Síguenos en:

Consejos para revivir la sensualidad después de tener hijos

Consejos para revivir la sensualidad después de tener hijos

Los bailes, el ’tupper sex’ y la lencería también ayudan.

Recuperar sexualidad
Por: Karen Johana Sánchez
23 de Septiembre de 2011
Comparte este artículo

Dicen que el noviazgo es la etapa plena de la pareja; que en el matrimonio algunas cosas suelen cambiar, pero que después de tener hijos, los adultos, en especial las mujeres, dejan a un lado aspectos importantes de su vida como su parte sensual, erótica y sexual.


Según la sicóloga y sexóloga Martha Mejía, especialista en terapia y disfunciones sexuales, el perfil de la madre actual es una señora ejecutiva, de 30 o 40 años, que ya se siente realizada profesional y económicamente. Tiene hijos y, en su vida, casi todo lo tiene bajo control, pero está preocupada por ella; busca ayuda emocional y espiritual en pro de trabajar su ser, su feminidad y su conciencia.


La sensualidad es intrínseca a la mujer; su trabajo consiste en potenciarla. “El erotismo es tener algo de sensualidad, de sexualidad sugerente, insinuante y no explícita, que no solo proporcionan las mujeres, también los hombres. Pero nosotras tenemos un don particular que es la feminidad; el sentirse sensual está relacionado con las expresiones, el caminar, el vestir, el hablar; con la apariencia, el cabello, alguna prenda o accesorio”, añade la experta.


La sensualidad también es vital para subir la autoestima, la seguridad y la confianza. Una mujer debe sentirse sensual para sí misma, antes de pensar en su pareja. Esto favorecerá la interacción con la otra persona.


La sexóloga dice que la pareja puede percibir esa sensualidad, se siente más segura y confiada, y tiene disposición para manifestarle su afecto y tener un encuentro muy satisfactorio.


Como señala Alexandra Ruiz, profesora de Chair dance, “la sensualidad no siempre está ligada con la parte sexual. Una mujer debe sentirse bella desde que se levanta hasta que se acuesta; cuando se baña, mientras escoge la ropa, al desayunar o cuando come. Simplemente, es la exquisitez con la que se actúa”.

(Vea el artículo "10 claves para recuperar la vida sexual tras el parto")

Un poco de ayuda...
El primer paso no es el aspecto físico, sino tener actitud: “Vemos mujeres que incluso no son tan bonitas, pero tienen una personalidad arrolladora, característica relacionada con la sensualidad y el erotismo”, afirma la sexóloga Mejía.


Una de las ayudas externas que recomienda la experta son las terapias que trabajen el espíritu o las emociones. Ayudan a reencontrarse con sí mismas, y de este modo será más fácil manifestar expresiones no verbales: “Lo primero que se debe hacer es equilibrar la parte emocional y sentimental para asegurarnos de que todo lo que viene de afuera tenga una buena adherencia”.


Para Alexandra, “es simplemente sentirnos bellas. No fantasear con la ilusión de perfección que nos venden hoy en día. Las mujeres tenemos que ser conscientes de que lo que vemos en los medios es solo producción. Todas somos igualmente hermosas, y la belleza va de adentro hacia fuera”.


No obstante, también es importante la apariencia: la presentación y el atractivo. Usar ropa adecuada, mantener una dieta saludable y ocuparse de los cuidados del cuerpo. No importa el color, la talla o el peso; aunque son aspectos que se deben mantener equilibrados, lo importante es que la mujer se sienta segura.


Si quiere, cuídese la piel, las manos, el cabello, los pies y las uñas. Martha Mejía dice que una nueva imagen, de una mujer preocupada por los cuidados íntimos, le da más confianza y feminidad a la madre.


A la hora de hacer alguna actividad física, dice Johnny Camargo Cabrera, preparador físico y profesor de Pole Dance, también existen actividades, como el baile, que no solo ayudan a ejercitar todos los músculos, bajar de peso, entretenerse, sino, al mismo tiempo, a despertar la sensualidad.


Cuando una persona está bien físicamente, añade, se va a sentir más segura. El erotismo depende de cuánta autoconfianza se tenga y cuán decidida sea. Por eso, para empezar, la mujer debe tener actitud y disposición.


Los resultados no son inmediatos; son paulatinos. Como todo entrenamiento, necesita un calentamiento antes de empezar a hacer ejercicios musculares. Lo aconsejable es que se haga tres veces por semana.


“La idea es que la gente no confunda un streap tease con un baile muy sensual; este debe tener pedagogía y orientación. Con los movimientos y los gestos se reconoce cuándo es vulgar o sensual, y hay que ser sensual para conquistar. Estos bailes, además, desinhiben y dan autoconfianza. Los movimientos les ayudan a verse atractivas frente al espejo. Sea gorda o flaca, todas pueden hacerlo”, dice el profesor.

(Vea el artículo "Cómo recuperar la vida sexual y la intimidad después de haber tenido un hijo")

Para resaltar los atributos
Los seres humanos somos sensibles al estímulo visual y táctil, de ahí la importancia de que, en la intimidad, la mujer le dé un lugar muy importante a la lencería que usa, no solo cuando está con su pareja, sino en la vida diaria.


“Si uno se va bien presentado para una entrevista de trabajo o a una fiesta, ¿por qué no usar ese mismo concepto internamente? ¿O cuando estoy con mi pareja?”, dice Sandra Torres, gerente de Lucisensual, empresa dedicada a asesoría en lencería.


Después de tener un hijo, mucha mujeres no quieren mostrar su cuerpo porque este ha sufrido una serie de transformaciones, pero así no se tenga la misma figura, existen elementos que permiten rescatar la sensualidad. Es decir, dice Torres, no debe acomplejarse, por el contrario, hay que hacer evidente el erotismo a la hora de vestirse.


No importa la talla ni el color de piel. La experta dice que para las madres el baby doll es un elemento muy femenino, discreto y oportuno; se recomiendan aquellos confeccionados en satín.


Una bata con transparencia, en la mañana, también es una buena opción. Según ella, los colores que más compran son el rojo y el negro, casi el 80 por ciento de las ventas, seguidos del blanco, y algunas tonalidades como el verde, el rosado y
el vinotinto.

 

Un movimiento sensual
• Chair dance. Consiste en una clase donde se hacen movimientos o una coreografía, donde la base es la silla. 

Antes de hacerlo, Alexandra dice que lo más importante es conocer el cuerpo: “Las mujeres deben bailar solas; la invitación es que se paren en frente de un espejo, pongan la música que les gusta y bailen para ver hasta dónde las lleva su cuerpo y creatividad para que, cuando sientan la necesidad de hacerlo con su pareja, se sientan satisfechas, seguras y concientes. Así sabrán hasta dónde pueden llegar”.

La idea del baile es jugar con el equilibrio, el espaldar, los bordes, los brazos del asiento, etc. Antes del show, es indispensable evaluar el ambiente en el que se va a realizar, el material del piso y de la silla, qué tan alto es el techo, por si hay opción de subirse a ella. La música es a gusto propio.

“La silla es uno de los elementos fuertes con los que se puede jugar, pero se puede bailar usando un sofá, una butaca, el filo de una cama, etc.”

Es una actividad que puede realizar cualquier mujer; sin embargo, existen academias donde se pueden aprender pasos básicos para desenvolverse mejor.

En general, se recomienda hacer movimientos ondulatorios con el pecho, jugar con el espaldar de la silla y caminar con pasos fuertes y definidos, y rodillas levantadas, alrededor de esta. Al levantarse, siempre sacar primero la cola. Y, al acostarse, hacer contrapeso con las piernas.
• Pole dance. Aunque se conoce hace más de 10 años en el mundo, hace tres tiene auge en Colombia. Consiste en hacer figuras, giros, movimientos estáticos, y escaladas en un tubo vertical, a través del baile.
• Cardio streaptease. Las mujeres bailan al ritmo de géneros que se mezclan como el jazz y el hip-hop, entre otros, pero con movimientos muy sensuales.

 

¡Conózcase más!
Una actividad muy divertida y que puede ser muy educativa es el tupper sex. Se trata de una reunión de amigas en la que una experta en sexualidad habla del tema y expone diferentes tipos de juguetes sexuales que la mujer puede usar sola
o en pareja.


“Es importante porque las mujeres tienen muchos tabúes, y entre esos están los juguetes sexuales; además, no saben cuáles son sus beneficios. Es una oportunidad para aprender a conocerse y disfrutar de la sexualidad abiertamente”, explica Julene Ortiz de Zaldumbide, psicóloga y sexóloga.


Hablar de esto también hace que la mujer despierte su erotismo y se vuelva más segura. “El tema de conocerse es muy importante. Dejar que la mujer no sea la que le proporcione placer al hombre, sino que se proporcione su propio placer”, añade.


Para comenzar, se recomiendan el vibrador para el clítoris y los aceites para despertar zonas erógenas. También pueden usar las bolas chinas; tienen contrapeso y ayudan a fortalecer el músculo del periné.


Las reuniones son de aproximadamente 10 personas, y la idea es que sea grupal porque, como dice Julene, “la interacción entre las amigas hace que se despejen más dudas que cuando se está sola”.

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet