Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

La higiene íntima en las niñas merece atención o puede producir infecciones

La higiene íntima en las niñas merece atención o puede producir infecciones
Martes, 18 Diciembre 2007 - 5:14pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

La hora del baño debe ser un momento placentero, sin afanes, en el cual se les enseñe a las niñas la importancia de la limpieza, especialmente de la zona genital.

Cuando son bebés, se deben tener muchas precauciones: es importante el cambio frecuente de pañal y lavar con agua y jabón suave sus genitales. Para prevenir la pañalitis, se recomienda el uso de un emoliente que contenga óxido de zinc.

A partir del momento en el cual la pequeña deja el pañal y aprende a controlar esfínteres, es necesaria la supervisión permanente de los padres en la higiene íntima de la menor.

Recomendaciones:

Productos suaves: no utilizar jabones fuertes (se recomienda jabón líquido de pH ácido o neutro), baños de espuma ni sales de baño, los cuales pueden producir irritaciones en el área genital.

Telas apropiadas: la ropa interior debe tener cubierta de algodón que cubra la entrepierna.

Ojo a la posición: cada vez que la niña utilice el inodoro, es clave que separe muy bien las rodillas en el momento de orinar, para evitar que el líquido llegue a los genitales.

Después de entrar al baño: secar la orina con papel, ojalá sin colores, olores ni dibujos, para prevenir cualquier clase de alergia.

La técnica es clave: siempre hay que asear de adelante hacia atrás tanto en el momento del baño como después de hacer del cuerpo. La mayoría de consultas al especialista es por la presencia de infecciones vaginales producto de una higiene inadecuada.

Señales de alarma: una niña menor de 9 años no debe tener secreciones vaginales de ningún tipo. La presencia de cualquier flujo, amarillo o verdoso, de mal olor, indica la presencia de infección.

De uso personal: es conveniente que la menor tenga una toalla de baño que solo ella utilice. Al momento de secar su zona genital –cuya piel es delgada– debe hacerse con toques suaves. No friccionar.

Evitar las esponjas: no se recomienda utilizarlas para limpiar el área. Basta el lavado manual con agua y jabón.

La limpieza es solo externa; nunca deben introducirse elementos extraños (como aplicadores) en la vagina de la pequeña.

¿Por qué presentan infección?

Por una higiene inadecuada, es posible que las niñas presenten vulvovaginitis inespecíficas (se denominan así porque no existe un organismo identificado que las provoque), caracterizadas por una secreción de color marrón verdoso que produce mal olor. La irritación de la abertura de los labios y la vagina también puede ser causante de esta infección.

Se asocia, normalmente, con la proliferación de un tipo de bacterias que se encuentra en las heces y que pueden llegar a la zona vaginal cuando se limpia a la menor de atrás hacia adelante cada vez que va al baño. Una vez las niñas llegan a la pubertad, la vagina se hace más ácida y esta condición reduce el riesgo de infecciones.

Asesoría: Aura Cuevas, ginecóloga de la infancia y la adolescencia.

Andrea LinaresRedactora ABC del bebé

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad