Síguenos en:

¿Sabe usted qué tanto puede influir en la crianza de sus hijos?

¿Sabe usted qué tanto puede influir en la crianza de sus hijos?

Del aprendizaje que reciben depende, en su gran mayoría, el futuro.

familia
Por: Mónica Toro
19 de Octubre de 2012
Comparte este artículo

Las primeras enseñanzas de vida que recibe un bebé vienen de sus padres en casa. Descubren cómo comer, dormir, jugar, gatear y caminar. Se les educa para esperar el turno, respetar, ser responsables y disciplinados. Para amar y ser amados.
 Y eso, para los expertos, indica que la familia es el primer ámbito de educación de los hijos. “El tipo de ser humano que sea el niño depende del ambiente familiar, donde se van estructurando valores o, por el contrario, antivalores”, afirma Esmeralda Casas, psicóloga familiar sistémica.
 Es allí, con los padres, donde se  gesta la formación del ser humano en todos sus ámbitos: fisiológicos, neurológicos, cognoscitivos, sociales y personales.
 Por eso, si un bebé se siente verdaderamente amado desde la concepción y una vez nazca, respetado en su esencia, será un niño que se amará a sí mismo y tendrá la fuerza suficiente para enfrentar la vida, podrá conocerse a sí mismo y actuar en consecuencia.
 Los expertos afirman que el comportamiento humano se construye según la cultura donde nazca cada persona, y esta tendrá como patrones principales a la madre y al padre y serán el modelo que seguirá en su vida; por eso, la crianza es tan importante. El aprendizaje comienza desde que son recién nacidos, por medio de los hábitos, las rutinas, la interacción y el ejemplo, explica Casas, quien añade que si a un niño no se le enseña a manejar sus emociones, no se le permite jugar con texturas, no se le educa en ser disciplinado, ni se le indica que es un ser diferente a los padres y que la vida tiene límites, tendrá muchas probabilidades de ser un niño que haga pataletas, sea egoísta, sin capacidad de decisión ni de autonomía.
 Con esto, dice la psicóloga sistémica, se vería afectado el desarrollo del infante, primordial para enfrentar el mundo. Igualmente, si no se estimula alguna de esas áreas o factores, los niños crecerán con debilidades que los perjudicarán a futuro. “Un menor al que no le promueven su desarrollo en casa va a ser retraído, tendrá inconvenientes al presentar retraso psicomotor, lingüístico y no tener iniciativa. También cuando es demasiado sobreprotegido y sus padres no le permiten equivocarse ni ejercer tareas por sí solo. Debe existir un equilibrio”.
 Si al menor solo se le enseñan antivalores en casa, pues fácilmente el futuro de este pequeño estará marcado por situaciones y hechos desfavorables, como irresponsabilidad, robo, violencia o corrupción.
 Los padres son el mayor ejemplo para los hijos, que aprenden lo que ven y oyen de sus papás, o de los adultos con los que crecen en casa. Bertha Gamarra, psicoanalista y psicóloga experta en niños y adolescentes, sostiene que los niños de hoy están creciendo con una gran influencia de los abuelos.
 El ambiente familiar es el que marca la diferencia en la formación de las personas, pero los otros ambientes, social y escolar, también definen el futuro del niño. Sin embargo, expertos aseguran que si el ambiente familiar es sano y constructivo, difícilmente el menor se dejará influenciar negativamente por el resto de personas o ámbitos.
 “En casa se dan las bases de la formación, y si se cimentan correctamente son menos las probabilidades de que otro ámbito
llegue a corromper lo que ya está constituido como ser propio”, explica Casas.
 Para Gilberto Acuña, médico pediatra especialista en Educación y asesoramiento familiar, la influencia de la familia sobre el futuro de los hijos está centrada en lo estructural y funcional que pueda ser un niño.
 “La realidad nos muestra que en donde se crean más vacíos en los niños, por multiplicidad de factores, es en la falta de respuesta
de los padres”.

Beneficios desde casa
Según Gilberto Acuña, médico pediatra especialista en Educación y asesoramiento familiar, cuando los hijos tienen el respaldo familiar aprenden a:
• Amar.
• Respetar, eso incluye la prevención de las formas de maltrato y violencia.
• Reconocer y aceptar las diferencias de género: masculino y femenino, y sus papeles correspondientes.
• Desarrollar su autoestima.
• Ser líderes de la construcción de una sociedad sana con una alta inteligencia emocional.
• Estar preparados para dar continuidad a la presencia de familias ‘sanas’.

Al pie de la letra
La psicóloga familiar sistémica Esmeralda Casas sugiere tener en cuenta:
• No educar al hijo con las teorías de “darle todo lo que yo nunca tuve” ni “la felicidad está en darle todo lo que pida”. El criterio debe ser brindar lo que el niño necesita para su desarrollo.
• Enseñarle a priorizar.
• Priorizar la crianza basada en el amor y en la formación.
• Aprender a decir ‘no’ cuando sea necesario.
• Tener presente que el ejemplo de los adultos no es suficiente. Se necesita mostrarle los hechos.
• Darle responsabilidades, porque esto garantiza organización e independencia en él.
• Comprender que el desarrollo del hijo debe brindarse todos los días.
• Ir siempre al ritmo del niño, dependiendo de la edad, sin presionarlo ni asfixiarlo.
• Enseñar con actos pequeños. No esperar a los acontecimientos grandes para que se percate que se está equivocando.
• Mostrarle la consecuencia de los actos.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
violeta2006
Hace 3 años
yo esta sujeto lo recalcaba en los anos 70 ya que la gente a nombre de la iglecia decia que era lo que dios me mande y tenian hasta 11 0 15 pero no saien el costo de invertir en un nino sano con escolaridad hasta sus 20 anos pues son esta gente victimas de solo ignorancia sin vivir racionados para todo traumatisados y violentados por que no hay forma de comprar ni lo necesario . deben hacer un presupuesto por cada nino y sano !
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet