Cuide la salud de su familia solo con un buen lavado de manos

Esta acción saludable, fácil y económica te ayudará a que tus niños no sufran graves enfermedades.

lavado de manos

Enseñar a tus hijos a lavarse las manos con una técnica adecuada y limpiando bien sus uñas es una estrategia de prevención de gran efectividad.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
febrero 09 de 2018 , 06:41 p.m.

Según organizaciones como Unicef y la OMS, el lavado frecuente de manos es una acción primordial para proteger a los niños y a todos, de contraer graves enfermedades. Se sabe que en el mundo, 30.000 mujeres y 400.000 recién nacidos mueren cada año por infecciones como la septicemia, causada por la falta de agua y saneamiento, y por prácticas deficientes de lavado de manos.

Así mismo, Unicef ha informado que cada año mueren en el mundo más de 3,5 millones de niños antes de cumplir sus 5 años, debido a males prevenibles como la diarrea y la neumonía, dos enfermedades relacionadas con bacterias y virus, que se propagan a través de las manos y su falta de aseo.

Y, los datos en Colombia se tornan aun peor, pues cifras del Dane indican que el hábito del lavado de manos, en todas las situaciones es practicado solo por un 5 por ciento de los hogares colombianos y, escasamente, un 18 por ciento lo hace después de ir al baño como medida preventiva en salud.

Estadísticas como las anteriores se podrían modificar con la adopción de rutinas de higiene que comienzan en casa y que se complementen en la escuela. Con ello, enfermedades que se transmiten a través del contacto de las manos, como los trastornos gastrointestinales, los dolores de estómago, la diarrea, las infecciones del tracto respiratorio, la influenza, las infecciones del intestino y las infecciones de la piel, podrían evitarse.

De acuerdo con Francisco Antonio Burbano, oficial de agua y saneamiento para la oficina de Unicef Colombia, la diarrea esta enfermedad afecta de manera considerable a los niños menores de cinco años alrededor del mundo y es la segunda causa de muerte en esta población.

30.000 mujeres y 400.000 recién nacidos mueren cada año en el mundo por infecciones causadas por la falta de agua y saneamiento, y por prácticas deficientes de lavado de manos

Una práctica de vida

Según Paul Goddard, representante del organismo internacional Consejo de Higiene, un organismo internacional que se ocupa de las problemáticas relacionadas con la microbiología, virología, enfermedades infecciosas, inmunología y salud pública, las enfermedades originadas por la falta de recursos sanitarios y una mala higiene se da más en países en vías de desarrollo.

Además, el experto considera que el lavado de manos con agua y jabón antibacterial podría reducir la incidencia de diarrea hasta en un 47 por ciento y salvar la vida, por año, de cerca de un millón de niños en todo el mundo; también disminuiría en un 23 por ciento la incidencia de infecciones respiratorias como la neumonía, que es la primera causa de muerte en niños menores de cinco años, la cual se lleva cada año a 1,8 millones de pequeños.

¿Cómo lavarse correctamente las manos?

Bueno, pero ¿cómo debe ser un buen lavado de manos para adultos y niños? Goddard afirma que el ejemplo debe comenzar en casa y debe hacerse con los productos adecuados. “Al momento de lavar las manos hay que cubrir completamente las superficies de ellas, especialmente las ranuras de la palma, los espacios entre los dedos, las uñas y las muñecas.

“Todo este proceso debería tomar entre 40 segundos a un minuto aproximadamente. Las manos deben lavarse con agua y jabón porque el agua como tal no es suficiente. También se debe pensar en que los jabones comunes no matan las bacterias, los antibacteriales sí lo hacen”, explica el experto internacional.

Así mismo, al secarse las manos debes usar una toalla de papel limpia, seca y desechable, concluye. No hay que olvidar que los niños son una población vulnerable. De ahí que los padres deberían asegurarse de que ellos se laven las manos de una forma más efectiva, especialmente cuando el niño tiene menos de dos años, ya que su sistema inmunológico no se ha desarrollado plenamente.

Y es que la limpieza no solo debe hacerse efectiva antes y después de ir al baño, sino también cuando se manipulan los desechos humanos. Por esta razón, es muy importante que las mamás y cuidadores laven sus manos luego del cambio de pañal del bebé, ya que el material del pañal queda contaminado con bacterias. Si no se puede dejar solo al bebé mientras esto se hace, se recomienda usar un gel antibacterial.

Prevención de enfermedades a solo un lavado de manos

Para David Johnson, pediatra y médico de salud pública, en el caso específico de la diarrea, ésta puede empeorar particularmente en personas muy jóvenes, de edad avanzada o que tienen un sistema inmunológico débil. De ahí, la importancia de fomentar la práctica del lavado de manos en los niños.

De igual manera, este hábito reduce el riesgo de padecer neumonía. “Hacerlo disminuye la posibilidad de adquirir todo tipo de infecciones respiratorias, al eliminar los agentes patógenos que causan problemas respiratorios”, enfatiza Francisco Burbano, de Unicef Colombia.

Según el doctor Johnson, otra razón para fortalecer la práctica del agua y el jabón es al momento de toser y estornudar, cuando utilizamos las manos para cubrir el estornudo y luego tocamos a otras personas, transmitiendo toda clase de gérmenes. “Dejar de asearse también influye en que lleguen a nuestro organismo bacterias como la salmonella, e coli o shigella, las cuales producen enfermedades. O, en casos más agudos que se llegue la hepatitis A”, explica.

No hay que olvidar que los niños son una población vulnerable. De ahí que los padres deberían asegurarse de que ellos se laven las manos de una forma más efectiva

Lava tus manos cada vez que… :

• Manipules alimentos crudos, especialmente carnes y aves

• Entres en contacto con basuras

• Atiendas a un enfermo

• Cambies pañales

• Toques animales, incluyendo mascotas familiares

• Te suenes, tosas o estornudes

• Cuando llegues de la calle de actividades como jugar, hacer labores de jardinería, pasear al perro, etc., y con mayor razón si se has visitado lugares públicos como cines, parques de diversiones o baños comunitarios.