Síguenos en:

Diversión a prueba de agua

Diversión a prueba de agua

Ten en cuenta los consejos ABC, a la hora de llevar a tu hijo a la piscina.

Diversión a prueba de agua
Por: Ada Fernández
14 de Diciembre de 2015
Comparte este artículo

Antes de zambullirse

- Se necesitan comportamientos adecuados en las piscinas para promover una experiencia agradable.

- Las infecciones más comunes se transmiten tragando, accidentalmente, agua de la piscina.

- No es prudente que los niños entren a la piscina cuando tengan diarrea, especialmente los que usan pañal.

- Para el cambio de pañal lo ideal es usar el cuarto de baño y no hacerlo cerca de la piscina.

- Lava con mucho cuidado las nalgas de tu hijo, pues en ellas suelen quedar rastros de materia fecal.

- Para evitar la otitis se debe usar gorro de nadar, tapones o moldes adaptados a los oídos para evitar que entre el agua. Nunca algodón.

- Es importante no caminar con los pies descalzos en duchas y cambiadores.

- No les dejes demasiado tiempo el bañador húmedo porque esto facilita las irritaciones.

- Lleva con frecuencia a los niños al baño, incluso aunque no te lo pidan.

Cuidados bajo el sol

- Recuerda que en el mar o la piscina debes aplicar protección solar a tus hijos cada 2 horas.

- Sombreros, cachuchas, camisas y gafas de sol son fundamentales en el vestuario.

- Evita exponerlos al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

- Si notas en tu hijo laceraciones en su piel, no lo expongas al sol sin consultar con el médico.

- Un recién nacido no debe exponerse directamente al sol.

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
yny1
Hace 41 semanas
tomalo
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet