Síguenos en:

Época de lluvias, prevenga las gripas

Época de lluvias, prevenga las gripas

Hasta los cinco años, los niños son más propensos a contraer infecciones por virus y bacterias, debido a que su sistema inmunológico es aún inmaduro. Aun

Época de lluvias, prevenga las gripas
Por: Tatiana Quinchanegua
18 de Marzo de 2014
Comparte este artículo

Hasta los cinco años, los niños son más propensos a contraer infecciones por virus y bacterias, debido a que su sistema inmunológico es aún inmaduro.

Aunque no se tienen cifras recientes de cuántas personas han consultado al especialista por patologías respiratorias durante este año, según datos del Ministerio de Salud durante el 2013 15 millones de personas acudieron a consulta externa o a urgencias por enfermedades respiratorias agudas. Más del 50 por ciento fueron niños menores de 5 años. El año pasado, los meses en los que más se presentaron consultas de este tipo fueron marzo, abril, mayo, junio, octubre, noviembre y diciembre.

El panorama se prevé muy similar para este año. Según el neumólogo pediatra Gustavo Aristizábal, epidemiólogo y asesor del Ministerio de Salud, en el tema de enfermedades respiratorias agudas, con los cambios bruscos de temperatura, los niños tienen mayor riesgo de enfermarse, ya que “tienen menos defensas;además, sus bronquios, fosas nasales, tráquea y laringe son más pequeños (que los de un adulto)”.

Otra de las razones, según María del Pilar Anzola, neumóloga pediatra del Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt, es que en los niños “el mecanismo de regulación térmica del cerebro está menos desarrollado con respecto a los adultos, y por consiguiente les es más difícil regular su temperatura corporal. Adicionalmente, su sistema inmunológico es inmaduro hasta los cinco años, esto los hace más propensos a contraer infecciones por virus y bacterias”.;En los infantes, la nariz actúa como un filtro que calienta el aire para evitar obstrucción de las vías aéreas.

Además, evita el paso de alérgenos y bacterias a la vía respiratoria. Cuando la nariz no puede funcionar adecuadamente (por los cambios bruscos de temperatura), los virus y las bacterias aprovechan esta situación y desencadenan enfermedades o complicaciones. Algunos de los cuadros respiratorios más recurrentes son: gripas, sinusitis, rinitis, conjuntivitis, infección de la garganta, el oído o la faringe.

El medioambiente también juega un papel importante. Por su corta edad, está más expuesto a contraer enfermedades respiratorias, ya que debe tener contacto con sus padres, cuidadores y pares con sistemas inmunológicos en las mismas condiciones. Y mientras permanezcan mucho tiempo en espacios cerrados donde no circula el aire, “incrementarán las posibilidades de estar en contacto con personas contaminadas y adquirir infecciones por virus o bacterias”, dice el doctor Aristizábal.

Es importante evitar episodios ‘leves’ en los niños, para que no se compliquen los cuadros gripales;una cosa es la afectación en un menor sano y otra, en uno con problemas de pulmón, asma, bronquitis u otra enfermedad respiratoria.

Enfrente los cambios bruscos de temperatura

El pequeño que presente fiebre, inapetencia y problemas digestivos debe quedarse en casa, y es necesario consultar al pediatra si la temperatura alta no se logra controlar con antipiréticos (acetaminofén), el niño no toma líquidos, tiene alteración del estado de conciencia, padece dificultad para respirar o se le hunde la piel debajo de las costillas.

Los niños deben llevar prendas adecuadas, por ejemplo bufandas y sacos en climas fríos, evitando aquellas que le causen sofoco y sudoración excesiva.

En climas cálidos deben llevar ropa de algodón, fresca, e igualmente se debe evitar cubrirlos al máximo porque al estar muy húmedos se incrementa la posibilidad de tener gripa.;Según John Oñate Araújo, director médico de la Fundación Universitaria del Área Andina, la idea no es sobreabrigarlos excesivamente con 4 o 5 mudas de ropa.

“Lo importante es cubrir la nariz del niño con una bufanda (debe ser cambiada a diario), para que el aire ingrese filtrado a la nariz y garantice la disminución del choque térmico en los niños. Si no se cubre la nariz, no se hace nada. La necesidad de abrigar las orejas es tan solo un mito”, enfatiza Oñate.

Recomendaciones

1.Brindar lactancia exclusiva a los bebés, mínimo hasta los primeros seis meses de vida.

2.Promover el lavado de manos de los adultos y de los niños, con abundante agua y jabón, varias y cuantas veces sea necesario.

3.Si alguno de los adultos presenta fiebre, tos o gripa, emplear el tapabocas.

4.Todos los miembros del hogar deben estar al día en vacunas.

5.Los cuadros ‘leves’ de gripa deben ser tratados preferiblemente en casa.

6.Los bebés menores de 2 meses con fiebre deben ser llevados de manera inmediata al pediatra.

7.Si el bebé tiene más de 6 meses, se le debe dar abundante líquido para hidratarlo.

8. Limpiar la nariz de los bebés con solución salina. Consultar con el pediatra.

9. Enseñarles a los niños a cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar.

10. Consultar al pediatra si la fiebre persiste por más de tres días o si el niño se muestra decaído o con dificultad para respirar.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

Artículos relacionados

Alergias que se confunden con gripas

Alergias que se confunden con gripas

imagen

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
soyundonnadie
Hace 2 años
Prevenir o evitar?
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet