Síguenos en:

Ropa de bebé: otra herramienta de seguridad

Ropa de bebé: otra herramienta de seguridad

Hay normas y consejos prácticos para prevenir accidentes por exceso de ropa

Ropa de bebé: otra herramienta de seguridad
Por: Astrid López
14 de Abril de 2015
Comparte este artículo

La vida de los bebés gira en torno a los cuidados y consentimientos de mamá y de toda la familia, pero no todos se detienen a pensar si la ropa con la que los vestimos a diario, y hasta los juguetes con los que se distraen y aprenden del mundo que los rodea, son seguros para su salud e integridad. 

En el caso de la ropa, por ejemplo, Emiliana Ledesma, pediatra y puericultora uruguaya, sostiene que “varios estudios realizados en Estados Unidos y Europa han encontrado que una de cada diez prendas para bebés no es segura para ellos, en especial en aspectos como los cierres, las piezas de decoración, como cintas, cordones o accesorios, aplicaciones y botones que podrían ingerir, además de la presencia de textiles contaminados, o materiales alérgicos e inadecuados para la delicada piel de los pequeños”. 

Por ello indica que es importante vigilar las etiquetas y confirmar la idoneidad de los fabricantes, en busca de elegir marcas especializadas, que cumplan reglamentaciones y certificaciones internacionales que le den un aval al vestuario que fabrican para niños, pues aunque no se puede medir claramente sí existe un potencial peligro, las sustancias tóxicas, como colorantes, formaldehídos o plastificantes alergénicos o cancerígenos, pueden tener un impacto sobre la salud y piel de los bebés. 

Igualmente, estos aspectos deben verificarse desde corta edad, porque es posible que si resultan alérgicos a ciertos materiales, esa condición se mantenga, por lo que hay que tratar de detectarla y evitar el uso de dichas prendas. En tal caso, la dermatóloga pediatra Marcela Echeverría, recomienda “ropa cien por ciento algodón, telas acrílicas, como lycra o nylon, y térmicas, deben usarse progresivamente, ya que el bebé se acalora y puede brotarse en la parte del tórax”. 

Sin cierres ni colorantes 

Ledesma insiste en que “se tenga en cuenta que las prendas no contengan colorantes azo (químicos para pintar telas); cierto tipo de cierres, que sea sin cordones ni cuerdas corredizas para niños menores de 7 años, además de evitar botones, aplicaciones y piezas decorativas. 

“Todas las prendas y accesorios de vestir deben ser lavables, incluso a altas temperaturas, para asegurar la destrucción de agentes patógenos en la ropa, es decir hongos o bacterias que puedan generar enfermedad. Y algo esencial, verificar que los materiales indicados para bebés y niños sean no inflamables, como las telas compuestas por mezclas de algodón y fibras sintéticas, que pueden ser peligrosas, pues se prenden rápidamente, se funden y causan quemaduras. 

Ahora bien, la ropa debe permitir la libre respiración y actuar como una barrera térmica, teniendo en cuenta el clima en el que los niños se encuentran para apoyar las funciones corporales e ir acorde con las necesidades en frío o calor, para dar confort y protección. 

Divertidos y cuidados 

Sin lugar a dudas, los juguetes tienen gran importancia en el desarrollo y crecimiento de los niños, por ello deben ser de la mejor calidad, indicados para cada etapa y seguros en todos los aspectos de funcionamiento, diseño y finalidad. 

“Los juguetes deben traer recomendaciones de seguridad para su uso y cumplir con las normas para su fabricación. Es posible que se presenten accidentes si no se siguen las normas. Los juguetes están fabricados de acuerdo con la edad. Por ejemplo, los niños menores de 5 años no deben tener juguetes que se puedan desbaratar, porque las piezas pequeñas se las pueden ir a la boca y atorarse. 

“Del mismo modo, los juguetes de metal o en mal estado no deben estar al alcance de los niños, pues corren el riesgo de cortarse”, explica Olga Lucía Baquero C. MD, miembro de la Mesa de Trabajo de Prevención de Accidentes de la Sociedad Colombiana de Pediatría. 

Lo primero, verifique que los juguetes tengan certificaciones internacionales, como la de la Comunidad Europea (CE), y cuenten con todos los respaldos de las organizaciones oficiales del país. 

Siempre verifique las etiquetas de fabricación para que confirme aspectos como los datos del fabricante y/o del importador; la nación de origen; la marca y nombre del producto; la razón social y la dirección del fabricante y, en especial, las instrucciones y advertencias de uso, la edad indicada del niño para utilizar el juguete. Las baterías merecen atención, pues el lugar que las albergue debe estar protegido con tornillos o sistemas de difícil extracción, para que no sea fácil abrirlo, y evitar el recalentamiento de las partes mecánicas o eléctricas.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet