Síguenos en:

En época de calor no olvides hidratar a tus niños

En época de calor no olvides hidratar a tus niños

El 80 % del peso de los niños es agua, aún así son propensos a deshidratarse en el verano.

En época de calor no olvides hidratar a tus niños
Por: Lizeth Salamanca Galvis
23 de Febrero de 2016
Comparte este artículo

Hace poco, un informe de la Nasa reveló que el 2015 fue el año más caliente en la historia del planeta desde 1880 y que el 2016 podría ser aún peor dada la duración y la intensidad de la sequía que estamos viviendo. Ante esta oleada de calor, el llamado de nutricionistas y pediatras para que se preste especial atención a las necesidades de hidratación de los niños no se ha hecho esperar.

De hecho, los especialistas advierten que, en los menores, la hidratación diaria es tan importante como una correcta nutrición para el desarrollo y crecimiento de un niño, ya que influye en el funcionamiento de sus células y órganos, el transporte de nutrientes, los procesos de depuración de desechos que su organismo no necesita y la regulación de la temperatura corporal, entre otras funciones vitales. En otras palabras, un niño hidratado es un niño sano.

No obstante, se sabe que los pequeños son los más susceptibles a la deshidratación, ya que entre el 65 y el 80 % de su peso corporal es agua, dependiendo de la edad, mientras que en los adultos esa proporción solo llega al 50%.

Esta diferencia hace que las pérdidas de agua en el metabolismo sean más frecuentes y graves en los primeros años de vida, como lo explica el pediatra Javier Pinzón, quien señala que el organismo de los niños, por la etapa de desarrollo en la que se encuentra, “no tiene un mecanismo eficiente para el almacenamiento de los líquidos, por lo que deben consumirlos de manera constante. Esto –añade el médico– se suma a que los niños tienen una capacidad menor para expresar que están sedientos, de manera adecuada”.

Tales pérdidas de agua en la infancia pueden ocurrir a través de la transpiración debido al incremento de la actividad física o de la temperatura ambiental (como los cambios en el clima que viven hoy varias ciudades); por medio de la orina, de la deposición fecal y de las funciones metabólicas normales de la digestión de los niños.

Sin embargo, las pérdidas más considerables que llevan a estados de deshidratación se pueden presentar cuando están enfermos. “Una de las causas más frecuentes es la presencia de fiebre, diarrea aguda o crónica, vómito, disminución de la ingesta de líquidos, exceso de sudoración, entre otros síntomas”, dice el doctor Pinzón.

Así se hidratan

Con este panorama, la pregunta que surge es ¿cómo hidratar a un niño correctamente? Lo primero que hay que tener en cuenta es que las necesidades de hidratación de los niños cambian según su edad. “Durante los seis primeros meses, los niños se hidratan exclusivamente a través del consumo de leche materna, la cual les proporciona los electrolitos y el agua que requiere su organismo, por lo que no necesitan consumir ningún líquido adicional”, explica Vladimir Muñoz, médico pediatra de la Universidad Nacional.

Después de los seis meses, con el inicio de la alimentación complementaria, la lactancia continúa siendo la principal fuente de hidratación, pero se acompaña de la ingesta de agua pura o contenida en jugos naturales, sopas y frutas que se le dan como parte de su nueva dieta, hasta los 2 años, que es cuando dejan de recibir leche materna; estos últimos pasan a ser sus únicos medios de hidratación.

“Luego de los 3 años, cuando inician la etapa escolar, lo recomendable es que reciban líquido cinco veces al día después de cada comida y en refrigerios u onces”, explica el doctor Muñoz, quien también aconseja poner jugos naturales, bebidas lácteas o agua en las loncheras, mientras que para aquellos niños que realizan deporte, la recomendación es hidratarlos antes, durante y después de la actividad física, nunca con gaseosas.

Finalmente, los expertos recomiendan a los padres no esperar al llamado de la sed de sus hijos sino ofrecerles líquidos a lo largo del día en lugar de una sola ingesta, ya que de esta manera el organismo los asimila mejor.

No solo el agua hidrata

Sin bien el agua pura es la principal fuente de hidratación para niños y adultos, no hay que olvidar que los jugos naturales, las sopas, las verduras y las frutas también cuentan. De hecho, estas últimas ofrecen una buena concentración de los electrolitos que se requieren para estar hidratado.

A su vez, los médicos recomiendan a los padres evitar saciar a sus hijos con gaseosas, jugos de caja, refrescos o malteadas, que poseen una alta concentración de endulcorantes y se relacionan con problemas de obesidad, diabetes y alergias.

 

 

La piel, otro aspecto por cuidar frente al aumento de la radiación solar

El aumento en la intensidad de la radiación solar registrado por autoridades meteorológicas durante los primeros meses del año también es un factor para pensar en proteger la delicada piel de los niños frente a los rayos ultravioleta. Si bien la incidencia del cáncer de piel no es tan frecuente en los pequeños, según expertos, cada vez más aumentan los pacientes que sufren a edades tempranas sus consecuencias.

De hecho, Paola Cárdenas, dermatóloga de la Asociación Colombiana de Dermatología, advierte que “más de tres quemaduras solares durante la infancia aumenta en un 50 % el riesgo de sufrir cáncer de piel en la edad adulta”.

Por eso, los médicos recomiendan no exponer a los niños menores de un año directamente al sol y protegerlos con sombreros, gorros de ala ancha y ropa manga larga. A su vez, señalan que, a partir de los 6 meses de edad, a los niños se les debe aplicar bloqueador solar con factor de protección para rayos UVA y UBV mayor de 30, como una rutina diaria.

En condiciones normales, se deben realizar dos aplicaciones al día, pero, si el niño está en lugares como la piscina o la playa, esto se debe hacer cada dos horas o después de tener contacto con el agua.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
opiniong790006
Hace 40 semanas
Si necesitas dinero pero no puedes trabajar tiempo completo entra gratis a esta página que permite buscar trabajo por horas o por días: www.trabajoxhoras.com
1
jasson326529
Hace 40 semanas
interesante articulo
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet