseñan casi todas las materias en la segunda lengua, como matemáticas y ciencias, por ejemplo; otros, por el contrario, únicamente inglés con muchas horas a la semana.

Son modelos diferentes. No todos los niños están en condiciones de aprender un segundo idioma desde tan pequeños.

Si presentan dificultades con su lengua materna, es probable que no puedan con una segunda hasta cuando estén más grandes. También se presentan casos en los que un niño comienza a tener dificultades en matemáticas y resulta que el problema de fondo es con el idioma, porque se dictan en inglés, y no con los números en sí. En estos casos puede ser mejor para el niño un colegio que no sea bilingüe y que aprenda un segundo idioma fuera del colegio.

La religión

Muchos colegios transmiten los valores a través de la fe y es importante que esta sea la misma de los padres. Si un adulto no comparte que su hijo vaya a una misa católica, pero lo matricula en un colegio donde celebran misa, el niño entrará en conflicto y no le resultará fácil conciliar la casa con el colegio. Hay escuelas practicantes o aquellas que no practican ninguna creencia y dejan que la familia se encargue de este aspecto de la formación.

Nivel académico

El Icfes es la prueba que utiliza la mayoría de la gente para saber cómo es el nivel académico de un colegio en el país. Pero esta no es la única variable para tener en cuenta. Los padres también deben analizar si quieren una educación con un énfasis en ciencias puras o en humanidades o en arte. (Lee: Tú eres su mejor maestro)

Algunos adultos prefieren un colegio donde fomenten más ciertos valores y no le den tanta importancia a las calificaciones; o, por el contrario, otros consideran que lo más importante es tener un muy buen resultado en las pruebas del Estado porque de acuerdo con estas ingresarán a la universidad.

No todos los niños están hechos para las mismas exigencias académicas, sin que esto signifique que no son inteligentes. Algunos soportan mejor la presión que otros y a veces aprenden más en lugares donde las relaciones sociales y el trato son más importantes que las calificaciones finales. El jardín infantil puede ser una buena guía para saber cómo aprende mejor el niño.

Que sea para el niño

Es posible conocer las fortalezas y debilidades del niño para buscar un lugar acorde con su manera de ser. Algunos niños se desenvuelven mejor en grupos pequeños, otros necesitan adultos que los guíen y motiven permanentemente, mientras que los hay más autónomos. Los padres deben buscar un lugar que tenga en cuenta el desarrollo del menor: cuáles son sus mayores habilidades, en qué está adelantado y en qué necesita refuerzos.

Mixto o no Hay

colegios de solo niñas y solo niños, y entre los mixtos hay algunos que los separan para las clases aunque compartan otros momentos. Los padres deben ser honestos y proyectar si estarían de acuerdo con que su hija vaya a excursiones con sus compañeros o comparta actividades con muchachos durante la adolescencia.

Costos

A veces los padres sacrifican demasiado para pagar un colegio, cuando en el mercado hay opciones y los niños y jóvenes pueden aprender de muchas maneras.

Es bueno analizar si se está dispuesto a hacer sacrificios económicos durante años, o si mejor se paga un colegio con un costo más cercano a los ingresos del hogar y se le brindan al hijo opciones como cursos, clases o viajes.

A veces es una presión fuerte para un niño saber que la familia vive en aprietos por su estudio. Hay que evaluar si en el entorno donde estudiará el niño va a haber presión social por tener determinado nivel de vida, si la familia va a ser indiferente a esta presión y si el niño la puede soportar.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet