Síguenos en:

Así son los padres de hoy frente a los de otras generaciones

Así son los padres de hoy frente a los de otras generaciones

Estudio revela los cambios de la paternidad en los últimos 100 años.

Así son los padres de hoy frente a los de otras generaciones
Por: Astrid López
17 de Junio de 2016
Comparte este artículo

Seguramente, los papás de hoy se han detenido en algún momento a preguntarse si la forma como están educando a sus hijos será la mejor… y otros más acuciosos, habrán analizado qué conductas tienen dentro de su actuar que resulten parecidas a las de sus padres, y cuáles definitivamente desautorizan por completo.

Pensando en ello, el Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana se dio a la tarea de realizar un estudio cualitativo que revela, a partir de cuatro aspectos: autoridad, afectividad, proveeduría y masculinidad, y mediante entrevistas que resultaron ser relatos de vida y de experiencias, qué comparten en el ejercicio de la formación de los hijos, las últimas tres generaciones: bisabuelos, abuelos y padres, es decir, los padres que nacieron entre 1920 y 1980.

Así, el profesor Andrés Cano, investigador del Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana y director del estudio, anotó que uno de los aspectos que se manejaba de forma parecida, en las primeras dos generaciones (bisabuelos y abuelos) era la autoridad, vista como la mano fuerte incluso, el castigo físico para generar autoridad.

Entretanto, los padres contemporáneos saben que esto no es correcto y no utilizan la fuerza como mecanismo de autoridad, “sin embargo, no saben con exactitud, cuál es la forma correcta de actuar y si lo hacen bien o no”, indica Cano. (Lee: Cómo educar niños obedientes)

“La función histórica del padre ha estado vinculada a la disciplina cuyo ejercicio, a veces violento, ha traído por generaciones, la separación del niño del universo materno. Con el tiempo, esto ha cambiado y la forma de ejercer control y disciplina sobre los hijos hoy se complementa con la demostración de afecto”, continuó el docente investigador.

De generación en generación

La investigación también encontró que existe, como lo explica el profesor Cano, una marcada trasmisión intergeneracional en diferentes líneas. Una es directa y lineal, que significa que lo que un hombre (hoy papá) recibió de su padre, lo replica en su experiencia propia y hace lo mismo que hicieron con él, en materia de formación. (Puedes leer: La mezcla perfecta de disciplina y amor)

“Pero existen quienes se cuestionan y toman algunos elementos de su padre y otros aspectos de lo que consideran es lo correcto, y una tercera trasmisión totalmente diferente, es aquella que rompe esa línea y no quiere repetir nada de lo que hizo su padre y asume su propia forma de hacer las cosas”, explica Cano. Si bien, el fin último y tradicional de la figura paterna siempre ha sido la de educar y formar a los hijos a través de la figura de la autoridad, el estudio evidencia que en los últimos 100 años se han empleado diferentes estrategias para lograrlo, que van desde la agresividad y el sometimiento hasta la tolerancia, el diálogo y el amor, prácticas comunes hoy en día.

Si de entregar algunos aspectos de análisis se trata, el estudio sostiene que los bisabuelos, la primera generación de análisis aplicó, al pie de la letra, el dicho que reza: “la letra con sangre entra”.

Por su parte, los hoy abuelos, vivieron en medio de la confusión de si podían seguir ejerciendo su autoridad a través de la mano dura y los gritos, al verse enfrentados a una realidad distinta en la que su machismo fue reprimido por una mujer que, gracias a la revolución femenina, comenzó a trabajar y a implementar sus pautas de crianza, y la agresividad empezó a ser cuestionada por las políticas del Estado, al sacar leyes y normas que protegían a los niños.

Finalmente, los papás de esta generación que tienen 35 años o menos, se han inclinado más por lo racional y pese a que aceptan que ya no son los únicos proveedores de la familia, pues hoy la mujer también trabaja y, además, tienen que compartir las tareas u oficios del hogar y colaborar en la crianza de los niños, viven inmersos en medio del desconcierto, porque no tienen claro cómo ejercer realmente su papel como padres.

Del poder sobre los hijos al poder para los hijos

Una de las grandes conclusiones de la investigación sobre las generaciones masculinas y su papel de padres es que la idea del patriarcalismo, la de ese papá que mandaba sin cuestionamiento alguno, en especial en la primera y segunda generación, cambio con los padres de hoy.

Ellos (bisabuelos y abuelos) ejercían un claro poder sobre sus hijos, mientras que los padres contemporáneos trabajan en un poder para los hijos, es decir, se cuestionan sobre “las posibilidades que tengo para ayudar a mis hijos en los cuatro parámetros (autoridad, afectividad, proveeduría y masculinidad), en una búsqueda constante de cómo poner mis fuerzas al servicio de mi familia”, dice el profesor Cano. (Te puede interesar: Desautorizarse entre los padres altera las emociones y el comportamiento de los niños)

El investigador de la Universidad de La Sabana añade que el padre de hoy no piensa en lo que va a recibir de sus hijos, sino que quiere ser un hombre cada vez mejor para ellos y darles ejemplo. “Cambiaron ese poder sobre los hijos a un poder al servicio de ellos”.

‘Tips’ para los padres de hoy

1- Conoce a tus hijos. Hazlo a través del diálogo, observándolos y pasando tiempo de calidad con ellos.

2- Analízate como padre. Como papá qué te hace falta para ser una mejor persona, porque en la medida que lo seas podrás darle a tus hijos bases de vida y aportarles mejores cosas. “Por ejemplo, si no eres puntual, no podrás exigirlo a tus hijos, así que trabaja primero en ti para brindarles ejemplo”.

3.- Trata de ejercer una paternidad con seguridad. Sabiendo qué buscas y quieres de tus hijos, lo cual es posible si logras acercarte a ellos y conocerlos. Además es muy importante, sostiene el profesor Cano, que exista una relación de seguridad y respeto con la pareja.

Si tu esposa te desautoriza, la figura de papá cambia y pierde valor, por ello, en la medida que mantengas una excelente relación de pareja, te quedará más fácil dar lo mejor a tus hijos. En esto, la forma de tratarse como padres y esposos es clave para que el hijo sea más permeable de lo que quieres para y de él.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet