Síguenos en:

La habitación del bebé requiere ciertas precauciones a la hora de decorarlo

La habitación del bebé requiere ciertas precauciones a la hora de decorarlo

El cuarto es uno de los lugares donde más tiempo permanece el niño; necesita confort y seguridad. Cunas, repisas, cortinas, pisos, tapetes, juguetes y cajones

La habitación del bebé requiere ciertas precauciones a la hora de decorarlo
Por:
15 de Julio de 2011
Comparte este artículo

El cuarto es uno de los lugares donde más tiempo permanece el niño; necesita confort y seguridad.

Cunas, repisas, cortinas, pisos, tapetes, juguetes y cajones deben contar con medidas mínimas de seguridad para evitar accidentes.

Las formas de la cuna, en particular, deben ser suaves y redondeadas, sin picos ni piezas salientes que puedan desprenderse o enredarse con la ropa del bebé.

Las tablas de la misma deben estar completas y en buen estado, y los espacios entre barandas deben ser de 4,5 cm. a  6 cm, de forma tal que la cabeza del bebé no quepa entre estos espacios.  No se recomiendan los herrajes, ganchos o varillas metálicas o similares orientados hacia el interior de la cuna, pues podrían lastimar al niño en caso de que tengan contacto con él. Así mismo, la altura desde el borde superior de la baranda hasta el inferior de la misma -donde el bebé puede apoyar sus pies- debe medir mínimo 60 centímetros de alto. Cuando un bebé está de pie, su altura es de 75 cm. La idea es que las barandas queden al nivel de las axilas, para prevenir caídas.  Si la cuna tiene ruedas, es clave que al menos dos de ellas tengan freno o sean fijas. El sistema que acciona el movimiento del lateral de la cuna hacia arriba y hacia abajo debe ser seguro. Es necesario, además, que al menos dos de las cuatro ruedas de la cuna tengan freno o sean fijas.

En cuanto al colchón, este no debe ser excesivamente blando, debe ser plano y firme y estar recubierto por una funda de plástico; es clave que encaje bien, para que no haya espacios en los cuales las manos o los pies del bebé queden atorados.

La cuna no debe estar cerca de cortinas o persianas, ni de ventanas, y no debe tener ropa de cama blanda o edredones, para evitar que el bebé se enrede o se ahogue.

Es ideal que esta se instale en el cuarto del bebé por lo menos dos meses antes se su nacimiento, de forma tal que haya desaparecido el olor a laca.

Otros espacios que deben revisarseLos expertos aconsejan, igualmente, tomar medidas preventivas en los siguientes muebles, accesorios y espacios:

 

Muebles y elementos decorativos• Los cajones de muebles y estantes no deben tener perillas fáciles de retirar, pues el niño podría llevárselas a la boca y atorarse.• Las repisas deben estar aseguradas a las paredes, de manera que no exista el riesgo de que caigan encima del niño. También, deben fijarse muy bien cuadros o accesorios decorativos.• La idea es que los muebles se ubiquen cerca de las paredes -para que el centro del cuarto se convierta en área de circulación y juego en el futuro- y sean pocos pero prácticos y funcionales (de cuna a cama, de mesa de noche a escritorio o de baúl a silla).Estos, por seguridad, deben adaptarse al espacio, al crecimiento del niño y a sus actividades. •  El cedro y el flor morado son maderas más estables y rígidas. • Para las cortinas, es recomendable evitar las que tienen sueltos los cordones con que se abren y cierran, así como las de tela (sobre todo las pesadas), pues retienen grandes cantidades de polvo.

Cortinas, ventanas, puertas y pisos• Evitar cortinas o persianas con cordones, pues fácilmente podrían enredarse en el cuello del niño.• El cuarto debe estar libre de obstáculos, para que el pequeño se desplace con facilidad.• Escoger un piso antideslizante, para evitar que el pequeño se caiga cuando comience a caminar.• Al pintar el cuarto, es conveniente que pasen tres a cuatro días para que la pintura se seque por completo. Luego, el niño puede acomodarse en su habitación.• No utilizar pinturas tóxicas en la cuna.

Juguetes y ropa de cama• Deben guardarse en un lugar especial, donde no obstaculicen el paso.• Al niño hay que comprarle juguetes de acuerdo con la edad, que no se desarmen y no tengan elementos pequeños que puedan convertirse en cuerpos extraños y causar atoramiento.• Aquellos que se ubiquen en la cuna no deben tener cuerdas con aberturas o lazos de más de 35 cm de longitud; el bebé podría enredarse con ellos.• De igual forma, no es aconsejable colgar juegos a través de la cuna o en sus esquinas con cuerdas muy largas, pues podrían causar estrangulación.• Cuando el bebé duerma dentro de la cuna, no debe haber almohadas, ropa de cama blanda, edredones o juguetes cuando ponga al bebé a dormir.

Tendidos• Evitar muchos estantes en el cuarto del niño, pues sobre ellos puede acumularse polvo con facilidad. Es un riesgo para aquellos con disposición a las alergias.• Remover alfombras y tapizados que guarden polvo. Lo ideal son los pisos de madera, cerámica o caucho, que se pueden asear fácilmente. • Poner cubierta plástica a las almohadas. • Evitar que en el cuarto del niño existan muchos objetos que acumulen polvo, como peluches y muebles tapizados. • En lo posible, evitar cortinas pesadas, pues acumulan mucho polvo. Se recomiendan las persianas; son fáciles de limpiar con un trapo húmedo. • Tampoco se recomiendan decoraciones con aplicaciones de paño lency en las paredes o de otros materiales que recogen polvo.

Asesoría: Olga Lucía Baquero, presidenta de la Sociedad Colombiana de Pediatría de Bogotá; Francisco Leal Quevedo, pediatra inmunólogo; Carolina Sepúlveda, diseñadora industrial de Eki Design, y Mónica Lesmes, gerente comercial de Child Safety.

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen

Más sobre

publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet