Síguenos en:

La psicóloga Annie de Acevedo lanza guía para criar niños felices

La psicóloga Annie de Acevedo lanza guía para criar niños felices

'ABC del bebé' habló con la experta sobre su nuevo libro.

Annie de Acevedo
Por: Margarita Barrero
11 de Septiembre de 2012
Comparte este artículo

La felicidad es posible. Es lo que dice el actual Dalai Lama. Una convicción budista determinante para la psicóloga Annie de Acevedo, que cobró más importancia en su vida luego de que participó en un simposio en California, el año pasado. Allí, la comunidad científica reconoció haber descubierto que el ser humano tiene dos amígdalas, que hacen parte del centro emocional del cerebro, las cuales no dejan pasar los estímulos y logran bloquear el comportamiento del implicado cuando este siente tristeza.
La ciencia estaba dándole una pista sobre la importancia de la felicidad en la salud y Acevedo lo interpretó como la señal para escribir Hazlos felices para que sean buenos, un libro que acaba de lanzar con editorial Planeta, en el que la experta en crianza y familia les explica a los padres cómo pueden lograr lo que tanto anhelan: la felicidad de sus hijos.
La columnista de ABC del Bebé, coordinadora del Learning Center del Colegio Nueva Granada en Bogotá y autora de siete libros, confiesa que este es el texto que más se ha gozado, ya que aprendió cosas para aplicar en su vida, y sueña con que sea igual de útil para otros padres; por eso, le respondió a ABC del Bebé algunas inquietudes sobre la felicidad. Un abrebocas de su libro.

¿Qué es la felicidad?
Mi libro tiene muchas definiciones. Como dice Aristóteles, es relativa y subjetiva. Para mí, es el estado en el que hay ausencia de problemas, uno está tranquilo y puede ser generoso con los demás porque está pleno.

¿Qué dice la neurociencia?
Tres cosas mantienen a la gente feliz: un grupo de amigos o núcleo familiar cohesivo y solidario, un carácter generoso y altruista, y la creencia en algo espiritual.

¿La psicología positiva cómo define la felicidad?
Equivale a algo que ya traes (herencia), a lo que pasa en la vida y a la manera como reaccionas.

¿Cómo logran los padres esta felicidad en sus hijos?
Pueden crear hijos que se quieran y estén tranquilos con lo que son, pero hay que trabajarle al hogar con espacios familiares y diálogo emocional. Además, el niño debe tener sentido de pertenencia para que identifique quién es y tenga seguridad. Hay que trabajar su inteligencia emocional, para que pueda entender sus emociones y las de los demás. Para eso, los padres pueden preguntarle qué fue bueno en el día y qué lo hizo sentir mal; así comienzan a ver la diferencia. Los padres deben entender que cada hijo es un universo y hay que ver cuál es la fórmula ganadora de la felicidad de cada uno. También deben enseñarles a manejar los fracasos.

¿Dónde queda el ejemplo?
Los padres no se dan cuenta de que los niños imitan el 90 por ciento de lo que ven. Un padre que sea amargado y negativo y con mensajes de preocupación y tristeza creará en el hijo zozobra y angustia. Einstein decía que la única manera para aprender es a través de la imitación, pero no es una fórmula, y, como toda regla, tiene su excepción, pero así los niños no crezcan con sus padres sino con sus tíos o sus abuelos, siempre verán en ellos un ejemplo.

¿Qué conceptos errados tienen que cambiar los padres sobre la felicidad?
La concepción de que el niño feliz es aquel que hace todo lo que quiere, es el primer mito que hay que acabar. Eso ha creado niños infelices porque están mal acostumbrados y nada es suficiente para ellos. También se piensa que los niños felices son aquellos a los que les pasan cosas buenas y que los infelices son quienes viven experiencias malas. Eso no es así. La gente que es feliz ha vivido momentos difíciles y ha logrado superarlos. Por otro lado, erróneamente se cree que los niños con autoestima y buenos amigos son felices, pero es al revés: el que es feliz buscará amigos, buenas situaciones, y la felicidad lo llevará a eso.

¿Qué tanta importancia tiene el colegio?
Hay que buscar uno donde sea indispensable el desarrollo emocional del niño, en el que se sienta bien y que le dé seguridad.

¿Qué se necesita en la educación?
Límites, estructura, energía positiva y tiempo.

¿Qué quita felicidad?
El maltrato, el conflicto y el desorden; una casa organizada podrá criar hijos en paz, así que hay que identificar las cosas que son obstáculos para la felicidad de su hijo y quitarlas poco a poco.

¿Cómo es un niño feliz?
Es el que está cómodo en su propia piel, el que está tranquilo, el que sabe que puede confiar en sus papás, en sus compañeros y profesores; el que tiene claridad sobre las consecuencias de sus actos y no está ansioso ni temeroso, sino dispuesto a dar. Es un niño que comparte con otros.

¿Para qué le sirve esto?
Sirve para tener calidad de vida y buena salud. Aristóteles dice que la finalidad de la vida es ser feliz.

 

Sello: Diana, grupo editorial Planeta.
180 páginas
Precio: $ 29.000

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet