Cómo proteger la salud de los niños durante la temporada de lluvias

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:17 p.m.

Las bajas temperaturas aumentan la proliferación y el contagio de virus.


Lavado de manos, uso de tapabocas, aislamiento voluntario y cuadro de vacunación al día son algunas de las recomendaciones de la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá para disminuir el contagio de enfermedades respiratorias que se incrementan con las lluvias.


Solo en esta ciudad se han registrado más de un millón de casos este año, lo que significa un aumento del 15 por ciento comparado con el 2009. Según Frida Scharf, presidenta de la Sociedad Colombiana de Otorrinolaringología Pediátrica, los niños suelen presentar entre 4 y 5 gripas anuales, pero con esta temporada de lluvias se aumentan de 6 a 8 episodios. Los padres deben estar atentos a síntomas persistentes como dificultad respiratoria, fiebre mayor a 38 grados, malestar general, irritación ocular, vómito, diarrea, dolor abdominal, hundimiento de costillas y ruidos al respirar.


Para prevenir complicaciones se recomienda proteger la boca y la nariz cuando se pasa de un sitio caluroso a uno frío, no frecuentar lugares concurridos, mantener los lugares aireados, limpios y evitar corrientes de aire. Lavar con frecuencia los juguetes de tela o peluche. A continuación, las principales molestias que se presentan en esta época y cómo manejarlas.

Efectos en nariz, garganta y oídos
Cuando el aire está demasiado frío y entra al organismo no se cumplen las funciones normales de la nariz, como son calentar, filtrar y humedecer el aire. La otorrinolaringóloga pediatra Frida Scharf dice que esto dificulta la respiración y la oxigenación.
Además, el aumento de temperaturas bajas genera proliferación de infecciones en la garganta, las adenoides, las amígdalas y el oído. Por eso, es importante cubrir la nariz del niño, hacer lavados nasales e hidratarlo.

Cuide la piel cuando llegan las lluvias
“Las bajas temperaturas hacen que las pieles sensibles se sequen más”, explica la dermatóloga Mónica Paredes. Para evitar que esto ocurra, la especialista recomienda tomar baños cortos de no más de 15 minutos con agua tibia; emplear barras limpiadoras sin detergente; aplicarse crema humectante en todo el cuerpo, mínimo una vez al día, y usar protector solar. “Los niños deben usar uno especial que sea superior a factor de protección solar 30”, dice.

Sociedad Colombiana de Pediatría sugiere:
Lactancia materna exclusiva mínimo hasta los seis meses de edad.
Cumplir con el esquema de vacunación.
Valorar periódicamente el desarrollo del pequeño para detectar tempranamente la aparición de enfermedades.
Cubrir su pecho, su nariz y su boca con una bufanda y chaqueta.
Lavar adecuadamente los alimentos, para prevenir enfermedades gastrointestinales.
Asearles las manos, para evitar la presencia de virus.