Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

La importancia de hablarle al recién nacido

La importancia de hablarle al recién nacido
Miércoles, 18 Octubre 2006 - 2:20pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

Cuando nace el bebé, es fundamental estimular su habla y su lenguaje para establecer un vínculo afectivo con sus padres, con la gente y el entorno. Por medio de la comunicación se conocen las necesidades, el comportamiento y las sensaciones del bebé; además, se observan sus respuestas.

A las primeras etapas de la comunicación se les denomina diálogo tónico, explica la licenciada Griselda Geuze, especialista en estimulación prenatal y durante la crianza.

“Si bien las palabras son el medio de comunicación más tradicional, el recién nacido percibe gran cantidad de estímulos a través de las posturas y de la forma como es alzado o tomado”, afirma Geuze.

De ahí la importancia de no sacudir al bebé con brusquedad sino, al contrario, tratarlo con dulzura, respetarle su tiempo de amamantamiento, de vigilia y de sueño.

La comunicación comienza cuando se buscan sus miradas, su atención cara a cara, la gesticulación facial y se le describe cada acción para que el bebé reconozca la voz, la compañía y así desarrolle y refuerce el balbuceo y la intención comunicativa, aclara Geuze, autora del libro Estimula a tu bebé.

Los padres aprenden a comunicarse con él, tocándolo, hablándole y mirándolo. Hacer esto es tan importante como alimentarlo y acariciarlo.

Un bebé recién nacido está acostumbrado a escuchar la voz de la madre, sus latidos cardíacos y la voz de su padre. Por eso es recomendable no sólo hablarle, sino también que disfrute la música que oía cuando estaba en el vientre materno.

El bebé se tranquiliza con las voces conocidas en su nuevo mundo, además aprende a asociar el lenguaje como medio de comunicación con el feedback auditivo (retroalimentación y respuesta).

Todos los miembros de la familia, en especial los padres, deben hacerlo con un tono suave y claro. Utilizando palabras sencillas, evitando el uso de diminutivos y, por supuesto, respetando sus horarios de sueño.

Aunque hablarle a “media lengua” no es lo adecuado, sí es lo más común. Y si bien, ningún niño ha presentado alguna alteración comunicativa porque le hablaron, de vez en cuando, de esta manera, lo ideal es solo hacerlo en forma clara, cambiando el tono de voz y las inflexiones, insiste Geuze.

Para estimular el desarrollo del lenguaje del bebé hay que cantarle, bailarle, masajearlo, mimarlo, acariciarlo, ya que el contacto táctil es fundamental para el recién nacido.

Los padres deben expresarle los sentimientos que les produce, explicarle qué pasa mientras lo bañan, lo cambian y decirle cómo cambió sus vidas. Hacerlo crea un lazo fuerte con la madre, el padre y su cuidador habitual.

Además, facilita el contacto visual, el seguimiento de la voz y búsqueda del adulto. Es clave aprovechar oportunidades de “conversación” en situaciones cotidianas como el cambio de pañal, la alimentación y el baño para describir lo que hace y los objetos que usa como esponja y jabón, dice Aura Sofía Rico, pediatra en desarrollo infantil.

En los primeros meses, los bebés se muestran interesados en los juegos de imitación. Por ello, es conveniente balbucear y hacer expresiones y ruidos exagerados para que ellos intenten imitarlos.

Los abrazos fuertes, las sonrisas constantes y el habla provocan la imitación de sonidos en el bebé, esto hace que los padres obtengan mayores respuestas de comunicación y se produce el “diálogo”, es decir, un lenguaje que permite conocer al bebé, atender sus demandas y suplir sus necesidades.

Los padres deben estimular el balbuceo del bebé e incitarlo a que repita. “Hablarle al bebé desarrolla sus habilidades “conversacionales” gracias a que se establecen conexiones neuronales (la forma como se asocian las neuronas en el cerebro) que facilitan la discriminación de los sonidos”, dice Rico.

El bebé debe ser estimulado diariamente. El habla, el lenguaje, los juegos visuales, auditivos y táctiles fortalecen el vínculo afectivo con el entorno.

Recuerde que el habla clara le proporciona al niño una adecuada articulación; de lo contrario, recibe un patrón inadecuado que tiende a repetir. Nunca es demasiado pronto para estimular el lenguaje de los niños.

Desarrollo del lenguaje

Aura Sofía Rico, pediatra en desarrollo infantil, recomienda las siguientes actividades para estimular el habla:

- Hablar, cantar, contar historias y leer cuentos. Comentarle lo que ocurre alrededor; por ejemplo: “mira el conejo, está comiendo pasto”, aunque el bebé no pueda contestar, empieza a reconocer palabras.

- Sea buen socio de conversación. Reconozca cuando el bebé quiere jugar y “hablar” con usted o, al contrario, prefiere descansar.

- “Hable” con él actuando como si le entendiera su balbuceo.

- Repita todos sus sonidos

- Exagere la vocalización y entonación para llamar la atención del bebé (Prosodia)

Estimulación para bebés

La fonoaudióloga Paula Galeano, de la Universidad María Cano, recomienda los siguientes ejercicios:

- Realizar ejercicios motores que inciten al juego, al movimiento con agrado, exagerando movimientos de la cara con el fin de ejercitar los músculos del habla.

- Practicar ejercicios de atención donde se haga contacto visual con el bebé.

- Desarrollar actividades con música, cantos, leer textos, utilizar gráficas de bebé (láminas blanco, negro, rojo) que fortalezcan la parte visual, auditiva, de coordinación y desplazamiento.

- Hablarle diariamente de lo que ocurre y anticiparle los eventos.

- Enseñarle juegos que lo inicien en la producción de respuestas y del habla como juegos de imitación y vocalización, con cambios en el tono de voz.

- Estimular la expresión con juegos visuales y de discriminación auditiva.

- Se recomienda utilizar instrumentos o elementos sonoros, que cuelguen, que se muevan, de colores, tamaños y texturas diferentes.

Johana Fernanda SánchezPara ABC del bebé

 

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad