Síguenos en:

Menús preparados por las madres son más saludables para los niños, afirma estudio

Menús preparados por las madres son más saludables para los niños, afirma estudio

Comer en familia aumenta los beneficios para la salud.

Comer en familia
Por: Efe
20 de Febrero de 2013
Comparte este artículo

“Madre hay una sola” dice el refrán. …Y formas de alimentar al niño hay muchas, dice la realidad. Sin embargo, cuando es la mamá quien se encarga de elegir y preparar los platos de los hijos, en general los resultados son benéficos para la salud y el peso corporal, según  afirman los estudios médicos.

Científicos de la Universidad de Granada, UGR (sur de España), han confirmado que existe una asociación significativa y directa entre el estado nutricional de los niños y quien les prepara la comida.

Así, los hijos cuyos menús son preparados por sus madres suelen estar mejor alimentados y sufrir menos obesidad, en tanto que su estado nutricional tiende a empeorar “cuando una persona diferente a la madre se encarga de preparar el menú familiar".

En la actualidad "continúa siendo la madre la figura familiar que mejor conoce las necesidades alimentarias de sus hijos y la mejor preparada, en términos de conocimientos alimentarios, para la elaboración y el mantenimiento de una óptima alimentación familiar", según la UGR.

En este trabajo, publicado en la revista 'Nutrición Hospitalaria', los científicos incluyeron a 718 niños y adolescentes escolares de entre 9 y 17 años de trece centros educativos públicos y privados, y para su trabajo, emplearon técnicas de antropometría (medición de diversas dimensiones y medidas del cuerpo, para valorar el peso y la talla de los niños) y midieron su índice de masa corporal o IMC, una fórmula que permite establecer si la cantidad de kilos de una persona son adecuados o excesivos, teniendo en cuenta la edad y sexo de los participantes.

COMER EN FAMILIA, LO MÁS SALUDABLE

Para analizar la influencia del entorno familiar en el desarrollo del sobrepeso y la obesidad entre los alumnos, los científicos de la UGR emplearon un cuestionario elaborado por el equipo, en el que se recogía información relativa a aspectos de su entorno familiar y también referida a la frecuencia de consumo de determinados alimentos y a la práctica de alguna actividad física.

De acuerdo a los autores, a la luz de los resultados de este trabajo existe "una necesidad" de fomentar prácticas y estilos de vida saludables entre las familias, que mantengan un adecuado estado nutricional y de salud del niño, entre las cuales es altamente recomendable la práctica de ejercicio físico a través de "juegos clásicos", no sedentarios.

La psicóloga clínica Carmen Moyano Rojas, afirma que “lo que comemos, cómo lo comemos y cuándo tiene mucha importancia. Todo el ambiente y la preparación para esta reunión familiar a través de la alimentación, así como la actitud que se mantiene durante ese encuentro, nos proporcionarán las bases para crear el especial vínculo que nos trae la ‘ceremonia’ de la comida".

Del estudio de la UGR, se desprende, entre otras conclusiones, algo aceptado por la sabiduría popular: que si no fuera por la participación de su madre, los niños preferirían alimentarse exclusivamente a base de pizza, salchichas, dulces, patatas fritas, palomitas de maíz y espaguetis con salsa de tomate. Pero sorprendentemente no es así.

Un equipo de expertos de la Universidad de Nottingham (UN, por sus siglas en inglés), en el Reino Unido, dirigido por la doctora Ellen Townsend, desvela que para prevenir el sobrepeso infantil es aconsejable ofrecer a los niños a partir de los 20 meses de edad una variedad de pequeñas porciones de distintos alimentos para que ellos mismos elijan lo qué quieren comer.

LA INTUICIÓN INFANTIL ES POSITIVA

Para su investigación Townsend efectuó un seguimiento a 155 niños de entre 20 meses y 6,5 años de edad, cuyos padres respondieron a una serie de cuestionarios detallados sobre las costumbres y preferencias alimenticias de sus hijos.

A 92 de los menores se les permitió alimentarse por sí mismos ofreciéndoles bocadillos de alimentos variados, mientras que los 63 restantes fueron alimentados por sus padres con papillas administradas a cucharadas.

Los expertos de la UN encontraron que los niños que se alimentaron solos, solían comer más carbohidratos que los alimentados con papillas, cuyos alimentos favoritos eran los dulces. También observaron que el porcentaje de niños con sobrepeso y obesidad era mayor en el grupo de las papillas.

Para la doctora Townsend, "los resultados sugieren que los infantes que se alimentan con sus propias elecciones aprenden a regular su consumo de alimentos, lo que les lleva a un menor índice de masa corporal (IMC) y a preferir los alimentos sanos".

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
jazamoras
Hace 3 años
:) :) :)
1
sakura8810
Hace 3 años
Excelente compartir en famila
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet