Síguenos en:

Espacios limpios para niños sanos

Espacios limpios para niños sanos

De la higiene y seguridad dependen su salud y desarrollo físico y emocional

Espacios limpios para niños sanos
Por: Astrid López
02 de Octubre de 2014
Comparte este artículo

Desde enfermedades respiratorias y diarreas hasta lesiones no intencionales y accidentes mayores son algunas de las consecuencias que puede acarrear el no contar con un entorno saludable que cumpla con normas de seguridad necesarias para la crianza.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de cinco millones de niños mueren cada año por enfermedades y otras afecciones ocasionadas por ambientes poco saludables o inseguros, y un número no determinado de pequeños vive con problemas de salud crónicos por esta causa.

Para César Sierra Varón, psicólogo y especialista en infancia del Politécnico Grancolombiano, sede Medellín, un entorno saludable “es aquel escenario familiar donde se le brinda al niño estabilidad con sus respectivos cuidados, que no se limitan solo a los físicos, sino también a los emocionales”; por ello, anota, son los padres los encargados de garantizar una buena salud física de sus hijos, y parte de ello, dice, “son los chequeos médicos, vacunas, promover una actividad física frecuente, brindarles una alimentación saludable y, desde luego, un hogar limpio y seguro”.

Espacio sano para el bebé

Según el pediatra Álvaro Jácome, la importancia de un sitio seguro para el bebé radica en entender “el sentido de dependencia y vulnerabilidad que tiene el niño. Hay que pensar en un ambiente con condiciones que ayuden a disminuir riesgos físicos o biológicos. Además, porque en ese espacio es donde el niño estará un tiempo importante en las primeras etapas de su vida, por lo que debe brindarle seguridad; la decoración debe ser un tema secundario”.

Ahora, adecuar un espacio saludable significa tener condiciones mínimas de muchos aspectos, entre ellos el físico. Como primera medida, dice Jácome, se deben permitir espacios vitales; es decir, aquellos necesarios para que la persona desarrolle su propia individualidad.

En tal sentido, deben existir condiciones mínimas de sanidad, como una adecuada iluminación y ventilación. En este aspecto, Sol Patricia Pulido, diseñadora de Kiki Diseño y Decoración, recomienda que el cuarto sea claro, con luz natural, no fuerte. La artificial se puede manejar con graduadores de iluminación ya que, si se necesita una luz media, por ejemplo, a la hora de dormirlo, se pueda regular.

Cuando el niño no esté en la habitación, es importante ventilarlo, por ello se deben abrir las ventanas para que circule el aire, disminuyendo la presencia de polvo, origen de gran número de alergias. Evite al máximo el aire acondicionado y busque un ambiente neutral.

En cuanto a la ubicación de la cuna, lo recomendable por seguridad y manejo de la temperatura es dejarla lejos de las ventanas, y procure no saturar con muchos muebles, objetos y juguetes, pues se convierten en foco de polvo y mugre, y al momento de limpiar esto se dificulta.

Lo ideal es que el niño tenga su propia cuna, colchón y cobijas, así como un lugar para organizar y almacenar su ropa y un sitio cómodo para asearlo.

Además, la limpieza de la habitación es básica para disminuir el riesgo de contaminación, y que se hagan presentes virus, bacterias y plagas transmisoras de enfermedades no solo respiratorias sino de otro tipo.

El colchón y las cobijas son fuente de ácaros; por esto, es indispensable ventilar y aspirar su colchón frecuentemente; también, cambiar y lavar las cobijas, sábanas y cobertores.

Elementos y materiales

En cuanto a los materiales, la diseñadora Pulido dice que, en lo posible, se eviten los tapetes y las cortinas de tela porque son materiales que recogen polvo. Al respecto, aconseja el uso de tapetes de nailon, piso laminado o una alfombra pequeña, persianas o materiales sintéticos que se pueden limpiar fácilmente y con frecuencia.

La lencería puede ser elaborada en algodón antialérgico para evitar irritación o alergias y en lo posible sin encajes o aplicaciones. Por su parte, la pintura de las paredes puede ser a base de agua, sin contenido de plomo. Es recomendable pintar la habitación del niño con antelación, así el olor se habrá ido para cuando llegue el bebé a casa.

Sobre la vigilancia del niño, los expertos recomiendan los monitores de audio o de televisión, pero advierten que deben utilizarse moderadamente y en momentos en que se requiera.

Resumiendo, el pediatra Jácome dice: “Recomendaría pensar y obrar en lo esencial: seguridad, limpieza y comodidad, para garantizar un cuidado e interacción óptima, que nos permita ofrecer condiciones adecuadas dentro de nuestros contextos de vida, y fomentar el buen desarrollo del bebé, apoyándonos, si es posible, en la tecnología, sin incurrir en gastos innecesarios”.

Haga de su casa un lugar seguro para sus hijos:

- Las puertas de salida a las terrazas y balcones y las ventanas deben estar cerradas y con seguros, incluso alarmas.

- En la cocina, no permita que los niños se acerquen a la estufa en uso, ni deje cubiertos o platos a su alcance con los que puedan lastimarse.

- En el baño, la tapa del inodoro debe permanecer cerrada, y para ello existen seguros especiales.

- Recoja cables y proteja los enchufes para que no corran riesgos con la corriente.

 

 

 

Comparte este artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
makaialexa
Hace 2 años
Interesante. A aplicar!
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet