Síguenos en:

¿Cómo manejar la plata?

¿Cómo manejar la plata?

¿Pensando en un bebé y haciendo cuentas? Aquí, una lista de consejos para sumar y restar mejor.

¿Cómo manejar la plata?
Por: Catalina Gallo Rojas
04 de Mayo de 2016
Comparte este artículo

Nadie niega que la presencia de un nuevo miembro en la familia es tan maravillosa que no la paga ninguna tarjeta de crédito, pero una buena organización de las finanzas siempre nos ayuda a vivir más tranquilos. ABC les entrega estos consejos para organizar la economía familiar con la llegada del bebé. (Puedes leer: Manejar el dinero, aprendizaje clave)

1. Piensen en lo fundamental

No necesitan comprar todo lo que el mercado ofrece. Solucionen primero necesidades básicas y después dense otros gustos. Lo primero que deben tener en cuenta es: ropa, pañales, leches de fórmula si se las medica el pediatra, pañitos húmedos, crema para la cola, un cambiador (que es un plástico pequeño que sirve para cambiarle los pañales a tu bebé), vales de EPS o medicina prepagada. Una cuna, un coche de bebé, dos cobijas, varias sábanas y una silla para el carro. De otro lado, por cuestiones de higiene y para proteger al bebé, es importante que le tengan una toalla exclusiva, así como jabón y champú que no sean de uso familiar. (Te puede interesar: Cómo organizarse económicamente y ahorrar con la llegada del bebé)

2. Recuerden que el bebé crece

Cuando compren pañales, no adquieran muchos de la misma etapa a la vez. Los bebés crecen muy pronto, sobre todo durante el primer año, y pueden quedarse con algunos paquetes sin utilizar. Eso sí, el gasto mensual en pañales es alto, por lo tanto piensen que ello afectará el presupuesto familiar. Lo mismo sucede con la ropa. Lo mejor es no enamorarse de toda la que haya de las tallas 0 a 6 meses en el almacén, pues ese pequeño muy pronto tendrá más centímetros y se pueden quedar con pintas sin estrenar. Los ‘body’ son una muy buena inversión porque si están en tierra fría abrigan al bebé, van debajo de la ropa y sostienen el pañal. En tanto, en clima caliente sirven para que permanezca más fresco.

3. Cuiden los pagos de salud

No dejen de pagar sus aportes a salud. Los bebés requieren mucho cuidado y seguimiento de los pediatras. No es que su hijo se vaya a enfermar, pero sí tendrán que llevarlo a controles cada mes y seguir el plan de vacunación. Si están afiliados a medicina prepagada, averigüen con cuánto tiempo de anticipación deben hacer el papeleo para afiliar a su hijo.

4. El mercado alcanza

Si van a darle leche materna a su pequeño, durante los primeros cuatro meses no necesitarán comprar más alimentos. Y si resulta que su bebé no tiene problemas alimenticios y le va muy bien con la lactancia, tampoco tendrán que gastar en leches de fórmula. Ahora bien, si su hijo requiere de estas últimas, deberán comprar teteros. Para limpiarlos, si les resulta muy costoso un esterilizador, se venden unas vasijas especiales que se ponen en el microondas: los teteros quedarán aseados. Ya a los cuatro meses su hijo necesitará más alimento, pero no grandes cosas, sino porciones pequeñas de frutas o verduras en sopa, o carnes desmenuzadas, todo preparado de manera sencilla. Las papillas y compotas se pueden hacer en casa.

5. Consideren la educación

Muchos de los colegios y jardines infantiles pueden ser costosos. Lo mejor es ahorrar un poco cada mes para adelantarse a los pagos de la educación. Si no pueden hacerlo ahora porque tienen muchos gastos, no se afanen pues lo primordial es que puedan darle a su bebé lo fundamental y que cuando estén con él lo amen profundamente.

6. Relájense con las vacaciones

Recuerden que su hijo está pequeño y sus primeros años tal vez no sean los fundamentales para las grandes aventuras. Guarden esa plata para cuando esté más grande. Ahora basta con paseos sencillos y unas vacaciones calmadas.

7. Organicen el transporte

Cargar con un bebé tiene sus pormenores. No podrán andar con él de aquí para allá, tanto como cuando se movían solos, así que piensen en comprar un coche de bebé para llevarlo cuando se movilicen caminando. Hay desde muy caros hasta muy baratos. Si tienen carro, compren una silla para el auto; esta puede ser costosa, pero la inversión vale la pena. Pregunten hasta qué edad del niño servirá, para que les dure varios años. Nada es mejor que invertir en la seguridad de su hijo. Si se movilizarán en transporte público, piensen que lo mejor para la tranquilidad de ustedes, y para la salud y seguridad del bebé, es llevarlo en auto. Esto cuesta más, así que destinen una suma mensual más alta para el transporte.

8. Prefieran el juego sencillo Su bebé no necesita montones de cosas con las cuales jugar. Unas pocas y adecuadas serán suficientes. Durante los primeros meses piensen en algo que suene o se ilumine cuando el bebé presione, un juguete llamativo que puedan alejar y acercar, muñecos de plástico que él pueda presionar y produzcan sonidos, un espejo para jugar con ustedes, y una pelota muy pequeña que él vea rodar. Cuando crezca más y se pueda sentar, pueden pensar en unos juguetes para el baño: los va disfrutar en el agua. Los libros de pasta dura también le encantarán. Recuerden que el mejor juguete para su bebé son ustedes, así que háblenle; jueguen con sus manos, voz y sonidos, y escuchen música juntos y canten.

9. Calculen a la niñera

Si no podrán quedarse con su hijo después de la licencia de maternidad y paternidad, organicen muy bien quién va a cuidarlo. Este es un gasto importante si les toca pagarlo, si no tienen a alguno de los abuelos que los ayude. Esta plata deben asegurarla para no tener inconvenientes, pues entre tanto trajín siempre es muy tranquilizador saber que cuentan con esa mano que los ayuda. (Lee también: Así debe ser la niñera de su hijo)

10. Reciban regalos

Si algún amigo o familiar se ofrece para organizarles un ‘baby shower’, acéptenlo. Les hará mucho bien para las finanzas y pueden darse gustos con regalos inesperados. También pueden pedir que se los organicen con una temática concreta, por ejemplo elementos para el baño, ropa, juguetes u otros.

11. Miren el futuro

Si son de esas personas a las cuales les gusta organizar las finanzas a largo plazo, consideren la posibilidad de comprar seguros educativos o de tener planes de ahorro para pagar la universidad. La mayoría de entidades finanzas y aseguradoras ofrece hoy día productos financieros con diferentes modalidades. Son mejor negocio cuando se adquieren durante los primeros meses de vida del bebé o incluso antes de nacer. 

 

 

 

Comparte este artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
jasson326529
Hace 20 semanas
interesante articulo
1
muzuleechingnet472314
Hace 20 semanas
Hay que ser muy organizados.
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet