Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

    Patrocinado por:

    El romance entre Liliana González, 'La pajarita', y Jacobo, su primer hijo

    El romance entre Liliana González, 'La pajarita', y Jacobo, su primer hijo
    Por: Mónica Toro
    Jueves, 21 Julio 2011 - 6:00pm

    La actriz y Gary Forero, su esposo, gozan ahora de la paternidad

    0

    Comentarios

    Comparte este artículo

    Jacobo tiene un mes y medio de vida y la cuna en la que dormirá tiene 70 años. Allí durmió su mamá, la actriz Liliana González, como también lo hicieron sus once sobrinos.

    ‘La Pajarita’, más conocida así por su interpretación en la novela Hasta que la plata nos separe, conservaba esa reliquia, específicamente, para cuando naciera su primer hijo.

    Eso, más que un deseo, también fue una promesa que le hizo Myriam de La Torre, la madre de la actriz, a un amigo que le donó la cuna y el moisés cuando iba a nacer su última hija, Liliana. Ella, a su vez, debía guardarlos para los suyos.

    Aunque ese anhelo se veía lejano, la promesa se cumplió. ‘La Pajarita’ no contemplaba hacerse madre, pero presentía que tenía un gran instinto maternal, porque se crió en una familia unida y amorosa.

    Llegaría un amor que cambiaría su vida. Gary Forero y Liliana fueron pareja, hace dos años, en Los Victorinos, novela de RTI-Telemundo. Los besos y abrazos pasaron de sus personajes a la realidad. Juntos decidieron emprender un viaje de amor.

    Se encantaron por su belleza, pero, en especial, por su personalidad.  Aman la naturaleza, viajar y meditar. Ella es consentidora, él, caballeroso. Sienten amor. Un beso va, un abrazo viene y se confiesan: “No nos imaginábamos con hijos. De hecho, ya lo habíamos descartado, pero lo replanteamos”, cuenta Gary.

    En El clon, otra novela donde ambos actuaban, el personaje de Liliana estaba en embarazo. Sus amigos la llenaron de piropos para que ese estado fuera toda una realidad.

    La idea empezó a rondar en la pareja. Conservaban la duda de ser padres pero, finalmente, ya era mucho. 

    Sentían que se amaban, que eran complemento perfecto el uno del otro, que se habían encontrado en el momento justo y que una frágil sonrisa y un inocente abrazo avivarían más su relación.

    Así que empezaron la preparación: vacunas, ácido fólico, ejercicio y meditación. Había una gran ilusión. A los dos meses de buscarlo confirmarían el embarazo.  

    “Recuerdo que fue en una bomba de gasolina donde abrimos el examen médico. Casi me muero. Me eché a reír. Nos abrazamos y lloramos. Había felicidad, pero también ansiedad”, recuerda Liliana. 

    Sus familias debían enterarse. Al siguiente día, 6 de octubre, día del cumpleaños de Liliana, dieron la noticia. Nunca se hubiera imaginado que en el momento de pedir un deseo apagando la vela, ella diría: “Espero que el nuevo integrante de la familia traiga mucha felicidad”.

    Nadie entendía. Liliana repitió la frase y de inmediato mostró su examen médico. Juntos festejaron un año más de vida de esta actriz bogotana. Pero, además, la llegada del bebé. 
    El nuevo papel: la paternidad
    El embarazo fue muy tranquilo hasta el penúltimo día del parto, 30 de mayo. La pasividad y el descanso se verían interrumpidos por la tensión alta de Liliana. Estos síntomas delatarían preeclampsia, una complicación asociada a la hipertensión.

    Aunque se pudo controlar, fue determinante también para el día siguiente, momento del parto, el cual lo soñaban en casa y de manera natural pero que, finalmente, fue más difícil de lo pensado: con trabajo de parto natural, pero finalizado con cesárea.

    Jacobo, que se llama así desde los cuatro meses de gestación, nació el 31 de mayo bajo de peso, una pequeña limitación que se iría solucionando con el pasar de los días. Amamantar, cambiar pañales, sacar gases, bañar al bebé, cantarle, cargarlo, dormirlo y empezar de nuevo eran ahora los papeles protagónicos de estos dos actores.
    Semanas difíciles. Noches en vela en las que ambos comparten los cuidados del pequeño: Gary lo baña y le cambia el pañal, Liliana lo amamanta y le saca los gases. “Solo quien ya es padre conoce del trajín que se vive con un recién nacido y, seguro, del que nadie le habla a uno que le tocará, porque todo se lo pintan color rosa”, relata Gary.

    Recomiendan que para ser padres se debe estar bien informado, porque no sabían que durante los tres primeros días de lactancia se deben asegurar de que el bebé sí se esté alimentando, ya que durante esos días baja el calostro, líquido amarillento.

    Como ven, les cambió la vida, claro. Pero aman esta labor que están comenzando. “Yo, de verdad, ahora me siento completa. Es algo indescriptible. Ahora vivimos en la búsqueda de brindar las mejores bases familiares a nuestro hijo.

    Es una gran responsabilidad que queremos gozarnos”, dice ‘La Pajarita’.

    Liliana asegura que será consentidora, amorosa y, quizá, permeable con su hijo. Gary, en cambio, pondrá su firmeza, porque está convencido de que a Jacobo también le mostrará la lucha y la necesidad.

    Mientras tanto, hoy, en su apartamento adornado por dos gatos, Jacobo goza de un amor incondicional. Y ellos sienten que alguien más los ama profundamente: su hijo.

    Comparte este artículo

    Herramientas

    Evalúa tus conocimientos sobre el tema para estar preparada y prevenir cualquier enfermedad en tus hijos.
    Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
    Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
    Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

    Publicidad