Nueve planes económicos para gozar con tus hijos en Semana Santa

Te proponemos un listado de planes sencillos, económicos y divertidos para que tú y tus pequeños se diviertan dentro y fuera de casa en esta época.

Nueve planes económicos para gozar con tus hijos en Semana Santa
Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
abril 12 de 2017 , 11:16 a.m.

Vamos al parque

Montar en bicicleta, patinar, practicar juegos como golosa, ponchados, escondidas y congelados, entre otros, son ejercicios que no solo disfrutan los niños sino que además te ayudan a estrechar lazos con ellos mientras toda la familia hace algo de actividad física.

¿Qué necesitan? Desempolven los patines, la bicicleta, el balón de fútbol o de básquet, los aros de plásticoo el lazo de saltar que tienen arrumado en algún rincón de la casay anímense a pasar un rato divertido al aire libre..

Ahora, si notas que tu pequeño no está muy motivado con la propuesta, puedes invitar a sus amiguitos o vecinos y porque no, prepararles algunos snacks. ¡Seguro le encantará!

Leer para despertar la imaginación

Un buen plan, en especial para una tarde fría o de lluvia, es tomar una manta bien calientita y ‘arruncharse’ con tus pequeños a leer una historia, un cuento fascinante, una ronda o una fábula infantil.  Lo ideal es que pongas en práctica una entonación interpretativa de modo que utilices un tono de voz distinto para cada personaje de la historia. También puedes proponerle a tus hijos actividades que acompañen la lectura como inventar otro final para la historia, hacer una mini obra de teatro o hacer dibujos sobre el tema.

Jugando a disfrazarse

Jugar al doctor, a la profesora, al médico o la tienda son actividades sencillas y enriquecedoras.Que los padres les presten sus prendas o consigan sombreros o antifaces, les permiten a los niños asumir roles para involucrarse en el mundo de los adultos, en donde comprenden que son sujetos de deberes y derechos.

¿Qué necesitan?: Permiso, sin regaños, para entrar al armario de los papás.

A cocinar se dijo

Postres, galletas, cupcakes y brownies son algunas preparaciones deliciosas que grandes y chicos pueden cocinar en casa durante esta Semana Santa. A los niños les encanta conocer distintas texturas y colores, untarse los dedos, amasar y hasta saborear lo que ellos mismos preparan, así que esta actividad les ayuda a mejorar su motricidad fina y los contagia de los quehaceres caseros.

Para ello busca en internet tutoriales de recetas sencillas para preparar con tus hijos y recuerda que siempre deben estar bajo tu supervisión.

¿Qué necesitan? Delantal, gorro, ingredientes fáciles de manipular y manos limpias.

Noche de cine y cobijas

Si no quieren salir de casa o el presupuesto no alcanza para ir a cine, pueden hacer una ‘Noche de Película’  o ‘Movie Night y crear en la sala, la habitación o el estudio la mejor sala de cine. Simplemente, pregúntale a tus hijos qué película quieren ver o repetir. Lo siguiente será conseguir cojines y cobijas y preparar una buena porción de crispetas. El plan será inolvidable.

Picnic

Para tener un almuerzo divertido y compartir un momento grato no siempre hay que ir a un buen restaurante. Si el día lo permite, un almuerzo al mejor estilo picnic puede ser un excelente plan familiar. Solo necesitas una canasta o nevera en donde puedas llevar sánduches (que puedes preparar o comprar), un botella de jugo, frutas y una que otra golosina. No olvides empacar también un lindo mantel, unos cojines, servilletas y cubiertos. De resto, el lugar puede ser el parque de tu preferencia como El Virrey, el Simón Bolívar o el  Parque de la 93, en Bogotá; El Gato de Tejar o el Parque de San Antonio, en Cali;  o el Jardín Botánico, el Parque Lineal La Presidenta o Ciudad de Río, en Medellín, por mencionar algunos ejemplos. No olvides que también puedes escoger una zona verde con juegos infantiles.

Diversión al natural

¿Qué mejor que esta Semana Santa tus pequeños se conecten con la naturaleza y respiren aire fresco?Por eso, un excelente plan será  realizar una caminata ecológica en inmediaciones de tu ciudad, por senderos y rutas que puedes consultar en internet o planear un recorrido por el jardín botánico. Aquí lo ideal es llevar ropa súper cómoda, buena hidratación, gorras o sombreros y bloqueador solar y repelente para proteger la piel. En el trayecto deja que tus niños se ensucien de tierra, que salten en los charcos, que toquen las plantas y que exploren. Seguro, les encantará.

De paseo por la historia y la cultura

Si hay algo maravilloso que tienen los niños es esa capacidad de sorprenderse ante el mínimo detalle y esa sed insaciable de conocimiento. Por eso, un recorrido por un museo siempre será una alternativa para pasar un día memorable lleno de nuevas experiencias, anécdotas y aprendizajes. De hecho, en Semana Santa, muchos de estos lugares ofrecen recorridos guiados enfocados en la familia y talleres creativos para los más pequeños. Incluso, la entrada llega a ser gratuita o más económica para los más pequeños de la casa.

 Juegos de mesa y trabajo en equipo

¿Quién no ha pasado horas de risas y adrenalina jugando una partida de dominó o de parqués, o completando una ronda entera de Tío Rico o de Monopoly?Los juegos de mesa nunca pasarán de moda para entretener a los niños por un buen rato mientras las fichas pasan de casilla en casilla, entran y salen de ‘la cárcel’ y los jugadores ponen su mejor esfuerzo para demostrar quién es el mejor. Así que esta Semana Santa busca ese juego de mesa que está olvidado en el cuarto de San Alejo y prepara a tus pequeños para aprender a competir sanamente y a trabajar en equipo.

No olvides que, además, la Semana Santa este año se celebra en el marco del Mes del Niño, por lo que estos días de descanso son una excelente oportunidad para jugar con tus pequeños.

Por eso,la Corporación Juego y Niñez te da las siguientes ideas para que te diviertas en grande con tus hijos, y lo mejor, ¡gratis!

Mímica:

Consiste en representar con mímica una palabra, nombre de

personaje, películas, libros, canciones, etc. que deben escribirse

previamente en tarjetas para que los demás adivinen de qué se trata.

Búsqueda del tesoro:

Se escoge un objeto de la casa que se pueda esconder y se distribuyen turnos para que cada miembro de la familia esconda el objeto. Quien esconde da un tiempo a los demás para buscarlo.

Escondidas:

Este es un juego clásico que puede disfrutarse en familia. Esconderse para que los demás lo encuentren puede ayudar a reconocer el espacio en el cual se vive ubicando los lugares más insólitos de la casa.

Stop en papel:

El juego consiste en escribir en una hoja dividida en columnas elementos como: nombres, apellidos, ciudades, colores, animales y alimentos con una misa letra inicial. La primera persona que termina de escribir todas las columnas grita ¡STOP! y se pasa a la asignación de puntos. Si la palabra la ha escrito más de una persona valdrá 50 puntos, si solo la escribió una valdrá 100 puntos y si nadie escribió será 0 puntos. Al final cada jugador suma sus puntos. Puede jugarse tantas veces como se quiera sin repetir letra.

El presidente pide:

Por turnos se nombra un presidente de la casa. Este presidente pide a todos que hagan determinadas cosas y todos deben cumplir su petición de manera inmediata. Por ejemplo: el presidente pide ponerse de rodillas, el presidente pide cantar todos juntos, el presidente pide correr a la cocina, el presidente pide ponerse la pijama, el presidente pide abrazarse fuerte, el presidente pide meterse bajo las cobijas de la cama. Todos podrán ser presidentes y hacer las peticiones que quieran.

Memoria de láminas:

El juego consiste en escoger láminas que contengan muchos dibujos. Cada jugador debe tener el mismo número de láminas. A quien le corresponda el turno muestra la lámina a la otra persona y esta tiene la oportunidad de verla y memorizarla por 1 minuto, luego debe decir la mayor cantidad de objetos que recuerda de la lámina. Gana quien memorizó más objetos o características.

Vivir la ciudad:

Consiste en hacer carros, casas y ciudades con cajas de leche, gelatina, galletas o jugo y jugar a vivir la ciudad en miniatura.