Síguenos en:

¿Cómo asumir que su hijo es prematuro?

¿Cómo asumir que su hijo es prematuro?

Para los padres, el nacimiento de su hijo es una sensación de gran expectativa, colmada de inquietud, felicidad, emoción, incertidumbre y hasta miedo. Pero to

¿Cómo asumir que su hijo es prematuro?
Por: Astrid López
03 de Marzo de 2014
Comparte este artículo

Para los padres, el nacimiento de su hijo es una sensación de gran expectativa, colmada de inquietud, felicidad, emoción, incertidumbre y hasta miedo. Pero todos esos sentimientos, comunes para la mayoría de ellos, cambian o se confunden cuando su bebé nace antes de tiempo. El choque del momento puede ser bastante difícil, y como lo indica la doctora Mauri Mesa, psicóloga infantil y de pareja, “el hecho de enfrentarse a una situación extrema como esta, implica un gran compromiso de parte de los padres y la capacidad de entendimiento para tranquilizar, asimismo, al resto de la familia”.

Además, indica Diana Bello, psicóloga clínica de la Universidad de La Sabana, estas parejas entran en un proceso de duelo y, en especial, las madres se sienten culpables de que su embarazo no hubiera llegado a término, un sentimiento que consume mucha de su energía que, en tal momento, debe estar enfocada por completo en el cuidado y recuperación de su pequeño.

Ante la culpa, se sugiere hacer preguntas a los profesionales a cargo del caso del bebé, para que el diagnóstico les ayude a aclarar dudas y a entender el porqué del nacimiento de este antes de tiempo. En la mayoría de los casos son sucesos que no pueden preverse, o producto de un accidente.

El papel del padre

Lo primero es reconocer que el padre también tiene que asimilar la situación; que él, al igual que la madre, siente desilusión, tiene miedo por la salud de su bebé y de su esposa, y está desconcertado. Ante esto, dice Bello, la pareja tiene que apoyarse mutuamente y lograr espacios de diálogo y entendimiento más profundos.

En este punto, “el padre debe asumir una posición asistencial total, máxime si existen otros niños en casa, quienes se sentirán desplazados y sin acompañamiento. Aquí, el padre debe asumir el funcionamiento del hogar, de las tareas, de las compras de todo en casa, para que la madre pueda dedicarse a atender al bebé.

“Es posible que la relación de pareja se afecte porque ambos están más sensibles e irascibles; para ello, dice la psicóloga especializada en orientación familiar y población educativa, Ingrith Yannet Ahumada Mora, lo primordial es el diálogo constante, y si las cosas se complican es necesario que se les brinde un acompañamiento psicológico, “una intervención terapéutica para que la situación no altere por completo a esa pareja”.

La familia se afecta

Es posible que otros integrantes de la familia, como los hermanos del bebé, los abuelos y tíos también, de una manera diferente se vean afectados por la situación del bebé. Ellos necesitan que les permitan integrarse en el proceso y hacer parte del trabajo. “Pueden entrar a apoyar en el funcionamiento de la casa, o en el cuidado de los demás hijos de la pareja, para que ya que no puedan colaborar con el cuidado directo del bebé, se sientan útiles y, con ello, puedan asimilar mejor la situación y, además, expresar sus sentimientos”, sostiene Ahumada.

Sentimientos encontrados

A lo largo del proceso de recuperación y desarrollo del bebé se presentarán una serie de etapas de adaptación que, en ocasiones, no están definidas o que aparecen en conjunto. Estas son algunas de estas, reconózcalas:

Lo primero es la negación. Ese mecanismo de defensa de la mente que nos hace incrédulos ante situaciones que nos generan dolor. Es muy importante superar esta etapa para no perder tiempo en ello, sino tomar decisiones y actuar. Los psicólogos consultados aconsejan buscar información que les aclare el verdadero estado de salud de su bebé, lo cual le dará una visión real de lo que sucede y les permitirá ser conscientes del camino a seguir.

El temor y la ansiedad no solo aparecen en el momento del nacimiento, sino que por las condiciones mismas de salud del pequeño es posible que estos sentimientos vayan y vengan a lo largo del proceso, incluso cuando el bebé sea dado de alta y llegue a casa.

Para superarlos es importante estar en contacto con los médicos de su bebé, y “capacitarse en su cuidado formalmente, para que cualquier anomalía en su salud no los impaciente y puedan atenderla con toda tranquilidad y diligencia”, dice la doctora Mesa.

La preocupación es otro sentimiento común, no solo entre padres de niños prematuros sino en general. Es ese miedo por la vida del niño, su futuro o su bienestar. Es lo que los expertos llaman ‘aflicción anticipadora’, una sensación muy incómoda que lleva a pensar en lo peor.

Todos estos altibajos emocionales tienen su razón de ser en el hecho de saber que el niño prematuro tiene una condición especial que va ligada a su desarrollo y a los cuidados que requiere, pero se debe entender que esto pasará, y que aunque se presenten complicaciones se cuenta con el apoyo de los médicos, los profesionales interdisciplinarios y de la familia. 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

Artículos relacionados

Decálogo del bebé prematuro

imagen
Los cuidados de un bebé prematuro

Los cuidados de un bebé prematuro

imagen

0 Comentarios

imagen
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet