Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Los recién nacidos deben alimentarse, en promedio, cada tres horas

Los recién nacidos deben alimentarse, en promedio, cada tres horas
Miércoles, 20 Septiembre 2006 - 9:55am
0

Comentarios

Comparte este artículo

Una de las mayores preocupaciones de los padres con los recién nacidos es darles los nutrientes necesarios para su crecimiento.

Según la nutricionista Alicia Cleves, el lapso para alimentar al bebé es de tres horas, claro que deben permitir que el niño regule su horario sin imponérselo.

“La jornada de alimentación es proporcional a las necesidades, peso, talla y estado general del niño. Si nace con un peso inferior, por ejemplo, 2.000 gramos, es necesario que se alimente cada 2 horas”, explica la experta.

De esta manera, durante el primer mes de vida el bebé debe comer, esencialmente, leche materna, entre ocho y 12 tomas al día.

Del segundo al tercer mes debe comer entre seis y ocho tomas. Del tercero al sexto mes, alrededor de cinco. Y a partir de los 6 meses comienza la alimentación complementaria.

“A medida que el niño crece va disminuyendo el número de injestas de leche materna, para así darles paso a otros alimentos que van a cubrir los nutrientes y las calorías”, asegura la nutricionista Cleves.

Otro punto a favor de la alimentación regulada es que promueve a que el niño tenga buenos hábitos alimentarios. “Si su bebé es muy irregular en los horarios de alimentación, trate de darle de comer cada tres o cuatro horas, esto permitirá crear en él hábitos y una mejor salud mental”, según el pediatra mexicano Ramiro Gerardo Villarreal.

Es importante que la madre entienda que no alimentar adecuadamente al bebé tiene consecuencias.

La capacidad gástrica de un recién nacido es muy pequeña: una onza por kilogramo de peso. Es decir, si pesa 3.000 gramos, la capacidad son tres onzas.

Si come en exceso y sin un horario determinado, podría presentarse una sobrecarga alimentaria y contribuir a que el niño presente obesidad. Además, se le aumentaría la carga renal por la cantidad de nutrientes dados.

El recién nacido presenta un riñón inmaduro y no está en capacidad de recibir un alto contenido de sodio ni potasio o de proteínas.

Y, por el contrario, si se deja un tiempo muy largo entre comidas se puede llegar a una desnutrición.

En casos severos podría darle hipoglicemia por falta de ingesta de carbohidratos, llevando a que el nivel de azúcar en la sangre baje.

Recomendaciones de la nutricionista

Alimentar al bebé tanto en el día como en la noche cada tres horas. Si el bebé está dormido y llega la hora de la comida, despiértelo; de esta manera lo irá acostumbrando a un horario regular.  Recuerde que su hijo dejará de comer cuando se sienta satisfecho. No lo obligue. La evaluación de control de peso al bebé debe hacerse entre 48 y 72 horas después de que salga del hospital. Si su hijo no recibe alimentación o quiere más de la suministrada, visite al pediatra.

Mónica ToroRedactora ABC del bebé.

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad