Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Ideas creativas para organizar una novena navideña

Ideas creativas para organizar una novena navideña
Lunes, 4 Diciembre 2006 - 6:06pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

Las nueve ‘reuniones’ antes del nacimiento del niño Jesús no deben ser aburridas para los menores. Con ideas creativas se pueden cambiar los bostezos de los más pequeños por sonrisas y alegría.

Diciembre es el mes para que las luces de colores vuelvan a iluminar las ventanas, los villancicos se escuchen en la ciudad y, sobre todo, para que los niños revivan el espíritu navideño. Lo recomendado es hacer novenas temáticas donde cada día los asistentes desarrollen su creatividad de distintas formas; por ejemplo, concursando por el pesebre más exótico, el árbol de Navidad más creativo o el dibujo más original.

Manualidades

Bríndeles a los pequeños materiales adecuados como plastilina tradicional o de chocolate para que hagan sus propias invenciones. Los padres también pueden participar ayudando a sus hijos a perfilar los personajes de María, José y Jesús, usando vasos de cartón pintados, los cuales se unen a bolas de icopor insertando un palillo en cada extremo. Reciclar también ayuda, mientras los palos de paletas se unen para formar casas. A los tubos de papel higiénico se les pega lana para representar los personajes.

Música

En cuanto a los ritmos, lo importante es que las melodías que se escuchen hagan parte de la cultura musical familiar. Los instrumentos se diseñan con la ayuda de los adultos. Se pueden inventar unas maracas usando arroz o canicas metidas dentro de un vaso de plástico y sellándolas muy bien con tela vieja. Las panderetas se hacen con tapas de plástico que se atraviesan con una pita.

Oraciones

Es importante que las oraciones clásicas sean traducidas a un lenguaje que puedan comprender claramente los niños. Los padres deben explicarles su significado dándoles ejemplos acordes con sus vivencias diarias. El juego es el vehículo de aprendizaje, así que durante las novenas navideñas los niños participan en todas las actividades.

Aproveche esta temporada fomentando en su hijo las actitudes positivas. Si el niño pelea con su hermano, puede evitar hacerlo ofreciéndolo como regalo para el Niño Dios, reafírmele que es el mejor obsequio que le puede dar a Jesús el 24 de diciembre, fecha de su cumpleaños, de acuerdo con Liliana Arias Delgado, terapeuta ocupacional y licenciada en artes plásticas.

Nochebuena y barriga llena

Para decorar la mesa navideña, nada mejor que alimentos atractivos y alusivos a la Navidad. Hacer bastones con pollo, además de ser una comida atractiva, es saludable. La pechuga se corta en trozos alargados, se unta en huevo, se pasa por harina, luego vuelve a meterse en el huevo, para después echarle cereales encima. Luego se dora al horno y se sirve con miel.

Los muñecos diseñados con frutas como fresa, banano, manzana y limón decorados con batido de crema de leche y azúcar pulverizada son otra comida que nutre. Al igual que la gelatina de frutas que se hace con leche condensada y se sirve en moldes individuales.

‘Dulces tentaciones’

El azúcar no es malo, pero abusar de su ingesta sí puede ser perjudicial para el niño. Se trata de un carbohidrato simple que, distribuido en la dieta con moderación, le aporta energía al pequeño para realizar actividades que van desde pensar hasta movilizarse.

Según la nutricionista Luz Stella Hidalgo, un niño de 2 a 4 años requiere, en promedio, 30 a 40 gramos diarios de azúcar, que se traducen en una o dos porciones de dulce al día.

Para esta época decembrina, de la cual hacen parte novenas, aguinaldos y villancicos, el dulce es un componente esencial de los platos navideños que acompañan los nueve días de preparación para la llegada del Niño Dios y, por supuesto, las cenas de Navidad y fin de año.

Es importante, explica la nutricionista, tener en cuenta ciertos parámetros a la hora de ofrecerle un postre al niño:

No hay que hacerlo antes de una comida principal, ni utilizarlo como premio o castigo, pues el infante deja de verlo como parte de su alimentación. Nunca debe reemplazar una comida y debe introducirse en ciertos momentos del día. Involucre a su hijo en la preparación de los postres. Tenga en cuenta esas ‘dulces tradiciones’: la natilla, las galletas, el panetón y las tortas son opciones deliciosas que en su preparación involucran alimentos como leche, huevos, mantequilla, harina de trigo y fécula de maíz. Las frutas preparadas en almíbar son dulces caseros que aportan ‘vitaminas endulzadas’. Son una buena opción para cualquier momento. En las novenas, evite que haya demasiada comida. Es preferible que el niño cene a la hora acostumbrada y, después de la novena, ingiera un postre pequeño. Si lo hace, no le ofrezca gaseosa, mejor un jugo natural. Si le da dos porciones de dulce al día, reduzca la cantidad de azúcar para endulzar jugos y otras bebidas. El azúcar, la miel y la panela son opciones para endulzar las comidas.
Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad