articulo patrocinado
Logo Pediasure3

Tips para cuidar la alimentación de los niños en vacaciones

Sí es posible una dieta balanceada durante los meses de descanso. Aquí, unos consejos prácticos.

Niña con naranja
Foto:
Por: ARTÍCULO PATROCINADO
febrero 23 de 2018 , 11:05 a.m.

Las vacaciones no necesariamente tienen que ser sinónimo de aumento de peso y de comidas desordenadas. Es posible divertirse, descansar y a la vez, conservar una buena nutrición. Estos son algunos tips que te pueden resultar útiles para lograr este objetivo.

  • El mayor error que cometen las madres durante las vacaciones es llevar con mayor frecuencia a sus hijos a restaurantes de comida rápida. Un consejo práctico es tratar que la mayoría de las comidas sean en la casa y salir de vez en cuando a comer fuera.
  • Evita el consumo seguido de salsas, sobre todo aquellas blancas como la mayonesa o las cremas de leche que son las que más grasa tienen.
  • Evita las frituras, prefiere comida horneada, cocida o asada.
  • Ya que los pequeños están en la casa, resulta muy útil invitarlos a hacer el mercado para que participen en la escogencia y compra de las frutas y verduras que ellos quieran y que ellos mismos elijan alimentos nutritivos como quesos, cereales y frutos secos.
  • Procura cocinar con tus niños, este es un gran plan para que ellos coman lo que han preparado. Pueden hacer juntos una ensalada de verduras o de frutas, por ejemplo, o cocinar el desayuno en compañía, se creará un momento grato y divertido para todos.
  • Evita las gaseosas, prefiere el agua o los jugos naturales sin azúcar.
  • Si viajan, puedes llevar contigo alimentos como barras de cereal, galletas integrales, nueces o frutos secos para que tu hijo ‘pique’ cuando tenga hambre.
  • Guarda en la alacena de la casa productos nutritivos. Lo que no se compra no se come, así de sencillo.
  • Jamás te saltes el desayuno. La primera comida del día es definitiva. Vayan a donde vayan deben realizarla y procura que tenga proteína y carbohidratos, así estarán bien alimentados y tendrán energía para todo el día.
  •   Coman en familia. Estar todos juntos ayuda a conservar horarios y sentarse a la mesa hace que se coma menos entre comidas.

*Con la asesoría de Natalia Zuluaga Arroyave, nutricionista dietista, docente de la Facultad de Ciencias de la Nutrición y los Alimentos de la Universidad CES de Medellín.