Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

La exploración sexual en los niños

La exploración sexual en los niños
Martes, 19 Febrero 2008 - 9:53am
0

Comentarios

Comparte este artículo

La diferenciación del cuerpo de los niños y las niñas comienza hacia los 3 o 4 años de edad, cuando surge la curiosidad hacia los genitales y se expresa, en muchas ocasiones, a través de juegos.

“El menor busca identificarlos por medio del tacto y la vista; explora el propio cuerpo o el de los demás niños. Distingue entre el hombre y la mujer a través de la educación que recibe de los padres y maestros, desde preescolar”, asegura la sicóloga Claudia Díaz Palacios.

En esta etapa, no es raro que los niños jueguen al papá y a la mamá en la cama o que las Barbies besen con loca pasión a Ken; pues resultan ser para ellos una forma de diversión e imitación.

La investigación anatómica no es exclusiva de la infancia. “Nos acompaña toda la vida. El niño la desarrolla en la medida en que puede mover las manos; cuando la madre le quita el pañal, él se toca los genitales; poco a poco, cambiará la forma en que los palpe y los vea, según la formación del hogar”, explica Juana Catalina Gutiérrez, especialista en sicología de la salud de la Universidad de El Bosque.

Pero los juegos, conductas y preguntas que sonrojan a los padres (y que por eso son inapropiadas), no son solo producto de la curiosidad; también las retoman de lo que ven en casa.

Para Gutiérrez, “los menores juegan a imitar a los adultos. Y los que han visto a sus padres manteniendo relaciones sexuales, hacen lo mismo con los juguetes, pero entendiéndolo a su manera, como muestra de afecto y no desde la sexualidad”.

Y es que, aunque acaricien sus partes íntimas, hagan preguntas e, incluso, se besen, los padres no tienen por qué preocuparse. Ellos siguen estas conductas sin morbo alguno; no obstante, los padres malinterpretan la situación.

¡A liberarse de tabúes!

Muchos padres no toman con naturalidad los juegos infantiles que involucran la sexualidad; tampoco responden con franqueza las inquietudes alrededor del tema. Dejan pasar el tiempo y delegan a la maestra del preescolar estas responsabilidades.

Además de eliminar tabúes (como la desnudez), los padres deben abordar la etapa sexual sin dar información adicional. Según surjan las dudas, el menor preguntará y los padres deben contestar sin extenderse ni profundizar mucho en el tema.

Es necesario saber qué información maneja su hijo al respecto. De este modo no caerá en errores y prejuicios.

“Así no sucede como el cuento del niño que le pregunta al papá ‘¿qué es pene?’ y el papá, luego de pasar colores, le explica: ‘es el órgano sexual masculino, que permite la reproducción, etc’. El niño mira confundido, y el padre le pregunta el porqué de su mirada y el niño dice: ‘es que la profesora nos dijo que hay que rezar para que el alma no pene’”, comenta Gutiérrez.

Comparte este artículo

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad