Peligro, los juguetes también pueden matar

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
febrero 28 de 2012 , 04:32 p.m.

Un juguete puede pasar de ser un objeto de entretención a ser el causante de una tragedia. Un simple muñeco o un carrito son muy peligrosos si el niño los usa en edades que no debe.Un juguete puede pasar de ser un objeto de entretención a ser el causante de una tragedia. Un simple muñeco o un carrito son muy peligrosos si el niño los usa en edades que no debe.

Los niños entre dos y tres años ya tienen habilidades para jugar solos, pero no son conscientes del riesgo que corren con algunos de sus juguetes. En cualquier momento pueden asfixiarse si se tragan un muñeco pequeño o la pieza de un rompecabezas.

Para evitar eso, hay una fórmula sencilla para diagnosticar que un juguete es peligroso y puede ocasionar ahogamiento. Simplemente, hay que pasarlo a través del tubo de un rollo de papel higiénico y si atraviesa por ahí, es demasiado pequeño para dárselo a un niño.

Pero la seguridad no es solo un aspecto físico del juguete, también se refiere a las situaciones de riesgo que el niño pueda tener por su uso inadecuado.

La elección del juguete apropiado contribuye de forma esencial a la seguridad y por eso se recomienda a los padres leer y atender los rangos de edades y etiquetas de advertencia de los empaques, así su hijo sea avanzado para su edad.

Además, los padres deben revisar periódicamente el estado de los juguetes para evaluar su deterioro y verificar si están dañados o rotos. Con esto, aseguran que ninguna punta o astilla lastimará a su hijo.

Para evitar dolores de cabeza, es mejor tener en cuenta estos consejos de seguridad con respecto a los juguetes de los niños:

:: Los juguetes con cuerdas o cordones pueden causar estrangulamiento.

:: Los juguetes eléctricos mal armados pueden provocar quemaduras. Además, deben ser usados bajo la supervisión de un adulto.

:: Los juguetes que provocan ruidos muy altos pueden perjudicar la audición del niño.

:: Si un juguete se daña, es mejor botarlo inmediatamente.

:: Cuando el niño juegue con plastilina, es mejor supervisarlo de cerca para que no se la trague.