Síguenos en:

Niños seguros en las piscinas

Niños seguros en las piscinas

Un niño de 8 años murió ahogado en una salida pedagógica con su colegio, en Bogotá. Otra pequeña de 14 años sufrió el mismo accidente en el mar y, por d

Niños seguros en las piscinas
Por: Karen Johana Sánchez
02 de Julio de 2015
Comparte este artículo

Un niño de 8 años murió ahogado en una salida pedagógica con su colegio, en Bogotá. Otra pequeña de 14 años sufrió el mismo accidente en el mar y, por descuido de sus padres, el mes pasado falleció otro menor de edad en Neiva. Todos episodios lamentables que se han presentado recientemente en nuestro país relacionados con actividades en el agua. 

A propósito del tema, y teniendo en cuenta que se acercan las vacaciones, es imprescindible que los padres conozcan cuáles son los aspectos para tener en cuenta para evitar este tipo de accidentes y las normas de seguridad que se deben cumplir en los establecimientos que tienen piscinas. 

Como dice Hortensia Espitaleta, directora de la Fundación Mariana Novoa, tan solo 5 centímetros de agua son suficientes para que se produzca un ahogamiento. Entonces, los padres y adultos “debemos saber que la responsabilidad de estar cerca o entre una piscina o cuerpo de agua en general, recae sobre nosotros mismos. No hay nada más importante que la supervisión de calidad, cerca al agua, y más cuando de niños se trata”, afirma Susana Ponce de León, instructora certificada para Colombia de Infant Swimming Resource. 

Lo que deben hacer los padres…

Según la Fundación Mariana Novoa, los padres deben:

- Supervisar siempre a los niños; no quitar la vista ni por un segundo, si se encuentran cerca al estanque de la piscina o a una estructura similar (jacuzzi, spa, bañera, tina de hidromasaje, etc.).

- Si un niño se pierde, búsquelo primero en la piscina. El 75 por ciento de los niños encontrados ahogados estuvieron 5 minutos desaparecidos.

-Si están en grupo, designar a una persona encargada de cuidar los niños y turnarse. Al supervisar, mantenerse alerta y evitar distracciones, como la lectura, la charla o el teléfono.

-Enseñar a los niños sobre cómo avanzar en el agua, flotar y salir de la piscina.

-Mantener al pequeño alejado de drenajes de estanques de piscinas y jacuzzis.

-No confiar totalmente en los flotadores. 

-Al encontrar una tapa de drenaje suelta, rota o que falta, avisar al dueño u operador y no entrar al estanque de la piscina o jacuzzi.

-Usar gorro de baño, en especial si el cabello es largo; no permitir el uso de collares, vestidos holgados, ni ningún objeto que pueda facilitar el enredamiento mecánico en el  drenaje o en cualquier accesorio del estanque.

-Aprender maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (CPR).

-Todas las puertas y ventanas en cada lugar que permita el acceso al estanque de la piscina deben permanecer aseguradas o, en su defecto, limitar su apertura a máximo 10 cm. 

Tenga en cuenta que las piscinas no son las únicas enemigas; también se debe prestar atención si el niño está cerca a lagos, ríos, mares, zanjas, albercas, tinas, etc., agrega Ponce de León. Además, dice que el 70 por ciento de los niños que caen al agua estaban bajo supervisión de sus padres, así que cuando se habla de supervisión, esta debe ser de calidad entendiendo que no debe hacerse mientras se lee un libro, se chatea, se habla por teléfono o se está dedicado a otra actividad simultaneamente. 

Niños: lo que deben saber 

Para Susana Ponce de León, lo primero que hay que enseñarle al niño es a tenerle respeto al medio acuático, incluso es importante saber nadar. Decirle que puede resultar divertido, pero que hay que jugar con precaución. Además, indicarle que siempre debe estar dentro del medio con un adulto, pedir ayuda si necesita alcanzar algo en el agua, no dejarlo al cuidado de otro niño y que aprenda a respetar las normas establecidas en la piscina. 

La Fundación Mariana Novoa también cita algunos consejos: decirle que no debe nadar solo, correr alrededor del estanque, jugar bruscamente ni meter alguna parte de su cuerpo en los drenajes. 

Bermeo también aconseja, tanto para niños como para adultos, no entrar a la piscina si se está enfermo, se tienen heridas en la piel o se encuentra en estado de embriaguez. Ducharse antes de ingresar al medio, lavarse y desinfectarse los pies, no jugar en el agua con las mascotas y no comer ni ingerir bebidas dentro de la piscina. Lea ´Lo que dice la ley sobre las piscinas'

Los salvavidas

Adriana Estrada, vocera del Ministerio de Salud y Protección Social, dice que “el personal que debe requerirse para las diferentes áreas que hacen parte del establecimiento de piscina está conformado, entre otros, por: los encargados de la labor de limpieza y desinfección de superficies de las áreas anexas y complementarias al estanque de piscina; personal que realiza el tratamiento del agua contenida en el estanque de piscina (operario o piscinero); el que realiza el control de ingreso de usuarios y bañistas al establecimiento de piscina; el salvavidas. Todas estas personas deben tener conocimientos y experiencia de acuerdo con el de-sempeño de sus funciones.

En ese sentido, el salvavidas, que es la persona que se ubica en los alrededores del estanque, debe cumplir, según la ley, con conocimientos de resucitación cardiopulmonar y estar certificado como salvavidas por una entidad reconocida. 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet