Síguenos en:

Crea buenos hábitos y rutinas para una crianza amorosa de tu hijo

  • Seis momentos para ser disciplinado

    Acá, te mostramos seis momentos o aspectos fundamentales en los que debes preparar a tu pequeño para que en el futuro sea disciplinado.

  • Dulces sueños

    Tu bebé debe aprender a reconocer que su cama es sinónimo de descanso, por lo que el ritmo de vida debe bajar considerablemente en las noches, horario en el que debes crear un ambiente más tranquilo y apacible para él. Por ejemplo, baja el volumen de todo, apaga la luz de su cuarto y aliméntalo bien antes de acostarlo.

  • ¡A comer se dijo!

    Es esencial crear buenos hábitos alimenticios a través de la fijación de horas para comer, así como un lugar propicio donde el bebé entienda que va a probar nuevos platos. Esto, dicen los expertos, acciones de este tipo ayudará a organizar los procesos biológicos del sistema gastrointestinal y nutricional, y a educar el organismo en sus funciones.

  • La higiene primero

    Como se sabe, inculcar hábitos de aseo en los pequeños les garantiza una buena salud y es un escudo contra enfermedades y virus. La clave está en hacer del aseo una experiencia divertida para que tus hijos la interioricen y lo apliquen correctamente. Por ejemplo, juega con tu niño mientras lo bañas y cepíllense los dientes juntos, ojalá creando una historia de esta y otras actividades relacionadas con su higiene personal incluso, al vestirse.

  • ¿Vamos a jugar?

    Aunque el juego es una actividad espontánea, natural y enriquecedora para los niños, no se les impongas una agenda estricta, pero sí un horario y una serie de condiciones para que disfruten de estas actividades lúdicas. Por ejemplo, enséñales que pueden hacerlo después de almorzar y cuando hayan cumplido con sus deberes escolares.

  • En modo ahorro

    Es necesario enseñarles a los niños que lo material no cae del cielo y que como tiene un costo alto, hay que ahorrar. Para eso hay que acostumbrarlos a planificar para que puedan conseguir lo que quieren, ya sea un juguete, un aparato electrónico o una prenda de vestir. Crea una estrategia que va desde establecer el valor de lo que se desea y fijar un plan de ahorro con su mesada.

  • Los deberes escolares y de la casa

    Cuando los niños inician su vida escolar, las rutinas y hábitos toman mayor fuerza, ya que se constituyen en la adquisición de buenas prácticas que los niños van a mantener respecto a sus obligaciones y responsabilidades personales para el resto de su vida. Por ello, fija con ellos horarios para hacer las tareas, pon a su alcance herramientas necesarias y evitar los elementos distractores.

Compartir