Los hombres también sufren de depresión posparto

Los hombres también sufren de depresión posparto

a
Viernes, 21 Septiembre 2007 - 2:45pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

Sentirse presionados y poco útiles en el nuevo rol ocasiona este malestar en los papás. El éxito está en la fortaleza de la pareja.

Los hombres no lo aceptan. Pero ellos también presentan depresión después de la llegada del nuevo miembro de la familia.

Y quienes pensaban que solo a las mujeres les da este trastorno, están equivocados. Según una investigación, cuyas conclusiones fueron publicadas en la revista Pediatrics, el 10 por ciento de los papás mostraron señales de este trastorno.

James Paulson, líder de la investigación, integrante de la Escuela de medicina de Virginia en Norfolk, Estados Unidos, señala en el estudio que “la teoría que se ha mantenido durante todo este tiempo indica que la depresión posparto es producto de los cambios hormonales que se producen en el organismo femenino durante los nueve meses de gestación, situación que dejaría a los hombres fuera del ‘grupo de riesgo’. Sin embargo, a lo largo de nuestra investigación no hemos encontrado ninguna causa hormonal definitiva, sino más bien cuadros desarrollados como consecuencia de antecedentes de depresión, desacuerdos de pareja o problemas relacionados con lo financiero. Por esa razón, de acuerdo con nuestra tesis, los hombres también pueden padecer depresión posparto”.

Y no es para menos, pues ellos sienten una sensación de ambivalencia: por un lado, la felicidad de la llegada del bebé y, por otro, la inevitable sensación de desplazamiento y abandono.

 

Según Juliana Villate, médica siquiatra sicoterapeuta, esta impresión se hace palpable aun durante el embarazo, porque el mundo comienza a girar alrededor del bebé y de la madre embarazada y así, la figura del padre queda relegada a un segundo plano.

 

 

El desplazamiento

 

Con el nacimiento del niño, el hombre puede sentir que tanto su esposa como el círculo familiar y social centran toda su atención y cuidado en el hijo. “La madre se une más con el hijo por la lactancia. Mientras tanto, el padre debe seguir laborando y apoyando afectivamente a la madre y al menor”.

 

Otra de las causas por las que les da depresión es porque sienten que sus habilidades para cuidar al niño son bastante difusas, en muchos casos. Además, temen no cumplir con lo que su esposa y la familia esperan de él .

 

“Desde el embarazo, el hombre pierde la posibilidad de tener un espacio y tiempo propio, sobre todo una cómplice y amante exclusiva. Y con el bebé, las necesidades individuales de los padres quedan olvidadas, tanto que el tiempo para las actividades de pareja desaparecen”.

 

Otros factores de riesgo que pueden causar la depresión posparto en hombres son: la presencia de antecedentes depresivos familiares o personales, depresión de la pareja, baja autoestima, las preocupaciones económicas, el desempleo o el exceso de responsabilidad laboral, la ausencia de un núcleo familiar y social de apoyo adecuado y conflictos en la relación entre los padres.

 

Evitarla está en las manos de la pareja para librarse de conflictos mayores. El diálogo es lo más importante.

 

 

 

Recomendaciones

 

Según Juliana Villate, siquiatra sicoterapeuta, se deben seguir las siguientes recomendaciones:

 

Fortalecer la relación de pareja durante el embarazo y en el posparto.

 

Reconocer y validar la presencia del padre como pareja que apoya.

 

Brindar los espacios del papá con su bebe en las actividades de cuidado y en las demostraciones afectivas por medio de la lectura, el diálogo, el juego, el contacto físico y el apoyo incondicional.

 

Mantener espacios propios y comunes de esparcimiento a nivel individual y de pareja.

 

Brindar un momento para que los hombres hablen libremente de sus temores, angustias, dificultades y miedos frente a la nueva responsabilidad.

 

Realizar actividades de pareja como las salidas a cine, a comer y, obviamente, una sexualidad activa después de los 40 días.

 

 

Síntomas

 

 

• Irritabilidad.

 

• Tristeza.

 

• Llanto.

 

• Fatiga.

 

• Alteraciones en el patrón de sueño y alimentación, en la concentración, sentimientos de culpa e inutilidad, falta de motivación.

 

• Disminución del deseo sexual.

 

• Migrañas y palpitaciones.

 

Si quiere confirmar si sufrió o está sufriendo depresión posparto, responda las siguientes preguntas. Si responde sí a más de tres opciones, tiene este trastorno.

 

• ¿Ha aumentado el consumo de alcohol?

 

• ¿Ha cambiado su comportamiento?

 

• ¿Ha tenido problemas o peleas con jefes o compañeros de trabajo?

 

• ¿Le cuesta trabajo concentrarse?

 

• ¿Les coquetea a otras mujeres?

 

 

Tratamiento

 

La duración de la depresión posparto puede variar entre 15 días y un año, dependiendo de la rapidez del diagnóstico y la intervención adecuada. Cuando se evidencien cambios en el comportamiento del padre como irritabilidad, insomnio, tristeza, intolerancia, síntomas sicosomáticos, alejamiento de la pareja, refugio exagerado en los amigos, aumento de la ingesta de licor, agresividad o aislamiento, debe consultarse inmediatamente, sugiere la especialista Villate.

 

El uso de antidepresivos solamente puede ser considerado por el profesional en salud mental una vez haya diagnosticado la gravedad de la depresión y el tratamiento idóneo a seguir. Casi siempre, solo con la sicoterapia, se logran cambios importantes en la disminución de los temores y las ansiedades, así como una correcta adaptación al nuevo estado de ser padre.

 

Mónica Toro

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo