Cuida a tu familia de la influenza

Conozca los síntomas de alerta y cómo protegerse del contagio.

Gripe

Te damos recomendaciones sobre cómo tratar con una enfermedad tan común como la gripa

Foto:

123rf

Por: ABCdelbebe.com
junio 01 de 2018 , 05:51 p.m.

Por temporadas, la influenza ejerce presencia y se hace más fuerte que en otras épocas del año, esto no significa que no pueda contagiarse en cualquier momento, sino que las condiciones climatológicas de estos meses, hacen más propensas a las personas a adquirirla.

En Colombia, la actividad de la influenza normalmente tiene dos picos, uno en abril y otro en agosto, por este motivo, nuestro país debe prepararse, disminuir al máximo el riesgo y evitar que suban los índices, como sucedió en la semana 22 de 2017, que se presentaron 204 casos de influenza, frente a 163 en la misma semana del año anterior, con un incremento del 25 por ciento en el mismo período.

Es importante decir que la influenza, más conocida como gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la influenza. La complejidad de la enfermedad, que puede ser leve o grave, depende del cuidado y tratamiento que se le dé. En tal medida si no se toman las precauciones pertinentes, puede llevar hasta la muerte.

Por lo general, las personas que se contagian de influenza se recuperarán en un periodo no mayor a dos o tres días, pero en otras puede extenderse hasta poco menos de dos semanas, y otras, desarrollan mayores complicaciones como una infección por el virus de la influenza en las vías respiratorias superiores (fosas nasales, garganta) y en las vías respiratorias inferiores (pulmones).

Precisamente, las poblaciones, más vulnerables y que pueden sufrir complicaciones delicadas son los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 65, así como las mujeres embarazadas y las personas con ciertas enfermedades crónicas, por ejemplo, las que sufren de enfermedades pulmonares, asma, o males cardiacos, quienes corren mayor riesgo de sufrir neumonía.

Otras posibles complicaciones graves desencadenadas por la influenza pueden ser la inflamación del tejido que rodea el corazón (miocarditis), el tejido cerebral (encefalitis) o el tejido muscular (miositis, rabdomiólisis) y la insuficiencia multiorgánica.

La infección de las vías respiratorias por el virus de la influenza puede desencadenar una respuesta inflamatoria en el cuerpo y derivar en una sepsis, que puede poner en peligro la vida.

Cabe decir que la influenza es diferente al resfrío. Por lo general, la influenza comienza de repente, y los síntomas son comunes y pueden llegar juntos o presentar solo algunos de ellos. Conozca cuáles son esas manifestaciones que le servirán como alertas para consultar e iniciar un tratamiento:

Sintomas

* Fiebre o sentirse acalorado o con escalofríos. (No es un síntoma permanente sino aleatorio)
* Tos
* Dolor de garganta
* Mucosidad nasal o nariz tapada
* Dolores musculares y corporales
* Dolores de cabeza
* Fatiga (cansancio)
* Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

Vacunarse, una barrera eficaz contra el contagio

Vacunarse todos los años contra la influenza es la mejor forma de protegerse y proteger a su familia frente a esta enfermedad. La vacunación contra la influenza puede disminuir los casos de infección, las visitas al médico, el ausentismo laboral y escolar, así como las hospitalizaciones.

En el 2017, un estudio de la revista especializada Pediatrics demostró que la vacunación contra la influenza también redujo, de forma significativa, el riesgo de muerte por este virus en los niños.

Así que entre más personas se vacunen, más personas estarán protegidas contra la influenza, incluidos los niños, los adultos mayores, las mujeres embarazadas y las personas con determinadas afecciones de salud, quienes son las más vulnerables y propicias de presentar complicaciones graves.