Síguenos en:

Los familiares son los principales maltratadores de los niños

Los familiares son los principales maltratadores de los niños

Los padres son las personas que más atentan contra los niños.

Los familiares son los principales maltratadores de los niños
Por: Tatiana Quinchanegua
28 de Julio de 2011
Comparte este artículo

El análisis del Grupo Centro de Referencia Nacional sobre Violencia, del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, reveló cifras preliminares de casos de maltrato en el país: a mayo de este año, 2.517 niñas y 2.205 niños fueron atacados.
Según Claudia María Restrepo Molina, profesional especializada del Grupo de Protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el maltrato infantil está asociado a la cultura y a una forma de crianza. “Son los cuidadores, generalmente los padres, quienes más maltratan a los pequeños. La normatividad social y su réplica en el sistema familiar crea modelos de conductas que, en algunos casos, operan como argumentos para justificar el maltrato. Desde esta perspectiva, hay quienes ven en el maltrato un recurso para educar y disciplinar”, aseveró Claudia María.

Esto explica, en parte, por qué el hogar es donde más se gestan este tipo de situaciones. Los padres encabezan las listas de victimarios, seguido por la madre, otros familiares, los padrastros y los tíos.

Los principales victimarios
El maltrato infantil desencadena, a largo plazo, múltiples consecuencias en los niños, tales como aislamiento, dificultades en las relaciones interpersonales, desórdenes de conducta, problemas de aprendizaje, dependencia en las relaciones sociales, trastornos en el estado de ánimo y predisposición para desarrollar conductas adictivas.

¿Cómo saber si su hijo fue maltratado?
Es importante que usted esté alerta frente a posibles cambios de comportamiento en el niño ya que los síntomas no siempre suelen ser físicos. Preste cuidado especialmente a su rendimiento escolar o si percibe inseguridad, demanda excesiva de atención, impulsividad o agresividad, culpa, miedo o ansiedad. Los niños dejan entrever sus angustias, así que probablemente sentirá necesidad de llegar o huir rápidamente de la escuela o de su casa. Físicamente, podría presentar hematomas (morados), contusiones inexplicables, cicatrices e incluso quemaduras. El adulto debe ser buen observador de los cambios de ánimo del niño, de su expresión corporal y de la descripción de las situaciones. Es importante tener en cuenta que un niño maltratado podría generar rechazo al lugar donde se encuentra el agresor.

Es fundamental escuchar atentamente lo que él dice para no generar malentendidos. Evite persuadirlo para sacar afirmaciones con frases como “¿cierto que a ti te golpea la profesora en el colegio?”, lo único que va a lograr es que la respuesta sea afirmativa, producto de la expresión corporal desafiante del adulto. Es mejor dejar que el niño cuente dónde y quién es su agresor. Procure no intimidar al niño con preguntas amenazantes o con las que se sienta atacado, como, por ejemplo, “si no me cuentas le voy a decir a tu papá, que a él sí le cuentas”.

Es importante que le transmita seguridad y confianza al pequeño. Existe una técnica terapéutica para interrogarlos y con la que los niños se sienten a gusto. Lleve al niño a un lugar tranquilo y sin muchas personas alrededor. Cuando ya esté instalado, motívelo a crear una historia entre juntos… “Había una vez un sapito que…” y deje que el niño continúe la narración. Realice preguntas o afirmaciones concernientes al hecho, como, por ejemplo, “un día el sapito estaba solo en su casa cuando de pronto llegó…”. La idea es que el niño exprese situaciones personales y el adulto concluya la historia con un final feliz.

Sin embargo, si esto no da resultado o no se siente preparada para hacerlo, tampoco dispone de un lugar donde el menor se sienta cómodo o, por el contrario, lo está forzando, Faviola Naranjo, sicóloga de la Universidad Santo Tomás, asegura que lo mejor es consultar a un terapeuta especialista en sicoterapia infantil quien con su experiencia le ayudará al menor a tratar el problema, expresar mejor sus sentimientos y emociones, prevenir problemas relacionales y de autoestima a futuro.

Mamá precavida vale por dos
Además de inculcarle valores y educar en el ejemplo a su hijo, es importante darle confianza para que él les cuente a los padres lo que le sucede en su entorno. Explíquele los peligros de hablar con desconocidos en la calle y déjelo al cuidado de personas de su entera confianza. Si no lo logra, realice llamadas frecuentes al cuidador para monitorear en qué condiciones se encuentra su hijo. Algunos padres dejan cámaras escondidas. Recuerde que el maltrato no es solo físico, también sicológico. Háblele con amor y explíquele en qué casos podrían agredirlo verbalmente.

En caso de…
Presentarse el maltrato y si lastimosamente ya no hay nada que hacer, comuníquese con las líneas de atención inmediata 123, 01 8000 91880 o 01 8001 12440 o remítase a un Centro Zonal donde realizarán un proceso de reestablecimiento de los derechos del niño y le brindarán protección. Si el padre, madre, padrastro o madrastra ejerció la agresión, la entidad correspondiente se encargará de indagar por su familia extensa: tíos, abuelos o hermanos mayores. En caso de no tenerlos, el niño quedará amparado por el ICBF.

Importante: profesionales en la salud o policías que identifiquen el hecho están obligados a notificar a la Policía de Infancia y Adolescencia, quienes se encargarán de remitir el hecho al ICBF.

VICTIMARIO          NIÑO   NIÑA
Padre                     790     789
Madre                    613     722
Padrastro              186      216
Otros Familiares   170      213
Tío                       118      169
Hermano              100      150
Abuelo                   54        60
Primo                     44        53
Madrastra               32        56
Cuñado                  14        32
Fuente: Instituto de Medicina Legal. Cifras hasta mayo 31 de 2011.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet