Adiós ‘papá chequera’

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:42 a.m.

Aunque suene a modelo sacado de cuento fantástico, el hombre actualmente está rompiendo los paradigmas de ‘papá chequera o papá hotel’. Él ya no se limita a cumplir funciones económicas y biológicas, porque la familia de hoy requiere que participe en todos los aspectos de la crianza, lo que implica la formación en valores y la compañía en el crecimiento de los hijos.

Edgar Contreras, sociólogo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar -Icbf-, usa el término “paternar” para referirse a la capacidad del hombre de generar identidad en sus hijos, a través de su presencia, ejemplo y afecto en el núcleo de la familia. Ser padre, implica rescatar el derecho a expresar sentimientos por medio de abrazos, besos, caricias y presencia en la vida familiar y social.

El padre fortalece el vínculo afectivo en sus primeras semanas de vida cuando lo acaricia, lo arrulla, le habla, le cambia el pañal, lo baña y calma su llanto, y en su proceso de crecimiento, cuando lo lleva a los controles médicos, lo acompaña al colegio, le ayuda con sus tareas, lo escucha, le cuenta historias, juega con él y le brinda cariño.
“La personalidad del niño se forma a través del afecto de papá y mamá”, afirma el sociólogo. Un pequeño que cuenta con la presencia de un padre es una persona más segura, estable a nivel físico y emocional, con un desarrollo psicosexual adecuado, vida democrática, valores cimentados en el amor, proyecto de vida compartido y respeto por esa figura paterna a quien recordará en su edad adulta.

“Se ha comprobado, además, que el hombre que establece vínculo afectivo con el bebé no va a ser maltratador ni abusador”, añade Contreras.