Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Las emociones y el carácter del niño empiezan a formarse con el afecto intrauternio

Las emociones y el carácter del niño empiezan a formarse con el afecto intrauternio
Lunes, 14 Febrero 2011 - 10:28am
3

Comentarios

Comparte este artículo

Desde el momento de la concepción, los bebés necesitan del afecto y la autoestima de sus padres.

el bebé lo siente todo. Desde que está en el vientre escucha las palabras de su mamá, de quien lo consiente y lo quiere. Incluso de quien lo rechaza. Desde allí se van creando los distintos tipos de emoción del bebé, de acuerdo con lo que le transmitan sus seres queridos.

Según María de la Luz Giraldo, sicoterapeuta especializada en sicología prenatal, las emociones son procesos internos que se producen por una combinación de cambios químicos que ocurren en el cuerpo de la madre y circulan a través del torrente sanguíneo hasta la placenta y, luego, al bebé por el cordón umbilical.

“Desde el momento de su concepción, los bebés intrauterinos reciben mensajes que influyen en el desarrollo de su personalidad. No cabe duda de que sentimientos como el amor y el rechazo afectan al niño intrauterino desde muy temprano”, señala la especialista Giraldo.

Conociendo esto, es recomendable, por lo tanto, que desde el momento de la concepción el bebé sea bien tratado. Quizá usted tenga que ver en la formación del carácter de su hijo. ¿Cómo pueden los padres ayudar a desarrollarlas?El bebé necesita sentirse reconocido y, para desarrollar su autoestima, son suficientes los actos de amor. Por ejemplo: caricias en el vientre de la madre, palabras cariñosas, saludarlo y cantarle. “Una investigación de Rutgers University, de Estados Unidos, concluyó que las madres tienen en su sistema hormonal el poder de crear un ‘escudo protector’.  Este se encarga de defender al bebé de todas las emociones que ella sienta”.

Este escudo protector, que tiene un fundamento biológico, se desarrolla a través del vínculo afectivo en tres etapas: primero, la madre hace conciencia de lo que siente,  identifica sus emociones y las reconoce con humildad y aceptación. Segundo, le explica al bebé cuáles son esos sentimientos y le aclara que son de ella. Tercero, la mamá le dice a su bebé que lo ama mucho, que esos sentimientos de rabia y angustia no tienen nada que ver con su amor por él/ella.

“Con este escudo, la mamá fortalece el sistema inmunológico y el sistema de autovaloración de su bebé”, puntualiza Giraldo. La sicóloga experta en crisis Rocío Hernández afirma que las emociones de los bebés se forman de acuerdo con el cumplimiento de sus necesidades, “es decir, la respuesta del adulto frente a una necesidad del menor le brindará al menor confianza y, por ende, será un niño calmado”.

Es importante, entonces, evaluar si el bebé tiene sus emociones estables. Para hacerlo, la especialista Hernández sugiere poner al niño frente a un extraño y si el menor entra en llanto al ver a esta persona, sus emociones están bien, porque ve que su seguridad está en peligro; mientras que si abraza a ese extraño y se aferra a él es que están mal, porque busca en cualquier persona la cercanía que necesita para sentirse amado y protegido.

Así que proteja a su hijo con amor y dedicación. Él se lo agradecerá.

 

¿Cómo tratar las emociones?El doctor  canadiense Thomas Verny, en su libro La vida secreta del niño antes de nacer explica que el bebé intrauterino tiene necesidades emocionales. Indica, además, que no hay nada de malo en sentir determinadas emociones, el problema es no manejarlas adecuadamente.  Para un buen manejo emocional, se recomienda identificar la emoción apenas aparece, aceptarla y postergar la acción para cuando se pueda hacer con serenidad. Los bebés maltratados, ignorados y descuidados sufren. Las consecuencias de esos comportamientos dañinos se evidencian en los recién nacidos de la siguiente manera:  no pueden dormir, no chupan el seno, no reciben tetero, están muy agitados, entre otras.

 

El apegoSegún la sicóloga María Carolina Sánchez, las emociones del bebé van de la mano con la conexión que tuvo y ha tenido con su mamá, con la seguridad que le transmiten. “De acuerdo con esto, el niño va a ser sano durante sus primeros días y, en adelante, va a ser una personita sana emocionalmente”.

El apego es una forma de crianza en la que la cercanía a los hijos permite crear una relación de fiabilidad y de autonomía mutua. Lo importante es oír los instintos de la madre, más que las cosas que dice la gente.

"Si uno conoce a su hijo, él mismo dará las pautas para decidir cuándo lo deja solo, cuándo duerme solo y demás", añade Sánchez.

Es por esto que el consejo de las abuelas de “déjelo llorar hasta que se le pare el ombligo” queda anulado con la teoría de la crianza del apego.

En el recién nacido, sus emociones están ligadas con sus necesidades básicas de supervivencia física y sicológica: el hambre, el calor,  la necesidad de contacto con figura de protección.

“Al recién nacido nunca se le debe dejar llorar, ya que la primera forma de comunicación de él es por medio del llanto. Cuando lo hace, es porque necesita resolver algo y los padres deben correr a suplir esas necesidades. Entre mas rápido lo hagan, él entenderá que lo aman”.

Por Mónica Toro

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo

Comentarios (3)

3
danialkhatri
Hace 1 año
“Desde el momento de su concepción, los bebés intrauterinos reciben mensajes que influyen en el desarrollo de su personalidad. No cabe duda de que sentimientos como el amor y el rechazo afectan al niño intrauterino desde muy temprano”, señala la especialista Giraldo. jetboil flash cooking system review
2
kilogram
Hace 1 año
porque busca en cualquier persona la cercanía que necesita para sentirse amado y protegido. wireless dog fence reviews
1
kilogram
Hace 1 año
su bebé que lo ama mucho, que esos sentimientos de rabia y angustia no tienen nada que ver con su amor por él/ella diy invisible fence installation

Herramientas

Tool Emergency Card description
Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.

Publicidad