Síguenos en:

Los miedos de los niños

Los miedos de los niños

Es normal que su hijo sienta ciertos temores

Miedos en los niños
Por: Redacción ABC del bebé
01 de Octubre de 2012
Comparte este artículo

“El miedo hace parte de los dispositivos básicos de interacción emocional del individuo. Es un fenómeno evolutivo que debe considerarse necesario para un desarrollo integral”, explica el psiquiatra infantil Christian Muñoz Farías.
Es decir, cuando una persona percibe que está en riesgo, experimenta un cambio o pérdida, su reacción es de alerta y siente ansiedad y miedo, por instinto. Es así como una persona se protege.
Los temores tienen varios orígenes, entre los que se encuentran: la separación de las figuras de apego, el nacimiento de un hermanito, la mudanza, la entrada al colegio o la muerte de un familiar, entre otros.
Estos se presentan, según la edad y etapa de desarrollo del niño. Para Liliana Zambrano, psicóloga clínica egresada de la Universidad de La Sabana, máster en programación neurolingüística y miembro de Asesores en Excelencia Integral (ASEIA), “el ser humano es tan sensible
a las emociones que desde los 4 meses en el vientre de la madre puede percibir los temores de su progenitora, y a la vez adquirirlos”.
Por su parte, la psicóloga María Carolina Sánchez Thorín explica algunos de ellos, según la edad del bebé:
Recién nacido: viene con un vínculo materno muy fuerte. Por eso siente miedo de perder el contacto físico con su madre. Cuando los bebés tienen esta sensación,
se manifiestan con el llanto y movimientos fuertes de
sus extremidades.
6-9 meses de edad: los bebés empiezan a desarrollar el miedo a los extraños. También sienten temor a la separación, una etapa necesaria en la evolución psicológica, ya que estructura en el niño la capacidad de pensamiento frente al objeto ausente y, asimismo, la gradual tolerancia a estar solo por períodos cortos.
11 meses: el bebé siente más necesidad de estar cerca de esa figura de apego. Ese miedo disminuirá alrededor de los 3 años, cuando el niño comienza a mantener su interés en otras personas y en nuevas experiencias.  
4-6 años de edad: es la típica etapa en la que se siente temor de los supuestos fantasmas, monstruos y personajes propios de la fantasía. También es común el miedo a animales o insectos. Estos temores le ayudan
a regular sus emociones ambivalentes de rabia, frustración, amor y dependencia.
7 años de edad: los niños ya son grandes y comprenden conceptos más complejos, como la muerte y el peligro. Por eso desarrollan temores hacia situaciones reales de riesgo, como terremotos, robos y, en general, todo lo que pueda vulnerarlo, o a sus seres queridos.
¿Cómo reaccionar?
Las primeras figuras de apego de los niños son sus padres, por eso, es importante que reconozcan la situación.
De igual manera, dice la especialista, deben “ayudar al niño a superar su temor. Por ejemplo, en vez de decirle que es absurdo pensar que hay un muerto debajo de su cama, preguntarle de dónde viene esa idea, mostrarle que la realidad es otra y abrir el diálogo para que manifieste su temor, lo dibuje, juegue a eso y pueda encontrar en sus padres una forma de contención real a su angustia”.
Siempre son necesarios el acompañamiento y el ejemplo. Los miedos se pueden transmitir de padres a hijos. abc

¿Cuándo es anormal?
Los miedos dejan de ser normales cuando se convierten en fobias; es decir, cuando existe un trastorno de ansiedad que interviene en el desempeño funcional integral del niño y que, si no se trata a tiempo, puede trascender incluso hasta la adultez.
También hay que consultar si el niño les teme a las relaciones sociales y limita sus actividades, señala Rafael Vásquez, psiquiatra de niños y adolescentes y docente de la Universidad Nacional de Colombia. O cuando estas vivencias no se pueden tolerar y causan mucho sufrimiento.
En estos casos se debe buscar la ayuda profesional de un psicoterapeuta o psiquiatra infantil que contenga, entienda y elabore, junto con el niño,
el origen de sus temores.
Tenga en cuenta
• Nunca se debe obligar al niño a enfrentar su miedo exponiéndolo a aquello que lo produce, o hacer comentarios que lo hagan sentir ridículo por el temor que expresa.
• No usar frases despectivas ni alarmantes. Tampoco predisponer a los niños a alguna situación, cuando ni siquiera ellos han sentido miedo. Por el contrario, usar frases con mensajes protectores y motivadores.
• Supervisar los programas de televisión y los contenidos de internet, pues allí se pueden originar una serie de miedos generados por un contenido que no es apropiado para su edad o etapa de desarrollo.
• Si el miedo se sitúa dentro de la habitación, usar la lúdica para disolver los enigmas que rodean al niño. Se ha demostrado que el juego es una de las principales herramientas para erradicar
el miedo a la oscuridad.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

Artículos relacionados

Espante los miedos de los niños

Espante los miedos de los niños

imagen

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet